X

“El Estado va a ser la clave de la recuperación del sector productivo”

El ministro de Economía porteño destaca la foto Fernández-Larreta por la deuda, pero dice que sería "ideal" evitar un default. Confirma freno de obras y una caída "histórica" de la recaudación.

Por 26/04/2020 10:33

A pocas horas del envío a la Legislatura del proyecto para declarar la emergencia económica en la Ciudad de Buenos Aires, el ministro de Hacienda y Finanzas porteño, Martín Mura, confirmó que la recaudación porteña cayó un 40% en marzo en comparación con febrero. "Es consecuencia del parate de la economía. El Estado va a poner todas sus herramientas para ayudar al sector productivo a salir de esta situación", adelantó en diálogo con Letra P.

Además, Mura remarcó que la Ciudad paralizará la mayor parte de las obras públicas y que le reasignación de partidas será destinada a los ministerios de Salud y Desarrollo Social, cuya gestión quedó afectada únicamente a la pandemia. "Con los pocos recursos que tenemos nos vamos a enfocar en fortalecer las áreas esenciales, garantizar el pago de salarios, el cuidado del espacio público y la recolección de residuos", agregó.

"Sería idea llegar a un acuerdo. No creo que a la Argentina le convenga ir a un default", sostuvo sobre la oferta del Gobierno para renegociar la deuda externa.

 

BIO. Nació el 24 de marzo de 1976 en General Roca (Río Negro). Es contador público (UNLP). Fue director general de Planeamiento y Presupuesto del Ministerio de Salud de la Ciudad entre diciembre 2007 y febrero 2010. Desde diciembre de 2015 es ministro de Hacienda y Finanzas del Gobierno de la Ciudad y trabaja desde hace 20 años con Horacio Rodríguez Larreta

 

-¿Qué le pareció la foto de Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta en Olivos?

-Muestra qué está pasando en la Argentina, donde todos tenemos que estar uniendo fuerzas para salir de esta situación en la que nos encontramos. Muestra a la Argentina unida para salir adelante.

-¿Qué lectura hace de la oferta a los acreedores extranjeros?

-Habrá conversaciones y seguirá la negociación. Lo ideal sería poder llegar a un acuerdo. No creo que a la Argentina le convenga ir a un default.

 

 

-¿Conocían los detalles antes de la presentación?

-No los conocíamos. Cuando Martín Guzmán hace la presentación tampoco brinda demasiados detalles, ya que faltaba la aprobación de la SEC de los bonos que se iban a emitir. Lo que había era una generalidad respecto de la oferta.

-¿Había otro camino para renegociar la deuda?

-Los que están comandando esta negociación plantearon esta situación y este mecanismo. Son ellos los que tienen que comandarla y es lo que corresponde. No conozco la situación tan específica como para opinar si había o no alguna otra alternativa.

"Las obras vinculadas al ferrocarril San Martin están en revisión y probablemente empiecen más tarde de lo que teníamos previsto en el plan de gobierno 2020."

-Con la emergencia se acentúo el pedido de asistencia al Estado ¿Cómo imagina el equilibrio futuro entre Estado y mercado?

-Esta pandemia nos pone en la situación de tener que asistir a áreas esenciales del gobierno e incrementar fuertemente su presupuesto y, por otro lado, tenemos una caída de la recaudación en valores históricos. Esto mismo le está pasando al sector privado. La caída de la recaudación nuestra es consecuencia del parate de la economía. Mucho va a depender de lo largo que sea este parate y de la inteligencia que podamos ponerle a la salida de esta crisis.

-¿Qué rol va a tomar el gobierno para salir de esta crisis?

-El Estado va a tener que ayudar a que la salida sea lo más ordenada posibl,e con el menor costo de empleabilidad posible y utilizando todos los instrumentos que tenga a su alcance. Ayudando con moratorias a los que se cayeron, dando préstamos desde los bancos para que puedan arrancar y formar de nuevo su capital de trabajo. El Estado va a ser la clave de la recuperación del sector productivo, utilizando las herramientas que tiene a su alcance para ponerlas a su servicio y ayudarlo a salir rápidamente de la situación en la que se encuentra.

 

 

-¿Cuanto cayó la recaudación?

-La caída es histórica en marzo y supera en un 40% a la de febrero. Con lo cual nosotros lo que tenemos que empezar a trabajar es, con los pocos recursos que tenemos, en fortalecer las áreas esenciales, buscar garantizar el pago de salarios y el mantenimiento de servicios mínimos que tiene que prestar el gobierno, como el cuidado del espacio público y la recolección de residuos.

-¿Qué obras se pospondrán?

-Tendremos que ir viendo qué cosas dejamos de hacer. Las obras van a ser una, el nivel de mantenimiento será otro. Habrá cosas que este año no podemos hacer. Aún no sabemos cuáles, ahora vienen las decisiones para ver qué dejamos de hacer para hacer lo que la emergencia hoy nos obliga a hacer.

-¿Alguna específica?

-Las obras vinculadas al ferrocarril San Martin están en revisión y probablemente empiecen más tarde de lo que teníamos previsto en el plan de gobierno 2020.

 

 

-¿Qué cambia con la ley de emergencia en torno a contratos y pagos a proveedores?

-No tiene que ver con pagar o no pagar, sino con el alcance de las contrataciones hoy vigentes y las que vamos a requerir en un futuro. Entramos a la pandemia con un nivel de recaudación y la posibilidad de pagar ciertos contratos con determinado alcance y cuando salgamos, vamos a estar en otro contexto. Vamos a tener que adecuar el gasto a la nueva realidad.

-¿Pero qué es lo que va a cambiar?

-Para que no haya un nivel de gastos que el gobierno no pueda pagar nos vamos a tener que sentar con los proveedores a ver cómo reorganizamos las prestaciones de los servicios. Para no tener que perjudicar las cuentas públicas con déficit que no se puedan financiar ni tampoco ir al otro extremo de no poder pagarle a los proveedores y perjudicar a sus empresas o prestaciones. Tenemos que encontrar un punto intermedio para avanzar y, a medida que la economía y la recaudación vuelvan a sus niveles, vamos a tener que ir viendo cómo readecuamos los contratos.

Entramos a la pandemia con un nivel de recaudación y cuando salgamos, vamos a estar en otro contexto. Vamos a tener que adecuar el gasto a la nueva realidad."

-En términos administrativos, ¿que cambia con este reordenamiento?

-Ahora solicitamos a la Legislatura una mayor flexibilidad para reasignar partidas. Como no vamos a anunciar obras nuevas, los vamos a reasignar a áreas esenciales u otras áreas que lo precisen. Esto permite renegociar contratos, contar con algunos recursos que en condicionas normales tenían afectación específica.

-¿Y qué se consigue con eso?

-Se logra que la afectación no sea tal y podamos tener esos fondos en una única cuenta para la asistencia. Además, nos permite mediante incentivos fiscales conseguir adelantamiento de impuestos en aquellos sectores que estén más líquidos y puedan adelantar impuestos futuros. Y, de esta manera, contar con los recursos hoy para fortalecer al sistema sanitario.