X

Pase de encuestas, break de selfies y una dupla inseparable: Lousteau-Yacobitti

En la cumbre oficialista varios dirigentes llevaron sondeos para motivarse con el repunte de Macri. Faurie y Bullrich, las estrellas para los que llegan del interior. Simbiosis entre los radicales.
En la cumbre oficialista varios dirigentes llevaron sondeos para motivarse con el repunte de Macri. Faurie y Bullrich, las estrellas para los que llegan del interior. Simbiosis entre los radicales.

DESFILE DE ENCUESTAS. A un mes de las PASO, el oficialismo en pleno se sumergió en las movedizas aguas de las encuestas y sondeos de opinión que circulan en los principales despachos del Gobierno y replican los medios. Los distintos candidatos que se congregaron en Parque Norte, en especial aquellos que compiten en el interior del país, mostraban los números de sus distritos y sus chances de éxito.

El más entusiasta fue ex el subsecretario de Interior y actual precandidato a intendente de Bolívar, Juan Carlos Morán, que compartía con el asesor presidencial José Torello los números del presidente Mauricio Macri en la provincia de Buenos Aires. "Estamos un poquito abajo, pero vamos remontando", coincidieron en el ingreso al complejo Parque Norte.

 

 

HINCHADA. Durante el Encuentro Nacional de Juntos por el Cambio, llamó la atención las duras declaraciones de Horacio Rodríguez Larreta. Siempre medido en su discurso y con una clara intención de evitar controversias políticas, el jefe de Gobierno se lanzó a confrontar directo con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof, y vinculó al kirchnerismo con el enfrentamiento entre dos facciones gremiales dentro de un frigorífico en San Fernando.

"Nos vinieron a patotear estos neo K con una carpa en el Obelisco", disparó en otro tramo de su discurso, desatando una ola de aplausos de los precandidatos del Gobierno, gustosos de sumergirse en una fase de campaña de confrontación directa con el kirchnerismo.

 

 

QUÍMICA RADICAL. La plana mayor de la Casa Rosada puso la atención en el vínculo entre el precandidato a senador nacional Martín Lousteau y el ex jefe de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti. Socios políticos desde hace años, el tándem radical se movió en bloque durante toda la tarde: solo se separaron durante el momento de las charlas, donde el ex ministro de Economía tuvo asiento preferencial en la primera fila.

A su lado, estaba también la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, la peronista Guadalupe Tagliaferri. La funcionaria porteña, larretista paladar negro, llegó junto a Lousteau y aprovecharon la cumbre oficialista para hacer la foto de campaña.

 

 

ASPIRADORAS DE SELFIES. Los encuentros nacionales del Gobierno abren la posibilidad a dirigentes de todo el país de tomar contacto con la primera plana de Juntos por el Cambio, desde ministros hasta legisladores o candidatos.

Entre cada charla siempre hay espacio y tiempo para la rosca, pero el pico del cambio de tarjetas y números de contacto se desarrolla durante el break, que este miércoles superó los 30 minutos y la organización tuvo que llamar dos veces a los dirigentes oficialistas para que participen de la charla que encabezaron los gobernadores del oficialismo.

 

 

Durante ese espacio de recreo, mientras se bebía café y degustaban masas finas, candidatos y dirigentes del interior aprovecharon para acercarse a las figuras del gabinete nacional. Hubo aluvión de fotos y los ministros Jorge Faurie (Relaciones Exteriores) y Patricia Bullrich (Seguridad) fueron los más solicitados.