23|11|2021

El PJ bonaerense, cabeza de playa del subcomandante Máximo

21 de diciembre de 2020

21 de diciembre de 2020

El kirchnerismo va por más: La Cámpora busca la conducción del partido como plataforma para 2021. Intendentes se pintan la cara y prometen resistir. El faltazo.

El kirchnerismo es la pata más robusta del frente de gobierno y quiere hacer valer su capital. Y va por más. En el umbral de otro complejo ajedrez por el reparto de poder en las listas legislativas de 2021, el heredero de Cristina Fernández de Kirchner eligió una cabeza de playa para su plan de ocupación: el subcomandante Máximo Kirchner va por la conquista del PJ bonaerense. El plan es encabezado por Eduardo de Pedro, miembro de la primera línea del gabinete de Alberto Fernández, el presidente incómodo.

 

En tierra firme, los intendentes peronistas, actuales soberanos del partido, se pertrechan y avisan que resistirán. “La diferencia con 2014 es que, esta vez, vamos a plantarnos. No estamos de acuerdo con esa decisión”, le dijo a Letra P un jefe comunal del conurbano afiliado al PJ. Con la guerra declarada, ya movieron tropas: un grupo del conurbano pegó el faltazo al encuentro del viernes en La Plata. Si se les pregunta por qué, las razones serán personales y variadas, pero este medio supo que se pusieron de acuerdo en señal de protesta.

 

Desde hace un tiempo, subterráneamente se viene hablando de la posibilidad de que el diputado Kirchner, que ocupa una banca por la provincia de Buenos Aires, sea el presidente del PJ bonaerense en espejo con el ofrecimiento realizado en el orden nacional al jefe de Estado. Sin embargo, la concreción es más difícil porque, a nivel provincial, el PJ tiene autoridades firmes hasta diciembre de 2021. Actualmente, está presidido por el intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, y el vicepresidente es Fernando Gray, jefe comunal de Esteban Echevarría. Es una presidencia rotativa que dura un año y que por estos días debía cambiar de mando. Para que Máximo K. llegue a la presidencia partidaria, debería renunciar la mitad más una de las autoridades. Parece poco probable que suceda. 

Intendentes consultados por Letra P reniegan de la avanzada de La Cámpora: “Es una disputa por territorio, pero ahora nosotros vamos a resistir”, plantó bandera uno que gobierna un populoso distrito del conurbano. En el sector esgrimen que La Cámpora apenas tiene un puñado de intendentes, un poder que no alcanza para mover la actual composición partidaria. Las miradas van todas dirigidas al ministro del Interior, autor intelectual de la jugada.  

Los jefes comunales controlan las ramas de consejeros por secciones. También dicen tener el apoyo del consejo gremial que se referencia en Pablo Moyano y que, si quisieran renovar autoridades, debería hacerse también en los 135 distritos. 

 

Las listas de Todos

La avanzada de La Cámpora golpea también futuras negociaciones. “A partir de ahora, se va a discutir todo: el PJ, la Federación Argentina de Municipios (FAM) y las listas”, afirma una fuente con diálogo fluido en el PJ bonaerense. El intendentismo sabe que cualquier avanzada sobre el partido tendría correlato en el armado de las listas legislativas 2021, donde pone en juego muchas bancas. 

Un diputado K reconoció a este medio la interna que se viene y cruzó con dureza a la conducción partidaria. “Quizá el mecanismo para cambiar las autoridades no sea el mejor, pero cuando éramos oposición le votaron todas las leyes a (María Eugenia) Vidal. Es lo mismo que estén o no”, acusó. 

 


Faltazo

Los intendentes, que por el momento no hacen pública su posición, ya mandaron un mensaje que revela la firmeza con la que resistirán el embate. Fue el viernes, durante el acto en el Estadio Ciudad de La Plata Diego Armando Maradona en el que Cristina Fernández de Kirchner volvió a marcar la cancha al pedirles a ministros, legisladores y otros funcionarios que temen tomar decisiones que se busquen “otro laburo”: pegaron un faltazo colectivo. Pese al volumen del acto, con la presencia de las máximas autoridades de las tres patas de la alianza, no estuvieron Juan José Mussi (Berazategui), Menéndez (Merlo), Gray (Esteban Echevarría - vicepresidente del PJ), Mario Ishii (José C.Paz) ni Alberto Descalzo (Ituzaingó).

Mientras tanto, el gobernador Axel Kicillof se mantiene fuera de este cuadrilátero. Como contó Letra P, el mandatario se mantiene ajeno a las discusiones y se enfoca en la vacunación contra el covid. En el PJ bonaerense, sostienen que Kicillof no participa porque no le dan juego político.