X

Kicillof-Magario: un mensaje a los intendentes y un anzuelo final para Massa

Nombrado por el PJ bonaerense como su candidato a gobernador en fórmula con Magario, en el entorno del economista no terminan de confirmarlo y abren las puertas a una negociación con “otros espacios”.

La presentación fue, cuanto menos, extraña. Se acumulaban los tuits celebrando la candidatura a gobernador bonaerense de Axel Kicillof cuando su compañera de fórmula, Verónica Magario, aún no había recibido ni un mensaje de Whatsapp avisándole cuál era el lugar que le deparaba su futuro inmediato. Desde el entorno del ex ministro de Economía sostenían que ellos tampoco podían dar por certificada esa dupla. Leían en la oleada de mensajes, primereada por Martín Insaurralde, una jugada para aplacar los calores en la liga de intendentes del PJ provincial y, a la vez, un último llamado a Sergio Massa, a quien ven como el eslabón perdido de esa cadena autodenominada Frente Patriótico con la que esperan disputarle la provincia de Buenos Aires a María Eugenia Vidal y la Casa Rosada a Mauricio Macri. Y ganarles.

Insaurralde estuvo en la sede del Instituto Patria el lunes por la noche. Allí fue informado por Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner de la decisión: transformar en fórmula del espacio la foto que, apenas horas antes, había hecho circular sugestivamente la ex presidenta a través de su cuenta oficial en Twitter.

 

 

Tras ese breve encuentro, el intendente de Lomas de Zamora, uno de los que se anotaba en la carrera por la gobernación, reunió a los propios y les dio la nueva. Tragando saliva, fue el primero en publicar en redes sociales la novedad. Recién después y en formato de cascada, llegaron todos los demás.

Muchos intendentes, por no decir todos los que no integran el círculo más cercano a Insaurralde, se desayunaron de la novedad por las redes sociales. Incluso la propia Magario, protagonista central de la noticia.

 

 

Kicillof tuvo una charla con Cristina en las últimas horas. La senadora le informó la estrategia en redes que se iba a aplicar para su candidatura y dijo que, por ahora, dejara correr la información a través de otras bocas y se mantuviera tal como viene hasta acá. De hecho, el precandidato no alteró ni un ápice su agenda de campaña. Completa de reuniones y recorridas de aquí hasta el fin de semana, por lo menos, se mantiene inalterable.

La decisión, coordinada por Alberto Fernández y Máximo Kirchner, cumple un doble objetivo. O, al menos, así lo interpretaron cerca de Kicillof. Por un lado, brindar algo de claridad y de certezas a los manotazos que se cruzaban entre los intendentes bonaerenses ante la indefinición del candidato a gobernador, interrogantes que se acentuaron una vez confirmada la fórmula Fernández-Fernández en la puja nacional. Por otro, llenar, tal vez, el único casillero que quedaba disponible para Massa. O, por lo menos, el único que quedaba vacante para el líder del Frente Renovador sin tener que ir a disputar una interna contra el kirchnerismo en las PASO de agosto.

 

Máximo Kirchner, cerebro del armado kirchnerista para las elecciones de este año. (Foto: Agencia NA)

 

"La noticia se distribuyó por Twitter, ¿no?", empezó a razonar un operador kirchnerista con pata en la provincia. "Bueno -siguió su especulación-, ¿vos viste la noticia en las cuentas de Alberto o de Cristina? Yo no."

En vísperas del Congreso del Frente Renovador de este jueves, la noticia llegó en formato de alerta a la agrupación de Sergio Massa.

En vísperas del Congreso del Frente Renovador de este jueves, donde el massismo deberá definir si se mantiene dentro de Alternativa Federal o se repliega en una alianza con el kirchnerismo con fórmula confirmada a nivel nacional y provincial, la noticia llegó en formato de alerta. Un dirigente que sigue de cerca las negociaciones lo puso en palabras: "Es un mensaje claro: 'Sergio, solo faltás vos'".

No lo decían al voleo. En el Instituto Patria vislumbran un cuadro favorable en el Congreso massista, cuadro que reconstruyeron a partir de contactos con legisladores y dirigentes alistados para levantar la mano en Parque Norte a favor de un acercamiento con el kirchnerismo. O, cuanto menos, a favor de un documento que deje expreso que el objetivo es sacar al macrismo del poder y mandatar al mismo Massa a "negociar lo que haya que negociar, con quien haya que negociar" para cumplir ese objetivo.

Por lo pronto, desde el propio entorno de Kicillof advierten que el escenario sigue abierto a negociaciones y que nada está cerrado. Lo que confirmaron los intendentes en Twitter no lo pueden ratificar ninguno de los dos integrantes de la fórmula anunciada. Así se conjura un anuncio atípico, tercerizado y con más olor a mensaje teledirigido que a decisión tomada.