X

El Frente de Todos los soldados de Lavagna

El exministro construyó su campaña sobre el discurso de la tercera vía, pero sus dirigentes más cercanos ya son funcionarios del Gobierno. Uno por uno, los embajadores de la avenida del medio.
Por 29/01/2020 11:23

El presidente Alberto Fernández todavía no pierde la esperanza de que Roberto Lavagna acepte finalmente presidir el Consejo Económico y Social para el Desarrollo, en cuyo diseño trabaja el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz. El ex ministro no da, por ahora, señales de aceptación, pero, mientras lo considera, aprueba la incorporación de sus asesores y dirigentes cercanos a la gestión nacional.

“Yo conozco dos personas a las que vos les das un problema y te traen tres soluciones. Una de esas personas es Lavagna y la otra es (el ministro de Trabajo) Claudio Moroni”, dijo el Presidente en una entrevista reciente con El Cohete a la Luna, en un nuevo intento de seducir al ex ministro.

La incorporación de Lavagna al organismo que diseña Beliz sería la frutilla del postre para el Gobierno, que desde diciembre avanzó en el nombramiento de asesores del ex ministro en diferentes áreas. “Pero no lo veo con inclinación a asumir responsabilidades institucionales”, dice un dirigente de diálogo frecuente con el ex ministro.

 

 

El primero en ser convocado a la gestión fue Marco Lavagna, hijo del economista y hasta entonces diputado nacional de Consenso Federal, que fue designado al frente del INDEC. El Presidente lo llamó personalmente para que le imprimiera al organismo un sello independiente y despejara cualquier especulación sobre la eventual manipulación de datos. “Roberto es Roberto y Marco es Marco. Siempre lo destaco esto porque, si no, siempre parece que Marco está ahí por Roberto. Roberto es muy valioso y Marco es muy valioso. Yo lo convoqué a Marco", dijo el Presidente.

 

 

A la lista se fueron sumando otros referentes del lavagnismo. Uno de los hombres de mayor confianza del ex ministro, Rodolfo Gil, fue designado por Fernández embajador en Portugal. Gil fue representante argentino ante la Organización de Estados Americanos (OEA) durante los gobiernos de Eduardo Duhalde, Néstor Kirchner y el primer mandato de Cristina Fernández de Kirchner

En el directorio del Banco Central recalaron otros dos hombres del lavagnismo, Carlos Hourbeigt y Zenon Biagosch, ambos con experiencia en la gestión. Hourbeight fue director de la Comisión Nacional de Valores (CNV) durante la gestión de Cambiemos por un acuerdo del entonces oficialismo con Sergio Massa y renunció para irse a trabajar por la candidatura presidencial de Lavagna.

 

Embajadores. Lavagna hijo al INDEC, Tombolini al Banco Nación.

 

Biagosch fue director del Banco Central durante el kirchnerismo y antes había pasado por el Banco Nación, donde ahora desembarcó otro lavagnista, Matías Tombolini, que fue designado vicepresidente de la entidad. Tombolini fue el candidato a jefe de Gobierno de Lavagna en la Ciudad de Buenos Aires.

 

 

“Por supuesto que para Roberto es un orgullo que tanta gente que trabajó con él haya sido convocada a trabajar en el Gobierno. Es un indicador de que sus equipos son valiosos”, dice un hombre de confianza del economista que, por ahora a la distancia, “aprueba” la marcha general de la gestión Fernández.

En tanto, en el Congreso, Lavagna mantiene el liderazgo sobre un sector del interbloque Federal, que preside el diputado Eduardo “Bali” Bucca y tiene 11 integrantes. El espacio, de diálogo fluido con el oficialismo, acompañó en general la ley de Solidaridad Social que el Gobierno envió en diciembre a extraordinarias, aunque marcó la diferencia con algunas cuestiones puntuales, como el nuevo esquema de retenciones.