10|4|2021

Kicillof no hace la gran Fernández: ni operativo clamor ni desembarco en el PJ

08 de octubre de 2020

08 de octubre de 2020

No buscará cargos partidarios en la estructura bonaerense. Participó del último consejo virtual y estará presente en el 17-Online. Empieza a ojear el 2021.

El Partido Justicialista (PJ) avanza en la coronación de Alberto Fernández como titular del partido y, para darle volumen a esa estrategia, sienta a gobernadores a la mesa virtual. Ahí está el bonaerense Axel Kicillof. El mandatario de la provincia con mayor peso político y electoral (mirado ya sin tanto recelo por la estructura tradicional del partido) agradece la invitación y, pese a no estar afiliado, actúa de manera orgánica acompañando el ofrecimiento a Fernández, pero en su horizonte personal no hay una estrategia similar. Cualquier ofrecimiento –provincial­– como el que recibió el Presidente en el plano nacional deberá esperar hasta diciembre de 2021, cuando vence el mandato del intendente de Esteban Echevarría, Fernando Gray. Mientras, el vínculo con el PJ se aceita.  

 

 

 

Por ahora, el gobernador acompañará las decisiones del PJ, pero no pedirá espacio. “Hay pocos lugares para mucha gente, no es de su interés discutir eso”, le dijo una persona de confianza de Kicillof a Letra P. 

 

Si bien restan precisiones, el mandatario podría estar en la sede de la CGT, donde Fernández será rodeado de calor político en medio de una escalada de hostilidad de la oposición y la crisis económica y sanitaria que se estira. En declaraciones a Radio 10, Bianco bromeó y dijo que saldría al balcón de su residencia oficial en La Plata para festejar el Día de la Lealtad, cuando la movilización popular pasará al terreno virtual.
 

 


Con la reunión del viernes, Kicillof debutó activamente en el escenario del PJ nacional. No estuvo en el Consejo del PJ, que se celebró en marzo, antes de la cuarentena. La única representante del Ejecutivo bonaerense había sido la entonces ministra de Desarrollo de la Comunidad, Fernanda Raverta. En la campaña sí había tenido participación en acciones del justicialismo bonaerense, como el traspaso de mando de la presidencia partidaria entre Gray y su par de Merlo, Gustavo Menéndez. También había estado en el congreso del PJ porteño realizado en octubre de 2015, en un acto que el partido organizó para respaldar la candidatura presidencial de Daniel Scioli y su postulación a diputado nacional por la Ciudad Autónoma.

 

Si bien Kicillof acompaña el ofrecimiento que el partido le hizo a Fernández para que comande el PJ, tiene a su ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, con intenciones de disputar la conducción partidaria nacional. El gobernador quiere evitar ser árbitro de esa puja. Resta ver hasta dónde llegan los deseos del jefe de La Bonaerense. 

 

Por el contrario, según supo este medio, el mandatario ya empieza a mirar el calendario electoral con los comicios 2021 como próxima parada. A diferencia de lo que fueran las elecciones donde se consagró gobernador, esta vez Kicillof tendría una participación más activa en la confección de las listas seccionales. Falta para eso y, aunque no quiere “kicillofismo”, no es impensado que alguien de su gestión pueda migrar a un espacio legislativo. El Frente de Todos necesita hacer una buena elección de medio término para cambiar la relación de fuerzas en el Senado, donde manda Juntos por el Cambio.