X
Con el dirigente cuervo como candidato a jefe de Gobierno, los sectores que integran el Frente de Todos pujan ahora por los lugares en la boleta. Recalde y Donda asoman para el Senado y Diputados.
Por 18/06/2019 17:55

A horas del cierre de listas, el panorama electoral del peronismo porteño tiene una certeza y muchas incógnitas. La primera es que, a menos que suceda algo inesperado, el presidente de San Lorenzo Matías Lammens será el candidato a jefe de Gobierno por el Frente de Todos. La decisión está tomada, aunque lo que dificulta su anuncio público son los contrapuntos para ordenar las listas de las diferentes categorías parlamentarias.

La candidatura del dirigente deportivo diluyó todos los acuerdos que estaban planteados en torno a una primaria que enfrentaría a Mariano Recalde y a Victoria Donda y que facilitaba la participación de más sectores en las listas. 

 

 

La primera consecuencia de la postulación de Lammens es, entonces, el corrimiento del ex presidente de Aerolíneas Argentinas hacia la candidatura a senador nacional, algo que en la agrupación que conduce Máximo Kirchner fue tomado como una buena noticia. "Si mantenemos la candidatura de Mariano nos van a acusar de obturar opciones que tendrían chances de ganar, así que ir al Senado también es un reconocimiento que no necesariamente lo va a alejar de la política porteña" señaló a Letra P uno de los integrantes de la mesa nacional de La Cámpora. El mismo dirigente consideró que los casos de Daniel Filmus y, más acá, de Anabel Fernández Sagasti demuestran que es posible potenciar la presencia distrital desde el Congreso.

No obstante, la posibilidad de que Recalde aspire a una banca en el Senado impactó de lleno en el kirchnerismo, donde varios dirigentes ya pugnaban por ese lugar, pero también en las fuerzas que se sumaron a la coalición antes y después de la postulación de Alberto Fernández. De hecho, el legislador porteño no es el único anotado para encabezar esa boleta del Frente de Todos ya que, con el apoyo de agrupaciones políticas y sindicales porteñas, el ex ministro de Trabajo durante los dos gobiernos kirchneristas, Carlos Tomada, también suena para la misma postulación.

 

 

En la banda de los recién incorporados a la fuerza está Fernando "Pino" Solanas. Al líder de Proyecto Sur se le vence en diciembre su mandato en el Senado y especulaba con ser la cara visible del frente opositor, pero ahora está más cerca de pelear un lugar "entrable" en la nómina de diputados nacionales.

En tanto, los diputados nacionales Andrés LarroqueNilda GarréAxel Kicillof y Donda también culminan su período en la Cámara de Diputados. Por ahora, solo la referente de Ampliar pica en punta para renovar su lugar. Así las cosas, a Donda y Solanas se suma el ex embajador argentino ante el Vaticano y hombre de confianza de Fernández, Eduardo Valdés, y el economista aliado a Juan Grabois, Itai Hagman.

 

 

La danza de nombres se completa con Paula Penacca, actual legisladora de La Cámpora, a quien se le vence su segundo mandato en diciembre, por lo que no tiene chances de renovar en la Legislatura porteña.

Cerrado Lammens, la interna porteña ahora es por las bancas del Congreso

Con el dirigente cuervo como candidato a jefe de Gobierno, los sectores que integran el Frente de Todos pujan ahora por los lugares en la boleta. Recalde y Donda asoman para el Senado y Diputados.

A horas del cierre de listas, el panorama electoral del peronismo porteño tiene una certeza y muchas incógnitas. La primera es que, a menos que suceda algo inesperado, el presidente de San Lorenzo Matías Lammens será el candidato a jefe de Gobierno por el Frente de Todos. La decisión está tomada, aunque lo que dificulta su anuncio público son los contrapuntos para ordenar las listas de las diferentes categorías parlamentarias.

La candidatura del dirigente deportivo diluyó todos los acuerdos que estaban planteados en torno a una primaria que enfrentaría a Mariano Recalde y a Victoria Donda y que facilitaba la participación de más sectores en las listas. 

 

 

La primera consecuencia de la postulación de Lammens es, entonces, el corrimiento del ex presidente de Aerolíneas Argentinas hacia la candidatura a senador nacional, algo que en la agrupación que conduce Máximo Kirchner fue tomado como una buena noticia. "Si mantenemos la candidatura de Mariano nos van a acusar de obturar opciones que tendrían chances de ganar, así que ir al Senado también es un reconocimiento que no necesariamente lo va a alejar de la política porteña" señaló a Letra P uno de los integrantes de la mesa nacional de La Cámpora. El mismo dirigente consideró que los casos de Daniel Filmus y, más acá, de Anabel Fernández Sagasti demuestran que es posible potenciar la presencia distrital desde el Congreso.

No obstante, la posibilidad de que Recalde aspire a una banca en el Senado impactó de lleno en el kirchnerismo, donde varios dirigentes ya pugnaban por ese lugar, pero también en las fuerzas que se sumaron a la coalición antes y después de la postulación de Alberto Fernández. De hecho, el legislador porteño no es el único anotado para encabezar esa boleta del Frente de Todos ya que, con el apoyo de agrupaciones políticas y sindicales porteñas, el ex ministro de Trabajo durante los dos gobiernos kirchneristas, Carlos Tomada, también suena para la misma postulación.

 

 

En la banda de los recién incorporados a la fuerza está Fernando "Pino" Solanas. Al líder de Proyecto Sur se le vence en diciembre su mandato en el Senado y especulaba con ser la cara visible del frente opositor, pero ahora está más cerca de pelear un lugar "entrable" en la nómina de diputados nacionales.

En tanto, los diputados nacionales Andrés LarroqueNilda GarréAxel Kicillof y Donda también culminan su período en la Cámara de Diputados. Por ahora, solo la referente de Ampliar pica en punta para renovar su lugar. Así las cosas, a Donda y Solanas se suma el ex embajador argentino ante el Vaticano y hombre de confianza de Fernández, Eduardo Valdés, y el economista aliado a Juan Grabois, Itai Hagman.

 

 

La danza de nombres se completa con Paula Penacca, actual legisladora de La Cámpora, a quien se le vence su segundo mandato en diciembre, por lo que no tiene chances de renovar en la Legislatura porteña.