04|12|2021

El silencio macrista que hace ruido en Cambiemos

17 de diciembre de 2020

17 de diciembre de 2020

Aunque parte de la UCR presentó un proyecto para ratificar las PASO, como quiere Larreta, en el PRO eluden definiciones. Internas y boleta única de papel.

El debate sobre la suspensión o ratificación de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en 2021 no es ajeno a la principal alianza opositora. Mientras un sector del radicalismo presentó un proyecto para mantenerlas y utilizar una boleta única de papel, en el macrismo aseguran que no se pronunciarán sobre el tema hasta que “el oficialismo se ponga de acuerdo sobre qué quieren hacer”. Sin embargo, el silencio también se extiende sobre la iniciativa que impulsa la radical Carla Carrizo, aunque su texto sale al cruce del operativo anti-PASO que impulsa un sector del Frente de Todos y beneficia al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, uno de los principales interesados en mantener las primarias en pie.

 

Dentro de Juntos por el Cambio no hay una posición unánime y esas diferencias justifican el mutismo que mantiene el bloque del PRO que preside Cristian Ritondo. El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y su colega correntino, Gustavo Valdés, quieren suprimirlas, mientras que el mendocino Rodolfo Suárez no lo ha definido. Los tres caciques radicales deberán resolver esas diferencias, mientras Larreta se aferra al último pronunciamiento de la alianza opositora para rechazar cualquier intento de cambiar las primarias. En rigor, el comunicado trató de poner bajo la alfombra las diferencias que existen en la Mesa Nacional de JxC, entre sus gobernadores y también en sus dos interbloques dentro del Congreso.

 

En medio de esas divergencias internas, Carrizo presentó su proyecto el viernes por la tarde. Lo hizo un día después de que su colega del Frente de Todos, el tucumano Pablo Yedlin, ingresara una iniciativa para suspenderlas por razones sanitarias y económicas. Lleva la firma de colegas de San Juan, Misiones, La Pampa, Chaco y Neuquén. El texto busca llevar al recinto el reclamo de sus gobernadores de no utilizar las primarias en 2021, pero no cuenta con el respaldo de Máximo Kirchner, titular del bloque del Frente de Todos. 

 

La propuesta de Carrizo plantea prohibir cualquier supresión de las primarias, la establece para el tercer domingo de septiembre y propone la utilización de la boleta única de papel. Es apoyada por los diputados y diputadas radicales que se referencian en el espacio Evolución, conducido por el senador Martín Lousteau y es parte del acuerdo con Larreta para defenderlas.

 

Las dos propuestas afrontan un momento de definiciones: dentro de dos semanas, termina la extensión del período de sesiones ordinarias que dispuso el Ejecutivo y el 2 de enero arranca la etapa de extraordinarias. Si el presidente Alberto Fernández no incluye alguno de los dos en el temario, los tratamientos quedarán postergados hasta marzo. Los impulsores de cada proyecto no descartan algún gesto que defina la posición del Ejecutivo sobre la supresión o mejoramiento de las primarias, pero en el Gobierno repiten que el cronograma vigente sigue en pie y que no hay cambios en su agenda.

 

Opiniones y sospechas

Ante las consultas de Letra P, en el interbloque opositor hubo respuestas dispares, aunque todos los consultados sostienen que “la mayoría está a favor de las primarias”. Algunos correligionarios de Carrizo la cuestionaron “por cortarse sola y no haberlo consultado con sus autoridades”. Otras voces del macrismo consideran que el texto debería ser respaldado por los tres socios de la alianza. Si bien beneficia a Rodríguez Larreta, cerca de Ritondo mantuvieron el silenzio stampa sobre la iniciativa. En otras latitudes del espacio deslizaron dos sospechas: que el texto busque abrir un puente con el oficialismo sin el respaldo de sus conducciones y que pretenda “inocular” la utilización de la boleta única de papel en el mismo debate.

 

Sobre ese punto tampoco hay coincidencias, porque el “monzoísmo”, liderado por el diputado y exviceministro del Interior Sebastián García De Luca, ha planteado en público que está a favor de utilizarlas en papel cuando una parte de su partido estaba empeñado en que fuera electrónica a nivel nacional. Al debate también se sumó el santafesino Federico Angelini. Integra la conducción nacional del PRO y hace dos semanas presentó otro proyecto para usar la boleta única de papel en todo el país. 

 

Un importante miembro del bloque amarillo se animó a romper el silencio que despierta tantas suspicacias. Admitió que hay distintas posiciones y aclaró que sus integrantes no han vuelto a debatir el tema. “Por ahora, sirve el comunicado de repudiar cualquier cambio en las PASO”, justificaron en el espacio. Otros relacionaron el silencio de radio como parte de los reacomodamientos de las autoridades del bloque, a partir del nombramiento del mendocino Omar De Marchi como vicepresidente primero del cuerpo en lugar de Álvaro González, que responde directamente al alcalde porteño.

 

Una fuente parlamentaria recordó que a fines de 2019 las tribus del bloque amarillo habían acordado que González fuera vice primero en 2020 y que el cargo fuera ocupado en 2021 por un representante del espacio que se referencia en el extitular del cuerpo Emilio Monzó. Finalmente, quedó en manos de De Marchi, que responde al expresidente Mauricio Macri y a la titular del partido, Patricia Bullrich. En las entrañas del espacio mascullan que Larreta podría haber forzado una definición para que los halcones no avanzaran y lo cuestionan por haber guardado silencio para mantener el equilibrio con el sector más duro del partido. También le achacan el poco margen que puede tener para adherir a una boleta única de papel, cuando su administración utiliza una versión electrónica que fue reemplazada transitoriamente por el antiguo sistema de sábanas. 

 

En medio de esos reacomodamientos, el radicalismo movió una ficha que expresa parte del interés del alcalde porteño. Una paradoja para el PRO, que tiene proyectos que no han perdido estado parlamentario, como la iniciativa de Pablo Tonelli de derogarlas en forma permanente porque las considera inconstitucionales.