02|8|2022

Cuánto perderían el FdT y JxC si fueran hoy a las urnas y la opción ultra

22 de octubre de 2020

22 de octubre de 2020

Según una encuesta de CIGP, el oficialismo y la oposición sufren una fuerte pérdida de intención de voto. Fuga amarilla hacia la derecha dura.

La última encuesta de la Consultora de Imagen y Gestión Política (CIGP) sobre las proyecciones electorales hacia 2021 reveló una fuerte caída intención de voto para los candidatos del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio. También, dio cuenta de una fuga de votos de la coalición opositora a la derecha dura, representada por los candidatos José Luis Espert y Javier Milei

desPertar

Un análisis útil para enfrentar
una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

desPertar

Un análisis útil para enfrentar

una realidad desafiante

Recibilo todas las mañanas en tu mail

 

Según el estudio, que se realizó entre el 10 y el 15 de octubre, el oficialismo mantiene un 80% de intención de voto entre sus votantes de 2019, mientras que el 20% restante mostró una "desilusión" con la gestión de Alberto Fernández. De esa fuga de sufragios, el 9% dijo que no votaría por "ninguno" de los espacios, el 5% optó por una oferta electoral de "la izquierda" y el 3% se volcó por la opción "no sabe/no contesta". 

 

 

Por su parte, la coalición opositora registra una pérdida de adhesiones de sus votantes del 35% en comparación a las elecciones de 2019. La mayoría de esos votos (16%) se volcó a los candidatos "liberales", el 9% de los encuestados optó por "ninguno" de los candidatos y el 5% eligió la opción "no sabe/no contesta".  

 

Según el sondeo, la sangría de votantes es mucho mayor en Juntos por el Cambio y los beneficiados son los economistas de la derecha liberal Milei y Espert. Ambos apuestan a cooptar un sector de votantes de ideas libertarias y de centro derecha, opositoras al peronismo y que no terminan de encajar en el macrismo.

 

 

 

La encuesta, que se elaboró en base a 890 casos, también indagó sobre la evolución de la imagen de Alberto Fernández, Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof. 

 

La imagen presidencial positiva sufrió una dura caída en los últimos cuatro meses, de 25 puntos, mientas que la negativa creció, en el mismo período, un 27%. De esta manera, Fernández ve casi igualadas su imagen negativa (42%) con la positiva (39%), manteniendo un 18% de evaluaciones regulares.

 

En tanto, entre los votantes del Frente de Todos recibe un amplio apoyo, con un 83% de calificaciones positivas. Por el contrario, entre los simpatizantes de Juntos por el Cambio, apenas cosecha un 6% positivo con un 78% de imagen negativa.

 

 

 

A la hora de evaluar la imagen de Macri, las cifras muestran un amplio rechazo a su figura, incluso entre los votantes de Juntos por el Cambio: la imagen negativa alcanzó el 61% contra sólo un 17% de imagen positiva. 

 

Pese a sus intentos por volver a instalarse en el centro del debate político con su gira por medios afines, en los últimos cuatro meses, su imagen negativa creció un 8%. Entre sus propios votantes apenas obtiene un 36% de imagen positiva contra un 24% de imagen negativa.

 

Según el análisis de la consultora, esos números “ponen en duda su capacidad de liderazgo político de una oposición, por lo menos a la hora de considerar el encabezado de una lista electoral”.

 

 

 

En cambio, el jefe de Gobierno porteño sí logró agrupar una imagen positiva mayor a la negativa. De hecho, tiene un 52% de valoración positiva contra un 22% de negativa. Sorprendentemente, Larreta posee una relativa buena imagen entre los votantes de Frente de Todos (31% contra 40% de imagen negativa).

 

Por último, el gobernador bonaerense posee un 32% de imagen positiva contra un 49% de imagen negativa.

 

La encuesta se realizó a través de una plataforma online y un sistema automático de encuesta telefónica IVR; y tiene un nivel de confianza del 95% con un error muestral del 4,2%.