X

Ambos mandaron a sus ministros de Seguridad a remarcar la "inflexibilidad" ante quienes violen el aislamiento obligatorio. "No habrá detenidos, pero sí causas penales", aclaró Frederic.

Redacción 21/03/2020 9:12

El presidente Alberto Fernández y el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, trabajan en conjunto para remarcar la "inflexibilidad" ante quienes rompen el pedido, vía decreto, de cuarentena obligatoria para evitar la propagación del coronavirus. A 24 horas del comienzo del aislamiento obligatorio, ambos gobernantes sacaron a sus ministros de Seguridad a remarcar que se reforzarán los controles de seguridad en la calle y la decisión de penalizar a quienes esquivan no cumplen la reclusión.

"Van a aumentar los controles, a partir del día de hoy vamos a ser más inflexibles, como pide el Presidente", señaló la ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic. Según la funcionaria, esto implica el movimiento de las fuerzas federales "junto con la Policía de la Ciudad de Buenos Aires", que responde a las órdenes políticas de Rodríguez Larreta y su ministro de Seguridad, Diego Santilli.

 

 

"Hasta el día de ayer creo que habían 200 personas (denunciadas), yo creo que es poca gente, debería haber más. No vamos a tener detenidos, pero sí vamos a tener causas penales", precisó Frederic en diálogo con CNN Radio.

En línea con su par nacional, Santilli remarcó: "Vamos a aumentar los controles de seguridad para que se cumpla la cuarentena". “La primera evaluación de la cuarentena es muy positiva. En el primer día de cuarentena hubo 95% menos de gente en el subte y 77% en el transporte en general”, agregó, en diálogo con la misma emisora.

 

 

Además, en la entrevista con el peridista Ignacio Girón, el vicejefe de Gobierno adelantó: “En la ciudad también vamos a aumentar los controles de seguridad para que la gente cumpla la cuarentena".

"Hay 32 personas puestas a disposición de la Justicia por no cumplir la cuarentena”, concluyó.