X
Diáspora amarilla tras el resultado electoral en la provincia. La conformación de una lista única, en riesgo. No se respetan liderazgos. "Puede pasar cualquier cosa", alertan.
Por 19/06/2019 9:19

El tercer puesto en las elecciones provinciales no es el único frente de tormenta que se le abrió a Cambiemos en Santa Fe. Ahora, a cuatro días del cierre nacional de listas, se desató una interna mayúscula en el PRO: un sector del partido pretende darle pelea al presidente provincial de los amarillos, Federico Angelini.

Hubo fumata blanca en febrero cuando tocó cerrar las listas santafesinas. Pese a las intenciones de Angelini, se condecoró a José Corral como el único candidato a gobernador del macrismo ¿Cómo se logró la baja del diputado provincial amarillo? Se le prometió que encabezaría la lista de diputados nacionales.

En ese momento quedó desdibujado un sector del PRO que tiene como referencia al diputado nacional Lucas Incicco y está integrado por otros legisladores provinciales como el peronista Germán Mastrocola y el radical Sergio Más Varela. El legislador nacional estuvo a punto de ser el compañero de fórmula de Corral, pero tras el acuerdo de unidad volvió a concentrarse en el Congreso.

 

 

Ahora, Incicco y compañía quieren recuperar terreno. En diálogo con Letra P, el diputado dijo: “Queremos ser protagonistas y no espectadores”. En criollo, se la bancaron en febrero y ahora no. El resultado de Cambiemos en gobernador y, sobre todo, el cuarto lugar de Gabriel Chumpitaz en Diputados, detrás de Amalia Granata, fue la gota que rebalsó el vaso en los PRO rebeldes. Chumpitaz, que sacó 12 puntos, responde a Angelini y de los cinco legisladores que hoy integran el bloque de Cambiemos se bajará a la mitad después del 10 de diciembre. 

 

 

Para Incicco, esa caída en particular es responsabilidad de Angelini y, por esa razón, quiere enfrentarlo en una interna. “Entendemos la situación de crisis, sabemos que nos afecta, pero no podés perder con Granata, ese es un problema político”, sentenció el diputado nacional.

En un sector de la Casa Rosada, ante la diáspora interna, guardan otra carta, que encabece el concejal rosarino Roy López Molina, quien el domingo salió tercero en las elecciones a intendente. Por ahora, la posibilidad asoma “lejana”,  pero el estado de ebullición interna todo lo puede.