X
"El sueño de una Córdoba pujante lo representan claramente Alberto y Cristina", dijo el bonaerense en la gira por esa provincia. Fuerte defensa de la fórmula FF, con traje de candidato territorial.
Por 18/07/2019 19:28

CÓRDOBA (Enviada especial) Sergio Massa se sacó el bozal. Un bozal que, por el perfil político que fue adoptando tras romper con el kirchnerismo, en 2013, se había autoimpuesto desde que decidió cerrar la alianza con el PJ y armar el frente peronista más grande posible para desbancar al macrismo del poder. En Córdoba, tierra prohibitiva para el sello K, por primera vez habló en primera persona de la ex presidenta. "El sueño de una Córdoba pujante lo representan claramente Alberto (Fernández) y Cristina (Fernández de Kirchner)", afirmó.

El líder del Frente Renovador y primer candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires es uno de los laderos del candidato presidencial del Frente de Todos en su mini gira por tierra cordobesa. Fernández lo sentó a su lado en la conferencia de prensa que brindó en el hotel NH, de la capital provincial. "Sergio no es el primer candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires. Es un dirigente que tiene trascendencia nacional y algún día va a ser presidente", le devolvió el gesto Fernández.

 

 

Durante ese cruce con la prensa local, Massa fue consultado por su última presencia en Córdoba: fue en una reunión con la ya extinta Alternativa Federal, el espacio que había armado junto al gobernador de esa provincia, Juan Schiaretti y los ahora candidatos a vicepresidente de Mauricio Macri y Roberto Lavagna, Miguel Pichetto y Juan Manuel Urtubey, respectivamente. La chicana por su acuerdo con el kirchnerismo no desestabilizó a Massa, que pareció preparado para esa pregunta.

"La última vez que visité Córdoba recordarán que dije que iba a dejar lo mejor de mi para construir una nueva mayoría, lo que significa no plantear cosas chiquitas sino construir con todos, aún con los que piensan distinto o con los que uno puede tener una diferencia", arrancó. Y siguió: "Nuestra principal responsabilidad es no permitir que por las miserias de la política siga gobernando cuatro años más Macri". "Construimos una coalición de partidos porque los argentinos no nos perdonarían que siga gobernando cuatro años más Macri", completó.

 

 

De paso, recogió el guante que le había tendido Fernández. "Uno tiene que saber dar un paso atrás para que la patria de un paso adelante -respondió-. Estoy convencido: el hombre de este tiempo es Alberto. Ya me tocará, o no".