X

Los no espiados por la AFI macrista

La lista de dirigentes de Juntos por el Cambio que no figuran en el listado del juez. Macri, Carrió, Peña, Garavano y más. En busca del autor intelectual.

Por 11/07/2020 12:53

Un análisis de lo conocido hasta el momento sobre la causa en la que se investiga la hipótesis de la existencia de una red ilegal de espionaje con fines políticos aporta un dato interesante que acaso ofrezca pistas sobre posibles autorías intelectuales de los presuntos hechos que se tramitan en el fuero federal de Lomas de Zamora. En ese expediente ya fueron detenidas e indagadas varias personas. Entre ellas, sobresale Susana Martinengo, exfuncionaria cercana al expresidente Mauricio Macri.

La lista de espiados incluye a Cristina Fernández de Kirchner, Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Pablo y Hugo Moyano, el periodista Hugo Alconada Mon y el exintendente de La Plata Pablo Bruera, entre otros. Hasta acá, algunos de los datos conocidos publicados por Letra P. Pero, ¿quiénes figuran (hasta el momento) en la lista de no espiados?

 

8 y 5. Majdalani y Arriba, cabezas de la AFI amarilla.

 

A la cabeza de esa nómina aparece el propio Macri, sospechado de ser el autor ideológico de la red de espionaje ilegal. Debajo del expresidente, los extitulares de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalini, quienes fueron citados a indagatoria por el juez Juan Pablo Augé luego del pedido que hizo la fiscal María Cecilia Incardona. Arribas fue citado para concurrir al juzgado federal N°2 de Lomas de Zamora el lunes próximo, 13 de julio. Majdalani deberá concurrir este domingo, 12 de julio.

Otro exintegrante de la plana mayor del gobierno de Juntos por el Cambio que no aparece entre los intrusados es el exjefe de Gabinete Marcos Peña. Sin embargo, aparecieron indicios de aceitados contactos entre espías y un exfuncionario de su extrema confianza.

 

El Tano. Con Macri, Angelici, monje negro en todas las sombras.

 

Tampoco están en la lista de espiados Elisa Carrió; el exministro de Justicia Germán Garavano y el exdirigente de fútbol Daniel Angelici. Sobre este último hay evidencias de que exagentes de inteligencia con altos cargos en la AFI fueron designados por su lobby ante Macri. El caso más encumbrado es el de Juan Sebastián “El Enano” Destéfano, señalado como el autor material de la extorsión al juez de Garantías de Avellaneda Luis Carzoglio para obligarlo a que encarcelara a los Moyano.

PATO Y LAWFARE. Otra de las ausencias llamativas en esta causa es la de Patricia Bullrich, exministra de Seguridad y actual presidenta del PRO, quien figura en otra causa como una de las facilitadoras de maniobras ilegales. Se trata del expediente que tramita en la justicia federal de Dolores a cargo del juez Alejo Ramos Padilla, quien ordenó la detención y procesó al falso abogado y exagente de inteligencia Marcelo D’Alessio. El avance de este expediente preocupa al macrismo. Tal como informó Letra P, en esa causa parece estar la llave legal para que pueda demostrarse parcialmente el armado de causas en Comodoro Py como método de disciplinamiento para políticos, jueces y empresarios argentinos que se atrevieron enfrentar o cuestionar al macrismo y sus políticas.

 

 

La mayoría de esas causas es impulsada por el fiscal Carlos Stonerlli, declarado en rebeldía -fue llamado a declarar en varias ocasiones. Algunos indicios indican que Stornelli se valía de notas publicadas por los periodistas Daniel Santoro, Gustavo Grabia, Nicolás Wiñazki, Rolando Graña, Luis Majul y Jorge Lanata, entre otros, para iniciar investigaciones de oficio. Hay fuertes indicios de que esos artículos periodísticos se construyeron a partir de la información que el espía D’Alessio les aportaba a los comunicadores.

Para confirmar o descartar esa hipótesis, la Comisión Provincia por la Memoria (CPM) emitió cuatro informes que son de acceso público y, hasta el momento, confirma la maniobra mencionada.

LA TRAMA BONAERENSE. La exgobernadora María Eugenia Vidal y su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, aparecen con roles duales en esta trama. Ambos fueron víctimas de espionaje por parte de la AFI macrista cuando estuvieron al frente de la gestión.

 

De los dos lados. Ritondo y Vidal, espiados por la AFI macrista pero comprometidos en la trama bonaerense del espionaje.

 

Sin embargo, figuran como potenciales espiadores en otra investigación penal que tramita en la Unidad Funcional de Instrucción 15 de La Plata, en la que fueron imputados el extitular de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad Guillermo Berra y una abogada. El exfuncionario recibía órdenes directas de Ritondo, quien, a su vez, sólo acataba las decisiones políticas y de gestión de Vidal.

La fiscal Cecilia Corfield consideró que Berra y la abogada Rosario Sardiña obtuvieron “información y almacenaron datos sobre personas físicas y jurídicas que nada tienen que ver con la esfera de contralor administrativo de la fuerza de seguridad provincial”.Y que, "para llevar adelante las tareas de investigación, recopilación y almacenamiento de información tanto pública como privada, hicieron uso de servicios pagos por la administración pública provincial, en algunos casos en provecho propio y en otros, de terceros, que aún no han sido identificados”, según consignó en el escrito en el que los citó a indagatoria.

Otro que es ubicado en el ojo de la tormenta es el procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, quien fue denunciado por el fiscal general de Lomas de Zamora, Enrique Ferrari. El jefe de los fiscales provinciales fue acusado de armar causas contra dirigentes políticos y gremiales a través de una UFI de Delitos Complejos de ese departamento judicial.