DÉFICIT HABITACIONAL

Tierras: el sindicalismo busca poner un pie en el área que conduce García

El gremio Udocba propone al exjuez Arias para encabezar la unidad creada por Kicillof. La ministra de Gobierno sigue al frente pero tomó nota. Enemigo en común.

A un mes de haber anunciado la creación de la Unidad Provincial de Tierra y Vivienda, el gobernador bonaerense Axel Kicillof puso segunda al publicar, este lunes, la medida en el Boletín Oficial. La nueva oficina coordinará las políticas de lo que se presupone como la solución estructural de mediano y largo plazo al problema habitacional bonaerense y estará coordinada por el ministerio de Gobierno que conduce Teresa García. Una pata sindical busca hacer base en la flamante dependencia y propuso al exjuez Luis Federico Arias para encabezar el trabajo. Sin embargo, quedará todo en manos de la ministra de Gobierno. 

El titular del gremio docente UDOCBA, Miguel Díaz, le escribió una carta al gobernador felicitándolo por la puesta en marcha de la unidad y le sugirió que para coordinar el área designe el suspendido juez en lo contencioso administrativo de La Plata Luis Arias. En principio, eso no ocurriría, aunque Arias sería tenido en cuenta. 

 

Con la publicación en el Boletín Oficial, Kicillof establece que la Unidad de Tierra y Vivienda “estará bajo la coordinación del/ de la Ministro/a Secretario/a en el Departamento de Gobierno, o quien él/ella designe”, y que “la Unidad estará integrada por representantes de los Ministerios de Infraestructura y Servicios Públicos, de Desarrollo de la Comunidad, de Hacienda y Finanzas, de Justicia y Derechos Humanos y de Jefatura de Gabinete de Ministros, así como, del Instituto de la Vivienda, la Autoridad del Agua, el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, la Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires y el Organismo Provincial para la Integración Social y Urbana”. 

Así fue cómo el titular de Udocba propuso a Arias. Actualmente el exmagistrado es el abogado del gremio de docente que forma parte del Frente de Unidad Gremial y estará bajo la consideración de la ministra de Gobierno para formar parte de la nueva dependencia.

 


 

Sin embargo, según pudo averiguar Letra P, la ministra no delegará las facultades que le asignó Kicillof hace casi un mes. El mandatario había definido que sea García quien comandara una de las políticas más urgentes y postergadas de la gestión bonaerense. Su relación con intendentes y agilidad para descomprimir la burocracia explican en parte la razón de la elección de García.

 

El ministerio de Gobierno tiene también bajo su órbita la subsecretaría de Población, Territorio y Desarrollo Sustentable. Está conducido por Marcela Villegas, hoy funcionaria, quien hace años trabaja con García, incluyendo su paso por el Congreso y el Senado bonaerense. 

 

La ministra recogió el guante al pedido de Díaz. “Lo tengo previsto. Además es una persona de mi conocimiento hace muchos años. Gracias”, contestó, de manera escueta, la funcionaria. Tanto García como Arias tienen un “adversario” en común: el procurador bonaerense, Julio Conte Grand.  

 

Arias fue desplazado del Juzgado Contencioso Administrativo 1 de La Plata durante la gestión de María Eugenia Vidal. Encabezaba ese juzgado, pero en 2018 tras un Jury en el que se atribuían distintas faltas como abuso de autoridad, irregularidades administrativas, prevaricato e incumplimiento de los deberes de funcionario público, la mayoría votó por su destitución. Fue Conte Grand quien impulsó el jury. En reiteradas oportunidades, la ministra de Gobierno sostuvo que Conte Grand debía dejar su cargo al frente del ministerio público fiscal por haber sido funcionario de la ex gobernadora.

 

En lo que hace a la política de hábitat, Arias intervino para evitar desalojos de terrenos ocupados en la periferia de La Plata. Uno de los más recordados fue en 2015 -durante la gobernación de Daniel Scioli- con una toma en la localidad de Abasto que terminó con un desalojo violento. De menor escala que lo sucedido en Guernica la semana pasada, en aquella oportunidad el predio de 40 hectáreas había sido ocupado por 750 familias que abandonaron el lugar tras denunciar represión de la policía bonaerense.

 

juro bouchoux: el gobierno ocupo uno de los casilleros de casacion, pero sigue la crisis de vacantes en la magistratura
kicillof busca salir del laberinto del rigi y no perder la inversion de gnl

También te puede interesar