X

Denuncia penal contra el procurador Conte Grand por espionaje ilegal

El fiscal general de Lomas de Zamora hizo la presentación en el juzgado de Villena. Lo acusa de espiar ilegalmente, armar causas y presionar a jueces.

Por 22/06/2020 12:00

Enrique Bernardo Ferrari, fiscal general de Lomas de Zamora, denunció penalmente al procurador general de la provincia de Buenos Aires, Julio Marcelo Conte Grand, por actividades de espionaje ilegal, armado de causas y presiones a jueces para encarcelar a rivales políticos y gremiales del exgobierno de Cambiemos. La denuncia a la que accedió Letra P fue presentada en la mañana de este lunes 22 de junio en el juzgado federal de Lomas de Zamora a cargo de Federico Villena, donde está radicada una de las causas por espionaje ilegal de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el gobierno Mauricio Macri.

El documento judicial incluye una descripción detallada de las posibles pruebas que sostiene la denuncia, según la cual se presupone que hubo espionaje ilegal y presiones a jueces por parte de fiscales y espías, todo con conocimiento del titular del Ministerio Público bonaerense. Esa es la línea que pide investigar Ferrari.

En el escrito se lee que “el Fiscal General Adjunto” de Lomas de Zamora, Sebastián Scalera, el fiscal Pablo Rossi y sus secretarios, a través de la Unidad de Coordinación de Delitos Complejos y Crimen Organizado de la Fiscalía General de Lomas de Zamora, habrían “iniciado investigaciones con objeto de inclinarlas a sus intereses políticos”, para “perseguir a políticos, sindicalistas, magistrados y funcionarios, (doctrina de Lawfare), entre otros, en donde han participado funcionarios de la Agencia Federal de Investigaciones de manera cuanto menos irregular”, en consonancia con lo denunciado por diferentes magistrados de Lomas de Zamora como Luis Carzoglio y Gabriel Vitale.

 

 

Esta denuncia tiene su génesis a principios de 2020 cuando comenzaron a recibirse denuncias contra los fiscales Scalera, Rossi y los secretarios de ambos, por mal desempeño y sus relaciones con agentes de inteligencia que se daban en el seno de la Unidad de Coordinación de Delitos Complejos y Crimen Organizado de la Fiscalía General de Lomas de Zamora. Allí también concurrían agentes del Ministerio de Seguridad de la Nación que respondían a Patricia Bullrich.

Ante este panorama, el Fiscal General disolvió esa unidad judicial y distribuyó las causas en trámite “entre los fiscales naturales que les hubiera correspondido llevar adelante tales pesquisas y transparentar el trabajo cotidiano del centenar de trabajadores judiciales que con esfuerzo y perseverancia llevan adelante la Administración de justicia”, según se desprende de la denuncia.

Todas estas maniobras entre los fiscales y sus secretarios en consonancia con agentes de inteligencia ligados a la AFI, “ligados al (ex) Presidente de Boca Juniors”, Daniel Angelici, fueron puestas en conocimiento del Procurador General Conte Grand y de la Suprema Corte provincial, pero ante la falta de respuestas, la situación fue oficialmente denunciada en la causa que tramita en el fuero Federal de Lomas de Zamora.

 

 

En esta presentación también se dan nombres de espías. En esa lista se anotan el exdirector de Asuntos Jurídicos de la AFI Juan Sebastián De Stéfano, quien fue uno de los agentes a los que el juez Carzoglio acusó de un apriete para detener al dirigente sindical Pablo Moyano; el exdirector de Finanzas de la AFI, Fernando Di Pasquale; Fernando “El Chino” Cornes, del área de Inteligencia del Ministerio de Seguridad, vinculado con Gerardo Millman, funcionario de primera línea de esa cartera y dirigente del GEN en Avellaneda. Cabe aclarar que a Millman, hasta el momento, no lo señalan en ninguna actividad irregular, aunque era la terminal política de uno de los agentes del ministerio donde trabajó bajo el ala de la actual titular de la Mesa Nacional del PRO.

Sobre el cierre de la presentación judicial, el denunciante informa a las autoridades judiciales del fuero Federal de Lomas de Zamora que en el fuero Penal de La Plata tramita otro expediente en el que se investiga “la violación a la Ley de Inteligencia Nacional, la cual podría servir a los efectos de clarificar el ‘modus operadi’ de la investigación”. Se trata de la causa por espionaje que tiene en la mira a la exgobernadora María Eugenia Vidal y a su exministro de Seguridad Cristian Ritondo.