X

Lo ordenó el juez Ercolini en el marco de su investigación por el otorgamiento irregular de préstamos millonarios. Busca documentación sobre desvío de fondos.

Por 30/07/2020 17:06

La causa federal que investiga los préstamos irregulares del Banco Nación a Vicentin sumó un nuevo capítulo al producirse allanamientos en las oficinas de la cerealera en Reconquista, a pedido del juez Julián Ercolini. El operativo busca recolectar documentación sobre el posible desvío de dinero, mediante esquemas de fuga y triangulaciones. Esta misma tarde el juez del concurso preventivo recibía a los directivos y a representantes de la provincia de Santa Fe para avanzar en el fideicomiso de rescate.

La investigación federal va detrás de la posible ruta del dinero que se sospecha que armó para dejar fuera del alcance de los acreedores. El fin es determinar si se trató de una crisis autogenerada por los responsables de Vicentin SAIC con el objeto de que, una vez obtenida irregularmente la refinanciación por parte de los funcionarios del Banco Nación, no pagaran la deuda. Además, si las empresas de Vicentin Paraguay, Uruguay y Europa fueron creadas como vehículo para la fuga de capitales.

Según pudo saber Letra P, uno de los motivos sería conocer el destino de la venta de sus acciones en Renova al socio Glencore por un poco más de 122 millones de dólares, pocos días antes de su cesación de pagos en diciembre. Un comité de bancos privados, entre ellos Rabobank, Credit Agricole, ING e International Finance Corp (Banco Mundial), también han pedido información al respecto en una causa iniciada en Nueva York

 

 

A principios de julio, el fiscal federal Gerardo Pollicita pidió que se ordene la inhibición de bienes al extitular del Banco Nación durante el gobierno de Mauricio Macri, Javier González Fraga, exdirectivos y gerentes de la entidad y a directivos de Vicentin, en la causa penal que investiga la supuesta defraudación en el otorgamiento de créditos multimillonarios a esa firma por parte de la entidad bancaria.

Según el fiscal, funcionarios del banco ya sea por acción y otras por omisión, incumplieron los deberes a su cargo y perjudicaron los intereses de la entidad bancaria al otorgar irregularmente millonarios créditos en dólares. Además aclaró que se apartaron de la normativa interna que los regula, y luego omitieron ejecutar en tiempo y forma las garantías que preveían los contratos tendientes a recuperar el dinero que se adeudaba.

El vínculo entre directivos de la cerealera, como los hermanos Nardelli, y funcionarios del Nación, coo el mencionado Fraga y Carlos Castellani,  e incluso el presidente Mauricio Macri, habrían sido clave para llegar a la defraudación descrita. Vale recordar que Vicentin fue el mayor aportante de la campaña para las elecciones presidenciales. Incluso, lo sospechoso es que, ya con Macri virtualmente fuera del poder, se aceleraron los préstamos en el mes de noviembre, hasta casi uno por día.