X

El expresidente del partido, en contacto con la exgobernadora, se metió en la campaña para respaldar a Abad. Enérgica reacción de la línea Lousteau-Posse.

Por 13/08/2020 16:48

El exsenador por Mendoza y uno de los fundadores de la alianza Cambiemos, Ernesto Sanz, rompió el silencio para pronunciarse sobre la interna de la Unión Cívica Radical (UCR) bonaerense y blanquear su respaldo a la conducción oficialista de Daniel Salvador, que apuesta por la candidatura de Maximiliano Abad para liderar el Comité provincial. Además, metió el dedo en la llaga y sumó a María Eugenia Vidal al lote de dirigentes de Juntos por el Cambio (JxC) que respaldarían al oficialismo, en oposición a la propuesta que lideran Gustavo Posse y Martín Lousteau.

“He vuelto a la política nacional, a diario mantengo más de tres charlas virtuales que refieren al tema. Esto no quiere decir que quiera volver a un cargo público”, sostuvo Sanz durante una videoconferencia con referentes del radicalismo de Entre Ríos. En esa charla reconoció el diálogo con Vidal y sostuvo que la exgobernadora respalda la candidatura de Abad, referente bonaerense del mendocino expresidente del partido.

 

 

El pronunciamiento de Sanz viajó a la velocidad de la luz hacia el tándem Posse-Lousteau, que busca desbancar a Salvador. El intendente de San Isidro confía en su base en el conurbano para pelear por la jefatura partidaria y Lousteau, como contó Letra P, se inmiscuye en la elección interna para proyectarse a nivel nacional tanto como referente de la UCR como de la coalición JxC.

Sanz metió a Vidal en la contienda, pero la exgobernadora omitirá un pronunciamiento en el mediano plazo. No tomará una postura prescindente, pero tampoco hará campaña pública a favor de Abad. El radicalismo bonaerense encendió motores y la batalla por su conducción también impactará en el ring nacional de la UCR y de JxC, pero la fecha elegida para las internas -11 de octubre- pende de un hilo ante el escenario de la pandemia por coronavirus.

Mientras tanto, avanza la campaña en formato virtual: Lousteau, en la vereda opuesta a Salvador y Abad, realiza todas las semanas videoconferencias con referentes de las distintas secciones electorales. En ese raid se mueve junto a Pablo Domenechini, secretario general de la UCR bonaerense y del riñón del diputado nacional Emiliano Yacobitti, aliado de Lousteau en el espacio Evolución Radical, que vive en tensión con la jefatura partidaria nacional y con Mario Negri en el Congreso.

 

 

Desatada la interna con Sanz y Salvador, Domenichini salió a responderle al exsenador mendocino. “Es extraño que un dirigente de otro partido pueda involucrarse en la vida institucional interna de la UCR; pero que radicales pidan 'ayuda' para dirimirla no solo no corresponde, sino que es inédito. Esperamos una rectificación de Sanz”, afirmó el secretario general de la UCR bonaerense.

 

 

“Tuve un Zoom mano a mano con Vidal, hacía mucho que no hablaba con ella. Mucho. Impresionante... En el sentido de la comunidad de intereses y de visión, se va a meter de lleno a ayudarlo a Maxi (Abad), porque quiere que el radicalismo tenga liderazgo jóvenes, para que a ella le ayuden a producir un cambio y realineamientos de liderazgos dentro del PRO", dijo Sanz, según reveló Clarín.

“No nos consta y no creemos que tenga la voluntad de 'meterse de lleno en la campaña' interna. No hablaría ni bien de nosotros ni de ella. Creemos que todo JxC debe entender que hay que construir algo más grande, distinto y que corrija lo que no funcionó en el pasado”, respondió Domenichini.