POLÍTICA JUDICIAL

Erbetta en el Senado: marca personal a fiscales y foco en el narcolavado rosarino

El ministro de la Corte debatió sobre el Ministerio Público Fiscal. Habló del control, que en Santa Fe está discutido. Pide dinamismo a la justicia federal.

En su defensa del sistema acusatorio penal santafesino que promueve como modelo para la reforma del Ministerio Público Fiscal debatida por estas horas en el Senado de la Nación, el ministro de la Corte Suprema de Santa Fe, Daniel Erbetta, resaltó el control exhaustivo sobre los fiscales que, hoy en día, discute con intensidad  la política judicial provincial

 

“Hay que implementar un sistema acusatorio en toda la Argentina cuanto antes y especialmente en Comodoro Py. Ponerlo en vigencia en la justicia federal (...) implica también un cambio en la concepción y en el modo de ejercicio del poder, y por eso hay resistencias, porque es poder hacia adentro y hacia afuera”, afirmó en la comisión de Justicia y Asuntos Penales a la que fue citado como jurista destacado.

 

El ministro fue abordando un paralelismo entre las necesidades de reforma del sistema federal y las bondades del implementado en 2014 en Santa Fe y dio origen al Ministerio Público de la Acusación (MPA). Y en ese trazado, se refirió al sistema de control de los fiscales, que en la provincia se encuentra en plena discusión tras la declaración de inconstitucionalidad de las facultades que se otorgó a la Legislatura para sancionar y remover a los funcionarios del MPA. De hecho, la Corte Suprema debe resolver en breve sobre el fallo de la Cámara Laboral recurrido por la provincia de Santa Fe que declaró inconstitucional esas atribuciones.

 

 

“Necesitamos controles muy fuertes y cruzados. Internos y externos. Tuvimos problemas en la provincia y afortunadamente algunos controles han funcionado”, dijo en referencia a diferentes fiscales sancionados e imputados por la justicia provincial, como el exjefe regional de Rosario, Patricio Serjal, por supuestas coimas.  

 

“El Ministerio Público (Fiscal) debe tener auditoría interna muy fortalecida”, observación que en el caso de Santa Fe es la Auditoría General del MPA, hasta el momento sin demasiados recursos. Luego agregó, sin precisar detalles, que “a la comisión bicameral (Congreso) hay que darle algunas facultades dinámicas porque puede ser un organismo importante en la implementación de controles”.

 

“Los iluministas decían que hay que desconfiar del juez de instrucción; bueno, hoy en día hay que desconfiar de los fiscales. Hay que limitar el poder porque tienen mucho. Hay que controlar para que cada fiscal no haga lo que quiera. Eso tiene que ver con una política de persecución penal estratégica y por eso son una estructura vertical los fiscales a diferencia de los jueces”, sostuvo para sumar a su intervención virtual de media hora exacta en la comisión mencionada.  

 

 

 

Para la remoción de los fiscales federales, Erbetta entiende que “tiene que haber un tribunal de enjuiciamiento integrado por un un diputado, un senador, un representante del colegio de abogados, un fiscal regional o distrito”, es decir, “un mecanismo diverso”. Ese esquema es como el que regía en Santa Fe antes de la ley aprobada por la Legislatura por la cual se facultó para la remoción y sanción de faltas graves de fiscales.

 

ROSARIO NARCO. Según Erbetta, un Procurador debe tener una política aceitada con las provincias para implementar el enfoque cualitativo y la política  persecutoria adecuadas. “En Rosario tenemos un problema gravísimo con la tasa de homicidios más alta del país y de lavado. Es un problema de microtráfico, mercado interno consolidado, que no tiene el mismo impacto en Córdoba que en Rosario, en Córdoba no produce las muertes ni el lavado de dinero de Rosario”, ejemplificó.

 

Y concluyó: “Si el Ministerio Público Fiscal no da una política distinta (entre esas dos ciudades) en un contexto temporal determinado, entonces, bueno, lógicamente acabamos de resolver que cuando el lavado es producto de los muertos y bienes de nuestro territorio es competencia provincial”. Es preciso señalar que a los grandes líderes narcos, fue la justicia provincial quien acusó y condenó primero, principalmente bajo la figura de asociación ilícita.

 

Maximiliano Pullaro y el desafío de adherir al blanqueo
Maximiliano Pullaro, el día de su victoria, junto a la vicegobernadora Gisela Scaglia y el concejal Federico Lifschitz.

También te puede interesar