X

Alimenticias garantizan abastecimiento y precios y extreman controles antivirus

En la reunión con Comercio, la Copal llevó tranquilidad por la producción y recogió el pedido de frenar la escalada. Alerta por la salud de empleados: un solo infectado podría apagar una fábrica.

En la reunión con Comercio, la Copal llevó tranquilidad por la producción y recogió el pedido de frenar la escalada. Alerta por la salud de empleados: un solo infectado podría apagar una fábrica.

Por 16/03/2020 19:06

Fue la última reunión multitudinaria entre el Gobierno y los CEO: un tema delicado, como el de la provisión de insumos básicos. Más de veinte directivos de la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal) almorzaron con la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, y la responsable de Defensa del Consumidor, Laura Goldberg. "A veces, es mejor pecar por más que por menos", fue la frase de Español para sintetizar la idea que quedó en la mesa. También advirtieron la necesidad de aplicar cuidados extremos a los trabajadores de las fábricas, para evitar contagios por el coronavirus. Es que, si llegase a a haber un infectado, la planta debe cerrarse generando un problema operativo serio. 

Como pocas veces en los últimos tiempos, la entidad que comanda Daniel Funes de Rioja coincidió en todos los objetivos planteados por Español y, además, se comprometió a garantizar la provisión de alimentos y bebidas. Los funcionarios pidieron que no se toquen los precios y también hubo coincidencia allí. 

 

Kulfas y la secretaria Paula Español. Buen diálogo con los CEO en la crisis. 


"Esto es un plan por estos 15 días de emergencia", dijo a Letra P uno de los presentes, y agregó: "Vamos a colaborar en todo". Los empresarios contaron que está habiendo mucha demanda de productos esenciales, pero que las ventas no están aumentando en general. Es que, entienden, lo que se vende en los supermercados se compensa con lo que no se vende en otros sectores de la economía que quedan cerrados. 

 

 

Español les garantizó a los empresarios dos cuestiones de fondo. La primera es que, más allá del cierre de fronteras y aeropuertos, habrá importaciones de insumos sin trabas; lo segundo, que el Gobierno está analizando créditos blandos para capital de trabajo, como una especie de compensación por las pérdidas.

Por último, también se repasaron casos de cómo están manejando la crisis algunas alimenticias con sede en Europa, para repetir los protocolos.