X

Buscan votos para conformar la bicameral investigadora en el Congreso y nutrir de información al expediente del concurso. La resistencia dura del macrismo.

Por 06/07/2020 11:32

La estrategia que acordaron el presidente Alberto Fernández y el gobernador santafesino, Omar Perotti sobre el caso Vicentin sumó una nueva pieza en la Cámara de Diputados. Ambos buscarán rodear al juez comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, que tiene en sus manos el concurso de la cerealera y profundizarán la investigación de los movimientos de la empresa para acorralar a los directivos de la empresa. En ese despliegue, la creación de la comisión bicameral investigadora de los créditos que le otorgó el Banco Nacion ya ingresó a la Cámara de Diputados, proveniente del Senado, y fue girada a las comisiones de Legislación General, de Hacienda y Presupuesto y de Peticiones, poderes y reglamento. 

El Frente de Todos (FdT) tiene mayoría en las tres comisiones, una ventaja estratégica para el oficialismo con un tema que no cosecha tantas resistencias en aliados y algunos opositores. Así como existen divergencias más ríspidas ante el eventual envío del Ejecutivo de un proyecto para expropiar la firma, la posibilidad de investigar el caso reúne más acuerdos. Lo mismo pasa dentro del conglomerado peronista, donde el titular de la Cámara, Sergio Massa, tiene menos reparos sobre la investigación del caso que respecto a la expropiación de la empresa.

 

 

La misión de sumar voluntades, según confiaron a Letra P fuentes parlamentarias, estará en manos de tres figuras del oficialismo, que buscarán superar la línea de 129 votos para dotar a la comisión de un mayor acuerdo político. Los encargados serán Massa, el jefe del bloque del FdT, Máximo Kirchner, y la presidenta de la Comisión de Legislación General, Cecilia Moreau

La misión también incluirá al banquero y titular de Presupuesto, Carlos Heller, y a su par Mayda Cresto, que está al frente de Peticiones, Poderes y Reglamento, la comisión que será la cabecera del tratamiento. 

 

 

El tridente de negociadores combina al jefe de La Cámpora con dos dirigentes del Frente Renovador. Buscarán sortear las tensiones que surcaron el debate en el Senado, donde el oficialismo impuso su mayoría de 41 votos para aprobar un proyecto presentado por el senador por Neuquén, Oscar Parrilli, mano derecha de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner

Si el organismo prospera en ambas cámaras, se concentrará en la gestión del extitular del Banco Nación, Javier González Fraga. El economista fue imputado en febrero por el fiscal federal Gerardo Pollicita, que investiga presuntas maniobras fraudulentas e incumplimiento de los deberes de funcionario público por el otorgamiento de 18.500 millones de pesos de préstamos a Vicentin. 

 

 

Fuentes del interbloque opositor confiaron que el exfuncionario mantiene reuniones virtuales con senadores y diputados para explicarles sus argumentos sobre el caso y deslindar responsabilidades.

Los escuderos de Juntos por el Cambio ya anticiparon la posición que adoptarán. Esta semana, antes de que ingresara el expediente proveniente del Senado, el bloque opositor le envió una carta a Massa para advertirle que la votación del Senado era nula porque no contó con la aprobación de los dos tercios. El oficialismo ya rebatió ese argumento, pero es un anticipo de los esfuerzos que harán macristas, radicales y lilitos para impedir que la bicameral avance. La interpretación de los votos necesarios para poner en marcha ese cuerpo podría llegar a Tribunales. 

 

 

Entre los debates de cada comisión y las negociaciones que ya comenzaron, los tiempos se extenderán hasta agosto. El acuerdo pactado este jueves para extender el protocolo para sesionar en forma remota durante julio sólo incluirá temas tributarios, proyectos vinculados a la pandemia y aquellos que ya tienen dictámenes de comisión. La bicameral no entra en esas categorías, salvo que un nuevo acuerdo posibilite acelerar su tratamiento.