X

Otros municipios costeros desestimaron el cobro propuesto por el intendente de Pinamar. Piden un fondo especial a la Provincia, que desalienta el turismo.

Por 31/10/2020 16:27

El intendente de Pinamar, el macrista Martín Yeza, quedó en soledad con su iniciativa de cobrar una tasa covid a los turistas que elijan ese destino para vacacionar. Su propuesta fue desestimada por otros distritos costeros, incluido Mar del Plata, también gobernada por la oposición amarilla. Mientras tanto, jefes comunales de la zona gestionan para que la Provincia les otorgue un fondo especial, como el que recibieron sus pares del conurbano.

Yeza propuso cobrar una “tasa turística transitoria” de $ 100 para “fortalecer el sistema de salud”. Anticipó su plan semanas atrás en redes sociales. Argumentó que, con los fondos obtenidos, podría cubrir eventuales costos sanitarios generados por la pandemia en temporada. El pago sería voluntario. “Se apelará a la buena voluntad de quienes quieran colaborar”, dijo y detalló que el importe se pagaría al arribar al lugar de alojamiento.

 

 

Consultado por Letra P, el titular del Ente Municipal de Turismo (EMTUR) de Mar de Plata, Federico Scremin, dijo que, en principio, no piensan en un cobro extra a los visitantes. El funcionario relató que, en este momento, están trabajando en la llegada a la ciudad de “propietarios no residentes” que están a la espera de más precisiones sobre Cuidar Verano, la aplicación que pondrá en marcha el gobierno de Axel Kicillof para controlar la afluencia turística.

Con su iniciativa, Yeza intenta atemperar el impacto de la crisis económica provocada por la pandemia, que dejó a los distritos en una situación crítica, con caídas del 60% en la recaudación. La situación afecta a todos, pero golpea con más fuerza a las intendencias que ya estaban en una situación difícil en el incio de la pandemia. La de Mar del Plata, gobernada por Guillermo Montenegro, es un caso testigo.

El Partido de la Costa también desestima cobrar una tasa al turismo. Lo confirmó a este medio una fuente cercana al intendente, Cristian Cardozo, quien, además, indicó que, para fortalecer el sistema de salud, va a instalar un hospital modular en la localidad de San Clemente que se sumará a los otros establecimientos sanitarios con los que cuenta el distrito. 

 

 

Además, será parte del protocolo la implementación del uso de aplicaciones para controlar la cantidad de asistentes a los balnearios -habilitarán siete playas nuevas-.

El intendente de Villa Gesell, el oficialista Gustavo Barrera, confirmó a Letra P que su municipio no acompañará la medida anunciada por Pinamar. Sin embargo, indicó que, con un grupo de jefes comunales, evalúa plantearle a la Provincia y a la Nación la necesidad de crear un fondo especial para asistir a los municipios turísticos, tal como se hizo con los distritos del conurbano. 

Cómo convivir con el virus es el gran desafío de los gobiernos locales costeros, que se esperanzan con la temporada para salir del ahogo económico. En un mar de incertidumbre, avanzan en medidas preventivas, mientras la gestión Kicillof desalienta el turismo y recomienda vacaciones en casa sobre el principio sanitario que defendió desde el día uno del aislamiento: la mejor manera de prevenir la transmisión del virus es evitar salir y, de hacerlo, tomar todos los recaudos.