08|11|2021

El Central pidió a la Corte frenar el impuesto de Larreta a las Leliq

11 de diciembre de 2020

11 de diciembre de 2020

Pesce le reclamó al máximo tribunal una medida cautelar para que la Ciudad no les cobre el impuesto a los instrumentos de política monetaria.

Horas después de que la Legislatura porteña convirtiera en ley el Presupuesto 2021 de la Ciudad de Buenos Aires y el cobro de Ingresos Brutos a las Leliq y las operaciones de pase, el Banco Central pidió a la Corte Suprema una medida cautelar para desactivar la iniciativa con la que el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, piensa recaudar una parte de lo que dejará de percibir por el recorte de coparticipación.

 

Según confirmó Letra P de fuentes del Banco Central y judiciales, la entidad que preside Miguel Pesce solicitó una medida cautelar para que los instrumentos de política monetaria sigan eximidos de pagar Ingresos Brutos. En el Presupuesto 2021, la Ciudad quitó esa exención y los gravó con el 7%, tasa que paga la actividad financiera. Esta semana, la administración Rodríguez Larreta anunció que sumará un punto adicional a toda la actividad de los bancos porteños. Las Leliq pasarían así de tributar 0 a tributar 8% de Ingresos Brutos.

 

"La Corte Suprema de Justicia de la Nación sostuvo que los actos legislativos de las respectivas jurisdicciones no pueden avanzar sobre aspectos que atañen al manejo de la regulación normativamente delegada por el Congreso Nacional al Banco Central", escribió Pesce en una carta a Rodríguez Larreta a fines de noviembre, en la que le pidió que revirtiera la medida. El BCRA sostiene que el gravamen afecta indirectamente a la política monetaria, ya que esos puntos de impuestos se traducirán en una suba de la tasa de interés que le pedirán los bancos para renovar los instrumentos.

 

El gobierno porteño, en tanto, replicó que el impuesto no grava al Banco Central, sino a las entidades financieras, y que tiene plenas facultades para esa decisión.

 

En el Consenso Fiscal que firmaron el Gobierno y todas las provincias menos la Ciudad de Buenos Aires se incluyó un compromiso para eximir de Ingresos Brutos a los instrumentos de política monetaria, pero se trató algo simbólico: la gran mayoría de los bancos tiene sus casas matrices en la Ciudad de Buenos Aires, por lo que el partido se juega con el gobierno porteño.