X

“Se terminaron las diferencias políticas de la famosa grieta, estamos construyendo nuevas relaciones”

La vicegobernadora bonaerense afirma que el mensaje se ha comprendido “de punta a punta” en el espectro político. El sistema de salud, la relación con los intendentes y la ruptura de la cuarentena.

La vicegobernadora bonaerense afirma que el mensaje se ha comprendido “de punta a punta” en el espectro político. El sistema de salud, la relación con los intendentes y la ruptura de la cuarentena.

Por 31/03/2020 18:22

La vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, acaba de terminar una rueda de videoconferencia con senadores y senadoras provinciales del Frente de Todos. Hicieron un relevamiento por secciones electores sobre cómo se están aplicando las medidas de la Nación y la Provincia para evitar la propagación del coronavirus en el territorio. La expansión de la pandemia y la cuarentena obligatoria forzó también a cambiar los modos de trabajo del sistema político. “Cuando es imprescindible salir, salimos. Lo que podemos lo solucionamos por teléfono o por teleconferencia”, relata a Letra P al finalizar un día donde la atención se posó sobre el fluido tránsito de personas en el conurbano. Magario reconoce el problema y explica el porqué. Y analiza hasta cuándo resistirá el sistema de salud, el rol que deben tener los intendentes, las medidas urgentes y el nuevo vínculo oficialismo-oposición en tiempos de aislamiento que podría poner fin a la grieta.

 

BIO. 50 años. Es madre de dos hijos, exintendenta de La Matanza. Comenzó a trabajar formalmente en política de la mano del ex vicegobernador Alberto Balestrini en la década del noventa. En 2002, fue designada al frente de la Unidad Ejecutora del Programa Jefes y Jefas de Hogares. En 2006, asumió como vicejefa del gabinete matancero que conducía Fernando Espinoza. En 2011, fue elegida concejal y presidió el recinto hasta que en 2013 juró como diputada nacional por el Frente para la Victoria. En 2015 renunció a la banca tras ser electa intendenta de La Matanza. Desde octubre es vicegobernadora de Buenos Aires.

 

-¿Qué tan difícil es atender la pandemia con el sistema de salud bonaerense?

-El sistema se deterioró en los últimos 4 años.  El ministro de salud (Daniel Gollán) fue claro: ‘tenemos 84 hospitales que tienen hermosas guardias pero están deteriorados en sus servicios’, ese es el ejemplo de cómo se encuentra. Es cierto que nos agarra en una situación compleja, si el sistema de salud estuviera en otras condiciones podríamos enfrentarlo distinto como lo está haciendo la Ciudad. Porque en esta situación del coronavirus también es importante un sistema de ambulancia o médicos trasladándose para que la gente no se desplace.

-¿Y el SAME?

-Empezó sostenido por la provincia de Buenos Aires y hoy los intendentes no lo pueden sostener. Hay infinidad de casos que le están pidiendo a la provincia que sostengamos el servicio de SAME. Esto complica todavía más el presupuesto de salud.

-¿Y cómo se le lleva tranquilidad a la población en este contexto?

-Hay una estrategia nacional. Se ha conformado el Comité de Emergencia que funciona para ponerse al frente y coordinar todas las estrategias. Se subsidia y sostiene todo lo que hay que instrumentar y se incorporó al sistema privado de salud. Estamos todos trabajando juntos. No hay más sistema de salud público y privado. Ahora empieza a organizarse y se generar una única estructuración de camas por ejemplo. 

-¿Cómo se está trabajando con los intendentes?

-Les estamos pidiendo, y se están empezando a ejecutar, los comité de emergencia municipal. Integran a todo el mundo, estamos pidiendo que participe la oposición, empresarios, la comunidad en su conjunto. Los municipios también tienen los comités de Salud, Social y de Seguridad.
 


-¿La Provincia va a estar preparada para enfrentar el pico de contagio?

-Hay una serie de protocolos que se están cumpliendo, que es prepararnos a tener las camas suficientes de internación y de aislamiento para lo que pueda venir. La cuarentena nos favoreció para poder preparar el sistema sanitario. Le pedimos a la gente que ante cualquier síntoma llame al 148 o al 107 que también está funcionando en algunos municipios.

-¿No habrá faltantes de camas?

-Hay tres tipos de camas que hay que preparar, la cama crítica que es la de terapia intensiva, las camas de internación que son con respiradores y finalmente las camas leves que serían de aislamiento social.

-¿Las camas de aislamiento social son las que activarán los municipios?

-Estamos trabajando fuertemente en el conurbano para conseguir clubes, que nos permitan el funcionamiento de las camas leves. En esto están trabajando los intendentes y también en tema de conformar las camas de internación y camas críticas en los distritos con el sector privado. La participación de los intendentes en esta pandemia es esencial.
 

 

-¿Por qué es difícil respetar el aislamiento en el conurbano?

-Sucede que los cajeros están en el centro de las localidades y hay ciudades como por ejemplo Laferrere que tiene los cajeros en el centro y donde viven 450 mil habitantes. Entonces frente a la desesperación hay un aglomerado importante. Estamos tratando de que los adultos no vayan a los cajeros, que sean familiares cercanos.

-A nivel político ¿es el fin de la grieta?

-Este virus viene a cambiarnos la vida y el comportamiento a los argentinos. Estamos todos construyendo una relación nueva, frente a un enemigo invisible se terminaron las diferencias políticas de la famosa grieta. La mejor batalla que le podemos dar es todos unidos y ese mensaje se ha comprendido de punta a punta.

-¿Cómo se sostiene el parate económico?

-Con todas las asignaciones que se han complementado. Le da dinero en efectivo a los sectores más postergados para seguir moviéndose y pudiendo comprar en los negocios de su barrio. El otro tema es la llegada de alimentos de manera rápida. Por eso se decidió que el ejercito y las tres fuerzas de armadas fuertes tengan una tarea humanitaria para colaborar con la llegada de alimentos y en este sentido el ejército ya se está moviendo en el conurbano. También estamos trabajando con cada municipio en la provisión de garrafas para los lugares donde no hay gas.