X

Un elegido PRO en carrera contrarreloj que busca ser profeta en Mar del Plata

Bendecido por la plana mayor, Guillermo Montenegro batalla por posicionarse en una ciudad a la que volvió hace dos años. Polarización y seguridad, las cartas. El armado, el territorio y las redes.
Por 06/06/2019 9:37

Una de las pocas cosas que están claras en la interna de Cambiemos en Mar del Plata es quién es el favorito del presidente Mauricio Macri y la gobernadora María Eugenia Vidal. PRO purísimo, Guillermo Montenegro sacó lustre días atrás de su chapa de elegido del Gobierno con la exhibición de un video en donde la plana mayor nacional y bonaerense le manifiesta su apoyo. Pero la ecuación no es tan simple. El ex ministro de Seguridad porteño y otrora candidato a intendente de San Isidro volvió a su ciudad natal hace dos años, cuando el nivel de conocimiento de su imagen era tan bajo que hasta habilitó a la ironía del intendente Carlos Arroyo: “¿Quién es Montenegro?”

Pronto, el mandamás marplatense iba a conocerlo, a etiquetarlo de “virrey” y a verlo encabezando actos con Vidal en su jurisdicción. Por estos días, aunque su imagen logró instalarse en la opinión pública local, su intención de voto todavía no lo coloca al elegido PRO como profeta en su tierra.

Sin espalda suficiente en las encuestas y con otros actores con mayor rodaje doméstico pidiendo pista por el sillón de la Intendencia (incluso el propio Arroyo, quien busca renovar), Montenegro se encamina a someterse a una interna múltiple con los socios locales de Cambiemos. Con ese escenario a la vista, la tarea del armado amarillo encolumnado detrás de la figura del ex fiscal acelera en una batalla contrarreloj por alimentar su intención de voto.
 


“A Guillermo hoy las encuestas le están dando mejor, está repuntando y tiene el apoyo de todo el Gobierno”, sintetizó a Letra P una voz del esquema nacional del PRO que sigue de cerca los avatares de la interna marplatense. Más optimista aún, otro dirigente con línea directa a Montenegro deslizó que “ya hay encuestas que lo ponen con 16 puntos”, para ponderar así el crecimiento con respecto al año pasado, cuando no alcanzaba los dos dígitos.   

“Es cierto, hacía mucho tiempo que Guille no vivía en Mar del Plata. Pero con el trabajo que viene haciendo desde que se instaló, recorriendo clubes, sociedades de fomento, barrios, pymes, industrias, está ganando en conocimiento como para ser el candidato a intendente”, definió un dirigente del PRO local que se desempeña fuera del distrito.

Apenas iniciado el año electoral, el elegido PRO inició una intensa estrategia de posicionamiento de imagen en la vía pública y en las redes. Gigantografias de su figura junto a la de Vidal en distintos puntos de la ciudad, presencia constante en las redes y un road show mediático que va desde canales locales a la revista Gente fueron algunas de las apuestas que se irán acentuando a medida que se acerquen las elecciones.
 


En su armado, destacan el rol de las redes sociales en este posicionamiento, mechando la difusión de las actividades territoriales con las apariciones mediáticas en las que se recorta el mensaje bajo el que se busca encorsetar la campaña.

Por ejemplo, por estas horas el equipo de Montenegro definió pautar publicitariamente en Facebook dos publicaciones que el candidato realizó recientemente en esa red social: una, relativa al anuncio de una recorrida que hará este jueves en la localidad de Batán; otra, en la que se recorta una intervención suya en un canal de noticias en el que retruca por la obra del gasoducto a la candidata kirchnerista en el distrito, la diputada camporista Fernanda Raverta. Llegada al territorio y polarización de la campaña, son los dos ejes sobre los que pivoteará la comunicación del ex fiscal.
 


“La campaña va a ser lo viejo contra lo nuevo, lo que significa el kirchnerismo asociado a la corrupción y la esperanza de una mejor gestión. Y ahí Guillermo tiene con qué porque en Capital fue ministro de Seguridad e hizo una buena gestión”, remarcó a este medio una fuente del armado amarillo. 

"La campaña combina acciones territoriales con presencia en las redes, con videos de las actividades territoriales y de nexo de gestion provincial y nacional en la ciudad", ahondó uno de los armadores.
 


En efecto, la seguridad es la principal carta de presentación de Montenegro a la hora de abordar la faceta propositiva. "Recuerdo Guillermo la enorme idea que tuviste de llevar Gendarmería a Mar del Plata", le atribuyó directamente la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, para añadir: "Me gusta que la gente sepa que fue una idea tuya, que vos la planteaste y que la pudimos concretar con el apoyo de Mauricio y María Eugenia". El protagonismo del ex ministro porteño en el acto de desembarco de los gendarmes fue casi exclusivo. En tanto, buena parte de sus recorridas en territorio hacen foco en el combate contra la inseguridad.

Dentro de los esfuerzos de campaña de Montenegro se encolumnan sectores como el encabezado por el senador provincial Lucas Fiorini, quien responde al ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín de la Torre, y tiene como brazo en el Concejo Deliberante a Alejandro Carrancio. También confluye en este espacio el sector que integran dirigentes como el ex presidente del Emtur Emiliano Giri y algunos actuales funcionarios de la gestión Arroyo. Además, aparece en este armado Florencia Ranellucci, funcionaria de Salud y Desarrollo Social en el plano nacional que reporta al intendente de Vicente López, Jorge Macri.

 


Quien aún no se mostró alineado a la candidatura de Montenegro es su par en la Cámara baja nacional, el diputado Juan Aicega. Referente de la agrupación “Gestión PRO 2020”, Aicega supo exhibir intenciones de jugar por la intendencia, pero la foto meses atrás de Vidal y Macri con los potenciales precandidatos (en la que no fue incluido), lo dejó virtualmente fuera de la discusión. En 2017, no sólo había logrado acceder a una banca en el Congreso, sino también colocar a un dirigente de su espacio, Guillermo Volponi, en el Concejo Deliberante local.

Pero en 2019, su posicionamiento es más periférico y, en ese contexto, no son pocas las voces del PRO que lo ubican a Aicega respaldando la potencial precandidatura de la radical Vilma Baragiola.

“Aicega siempre estuvo con Baragiola, viene de la relación con Emilio Monzó. Pero se va a tener que alinear a lo que digan más arriba. La Gobernadora está apoyando explícitamente a Guillermo”, dejó en claro una voz con llegada a la mesa chica bonaerense. “El PRO histórico está con Guillermo, no se sabe Aicega, pero Juan no representa a nadie”, fue más lapidario un armador local. Por lo pronto, Aicega mantiene el silencio, luego de brillar por su ausencia en la inauguración del local partidario de Montenegro.  
 


En cuanto a los futuros desembarcos bonaerenses y nacionales ya de lleno en la campaña, la incertidumbre gira en torno a cómo se van a plasmar los mismos en un posible escenario de interna numerosa. Al respecto, voces PRO no se preocupan demasiado: “Ya está claro quién tiene la bendición”, aunque, para evitar fricciones a gran escala, piensan que la diferencia se puede hacer bajo el paraguas de disertaciones en la macrista Fundación Pensar, tal como se hizo recientemente con dirigentes como Esteban Bullrich, Carmen Polledo y ministros del gabinete larretista.

Y mientras ante los micrófonos alientan una polarización con la cara local del kirchnerismo (Raverta), puertas adentro no se olvidan de la que consideran la principal contrincante interna: “Baragiola viene de capa caída. En 2017 sacó 40 puntos pero los votos eran de Vidal. Si piensa que los votos son suyos, está totalmente equivocada”, apuntaron. Otra voz, asegura: "Vilma esta insegura y reclama mas contacto con la Provincia". Las tensiones no se disipan y asoman con intensificarse a medida que se aproxime el cierre de listas.