13|10|2021

Agroexportadoras en la pandemia: embarques récord y una deuda millonaria

07 de mayo de 2020

07 de mayo de 2020

En 2020, Puerto Quequén ya movió 2,5 millones de toneladas de granos, el índice más alto de su historia. Pero las cerealeras que allí operan deben tasas por más de $120 M. El FdT, busca que paguen.

“El mejor primer cuatrimestre de todos los tiempos”. A contrapelo del vaticinio de una “drástica reducción” del comercio exterior que acompañó en enero último el furor lobbista de las cámaras agroexportadoras contra el impuesto a los servicios portuarios de la ley impositiva de Axel Kicillof, en el Puerto Quequén –de perfil netamente cerealero- dieron cuenta del arranque de año más exitoso de su historia, coronavirus mediante. Con un acumulado anual que ya superó las 2,5 millones de toneladas, predominaron los embarques de trigo (con más de 900 mil toneladas), seguido por cebada y soja.

 

Allí, la actividad no solo no frenó por la pandemia sino que se incrementó por factores como la gran bajante del río Paraná, que acentuó las cargas de granos en los puertos bonaerenses. A la cabeza del ranking de exportadoras con base de operaciones en Quequén aparece la gigante COFCO (ex Nidera), seguida por otra grande del agrobusiness, como Bunge. Además, en el top ten aparecen pulpos de la talla de Cargill, CHS y Oleaginosa Moreno, controlada por Glencore, multinacional suiza socia de Vicentín en la firma Renova.
 

 


Pero ese contexto de embarques récord no va en sintonía con los aportes al municipio en el que operan. En Necochea, el bloque de concejales del Frente de Todos presentó un proyecto para crear una comisión tendiente a resolver la deuda de las agroexportadoras con la comuna en concepto de la extinta tasa portuaria. “En diciembre de 2019, la deuda superaba los $120 millones. Hoy debe ser mayor por los intereses que corrieron”, dijo en diálogo con Letra P el jefe de la bancada de Todos en el deliberativo local, Diego López Rodríguez.

 

La tasa en cuestión, instaurada en 2014 con el fin de financiar obras en la ciudad, fue resistida desde el inicio por las grandes empresas que operan en el puerto. Ya en la era Cambiemos, el pedido de derogación del tributo fue impulsado desde la alianza. Finalmente, el Concejo la desactivó.

 

Pero quedó la deuda: “No se cobró un peso de esa tasa, salvo por dos cerealeras chicas”, detalló López Rodríguez. Y recordó que la gestión municipal anterior a cargo de Facundo López (Frente Renovador) comenzó a liquidar esa deuda. Ahí, se disparó el derrotero judicial: “El Juzgado de Primera Instancia que entendió en la causa respaldó al Municipio y se embargaron cuentas por sumas astronómicas. Las agroexportadoras, a través de las cámaras del sector, interpusieron una declaración de inconstitucionalidad que terminó en la Cámara de Apelaciones, la cual dio una medida cautelar a favor de las cerealeras para que no sigan los juicios de apremio”.
 

 


Con el caso judicializado, el proyecto que ahora presenta el bloque del Frente de Todos busca generar el ámbito para alcanzar una salida consensuada a fin de dotar rápido de recursos a la comuna en el presente crítico. “Crear un comité en el que el intendente y cada sector político se sienten en una mesa con las empresas y podamos decir que es tiempo de colaborar y poner el hombro ante la crisis que sufre el pueblo a partir de la pandemia”, dijo López Rodríguez.

 

Subraya, además, que las agroexportadoras no dejaron de trabajar en la cuarentena, por lo que pagar lo que deben hace dos años "no es tan gravoso" para los deudores. "Es una cuestión de responsabilidad social -dije el dirigente político-. No importa si es tarde, con más o menos intereses, es colaborar con el municipio. No se les pide que donen, sino que paguen lo que deben porque la gente no da más”.

 

Consultado sobre cuál considera que será la recepción a esta iniciativa por parte del actual intendente de Necochea, Arturo Rojas, quien supo presidir el consorcio del Puerto Quequén y, como concejal, en 2017 promovió la derogación de la tasa portuaria, López Rodríguez sostuvo: “No salimos a acusar a nadie porque no es la intención. Pero al intendente este proyecto le tiene que servir porque, si no era por la ayuda financiera de la Provincia, este mes no podía pagar los sueldos de los municipales”.

 

El trigo fue predominante en los embarques récord del arranque del 2020 (Fuente: Puerto Quequén).


Al subrayar que las cerealeras que operan en el puerto “directamente no pagan ninguna tasa municipal” en la actualidad, el concejal del Frente de Todos se mostró “a favor de que las empresas agroexportadoras colaboren con la economía del municipio”. Así, a pesar de la judicialización de la tasa desactivada, el edil imagina la posibilidad de un nuevo intento bajo un esquema de tasa ambiental, como se aplica en el puerto de Bahía Blanca.

 

GANADORAS SIN DERRAME. Mientras sectores de la política doméstica buscan que paguen sus deudas para paliar las complicaciones del municipio en el que operan, las grandes agroexportadoras aún no dieron señales de derrame de la bonanza que tuvieron en el arranque de 2020.



Datos relativos al primer trimestre. En abril se acentuaron los embarques, cerrando un cuatrimestre récord (Fuente: Puerto Quequén).

 


La mayor operatoria de este complejo portuario fue de COFCO International. La multinacional cerealera de capitales chinos que absorbió a Nidera y que en 2019 acaparó un cuarto del total de movimientos en Puerto Quequén, sigue al frente en el primer cuatrimestre de 2020, con 461.410 toneladas de granos embarcados. El grueso de las operaciones de COFCO en este periodo tuvo que ver con el trigo (más de 255 mil toneladas), seguida de cebada forrajera (128 mil toneladas) y soja (más de 47 mil toneladas).

 

La posición líder de este gigante en este puerto se acentuó al materializar en 2016 la terminal Sitio 0 -inaugurada por el entonces ministro de Transporte Guillermo Dietrich- en la que confluyen con CHS, la cooperativa agrícola más grande de EE.UU. y que en Argentina es comandada por Ignacio María Bosch, miembro de un linaje con fuerte raigambre en casilleros de Agroindustria en la era Cambiemos, como contó Letra P. En los primeros cuatro meses de 2020, CHS tuvo su mejor performance de este lapso desde que opera en Quequén: movilizó 165.978 toneladas, en su gran mayoría de trigo.
 

 


Otro crecimiento exponencial en tiempos de pandemia lo tuvo Bunge Argentina S.A. En el primer cuatrimestre de 2019, movilizó poco más de 150 mil toneladas. En 2020, estuvo cerca de las 400 mil. También en este caso el trigo fue predominante, con más de 205 mil toneladas. Por su lado, Cargill operó trigo en pleno: 107.371 toneladas. Oleaginosa Moreno (Glencore), en tanto, tuvo su mejor primer cuatrimestre, operando más de 222 mil toneladas.