X
Fueron a Cañuelas a dar una muestra de unidad. Lo lograron, pero no mucho más. La discusión por el candidato propio sigue empantanada. Armaron una comisión para no romper el espacio antes de tiempo.

“No sé a qué vine, me invitaron pero no me dijeron nada más”, dijo en la tarde noche de este martes un intendente cuando se bajó de su auto en el parque industrial de Cañuelas, a la vera de la Ruta 6. El testimonio grafica lo que fue la reunión. Los jefes comunales llegaron al distrito gobernado por Gustavo Arrieta y se sacaron la foto en la que se muestran todos juntos como señal de unidad y para mandar un mensaje político en plena discusión de candidaturas: el postulante a la gobernación debe ser un intendente. Después de la foto, empezó el debate y asomaron las diferencias. A 30 días del cierre de listas, todavía no hay acuerdo sobre qué intendente tiene que convertirse en candidato o candidata para pelearle la elección provincial a Cambiemos. 

La reunión en Cañuelas tuvo su cara y su contracara. Por un lado, Arrieta y el titular del PJ bonaerense, Fernando Gray, lograron la foto de todos los intendentes del peronismo de la provincia de Buenos Aires. Para conseguir la imagen se armó un set en la sala de convenciones que tiene el Parque Industrial. Había un lago de fondo, que no se apreció porque ya era de noche cuando llegó el último jefe comunal, el de Escobar, Ariel Sujarchuk. Tras la foto, subieron al primer piso. Ahí primó el hermetismo y afloraron las diferencias.
 


Magario al llegar al encuentro de Cañuelas (Foto: AGLP) 


No hay acuerdo sobre quién debe ser el candidato de los intendentes. El conurbano sigue con la referencia en Martín Insaurralde como postulante. El interior apuesta por la matancera Verónica Magario y la discusión entre los jefes comunales sigue atascada ahí. Mientras, el candidato a presidente Alberto Fernández ponderó al diputado nacional Áxel Kicillof, que es el único que está caminando el territorio provincial como candidato, pero que –como informó Letra P- está dispuesto a bañarse de humildad si su carrera bonaerense incomodara. El economista toma como ejemplo el gesto de Cristina el sábado último, cuando anunció que iba de candidata a vicepresidenta de Alberto F.

Y, como no hay unidad y los jefes comunales temen enterarse de una candidatura a gobernador de Kicillof por video, como ocurrió con el caso Alberto F, definieron armar una comisión de acción política. No se trata de una comisión más, aclaran. Es la herramienta para acercarse a la discusión final que encabezarán Máximo Kirchner, Insuarralde, Magario y Alberto Fernández en su nuevo rol de presidenciable y tendrá el aval final de CFK.

Gustavo Menéndez (Merlo), Gabriel Katopodis (San Martín), Ariel Sujarchuk (Escobar) y Alberto Descalzo (Ituzaingó) representarán a la Primera sección electoral dentro de la comisión. Por la Tercera lo harán Magario (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda) y Arrieta (Cañuelas); mientras que el interior bonaerense estará representado por Juan Pablo de Jesús (La Costa), Alejandro Acerbo (Daireaux), Francisco Echarren (Castelli) y Marcelo Santillán (Gonzáles Chaves). La definición de que sean esos nombres también fue prenda de negociación.

 


El intendente de Daireaux, Alejandro Acerbo llegó manejando al Parque Industrial (Foto: AGLP) 


Lo que queda ahora es seguir mostrándose unidos y avanzar en las negociaciones internas. Los intendentes del conurbano y algunos del interior se apoyan en Insaurralde, que a la vez quiere garantizarse el poder que ostenta en espacios clave como el directorio del Banco Provincia y el Tribunal de Cuentas.

Magario tiene el respaldo de Ferraresi, con oficina en el Instituto Patria  y de Ustarroz, con anclaje en La Cámpora. En caso de que ella no fuera y el elegido fuese Kicillof, el diputado nacional no tendría, a priori, mayores objeciones de la llamada Liga Magario. Entre los intendentes que lo quieren a Kicillof están el de Ensenada, Mario Secco, y el de Pehuajó, Pablo Zurro, que incluso ni estuvo en la foto de organizó Arrieta. Un día después de la reunión de Cañuelas, el jefe comunal de Villa Gesell, Gustavo Barrera, se reunió con Kicillof y le dio su respaldo.
 



Los intendentes coinciden en que Cañuelas fue un paso más hacia la unidad. Pero lo tiempos apremian. "Queremos tener más protagonismo; normalmente parece que todo lo que sucede en el país, en el mundo, sucede a escala país, pero la gente vive en las ciudades”, dijo a Letra P el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro, al retirarse de la reunión.

¿Y MASSA? El rol que pueda llegar a tomar el ex intendente de Tigre en caso de que se sume al esquema Fernández también sobrevoló la reunión de este martes. Lanzó la pregunta un ex intendente que hacía mucho no pasaba por este tipo de encuentros: el histórico Juan José Mussi.

El intendente no intendente de Berazategui prueguntó qué iba a pasar con el ex intendente de Tigre. Incluso se mostró receptivo y abierto a darle el respaldo para que sea candidato a gobernador. Pero, si entrase el líder del Frente Renovador al esquema, los intendentes tendrían un nuevo factor que evaluar. O digerir.

Si Massa se sumase a nivel nacional, los intendentes bendecirían el desembarco. Pero si fuera en la órbita provincial seria distinto, porque el Frente Renovador tiene una estructura -menor a la del peronismo K- que debería ser parte de la discusión en las listas y en los organismos de control donde Massa tiene gente en todas las categorías que le corresponden a la oposición.