28|2|2021

El operativo PRO para llevar a Granata al Congreso en la lista de JxC

22 de octubre de 2020

22 de octubre de 2020

Lo impulsa el legislador nacional Álvaro González. Un portazo y la soledad en que quedó allanan el camino. 300 mil razones y resistencias internas.

El PRO acentuó el operativo de seducción para convencer a la diputada provincial por Santa Fe Amalia Granata de encabezar la nómina de aspirantes de Juntos por el Cambio (JxC) para el Congreso. El legislador nacional Álvaro González volvió a la carga con la idea que impulsó -sin suerte- en 2019. La soledad en la que quedó la legisladora tras el último portazo hace reverdecer la esperanza de la alianza Cambiemos, ávida de ampliar sus fronteras.

 

 

 

Granata tiene casi decidido competir en 2021. Contaron desde su entorno a Letra P que arrancó una ronda virtual de encuentros con dirigentes sociales, empresarios y políticos, una suerte de maceración de la candidatura. “Tiene 40 pedidos de reuniones semanales”, aseguran en su entorno.

 

Granata y González son amigos. El diputado pulseó para llevarla como candidata PRO en 2017 y 2019, pero perdió la disputa interna. Ahora, luego de que la santafesina arañara los 300 mil votos el año pasado, las chances son otras. Y en el objetivo de ampliar la base de sustentación de JxC Granata asoma como una figura clave.

 

González, “santafesino por adopción”, está abocado al armado nacional del PRO y prefiere que cada distrito resuelva su interna. En ese sentido, en Santa Fe pugnan por competir en 2021 el diputado nacional Federico Angelini, el exintendente José Corral y otros. Pero González moverá sus fichas por Granata.

 

 

 

A la legisladora provincial le interesa la posibilidad. Se siente cercana al PRO, militó la intentona reelecionaria del expresidente Mauricio Macri y apuesta a que en 2021 el peronismo no alcance a tener quórum propio. “Trabaja para eso”, confiesan fuentes de su bancada “Somos vida”.

 

Pero no pierde de vista en la Cámara baja el fomento de un abanico de relaciones ecléctico. Tiene una muy buena relación con el presidente Miguel Lifschitz y el jefe radical Maximiliano Pullaro, y quiere ser parte de la construcción de un frente de frentes que abrace a todo el arco no peronista de Santa Fe.

 

 

 

Granata hizo una gran elección en junio de 2019 y le permitió al mundo “en defensa de la vida” armar un bloque de seis miembros pero antes de asumir perdió cuatro patas. La semana pasada quedó sola: pegó el portazo Betina Florito, quien armó un monobloque. En diversos bloques reconocen su cintura para el trabajo legislativo. “Nos sorprendió”, admitió un diputado socialista.