ELECCIONES 2019 | POST KIRCHNERISMO

Mercado bipolar: vaivenes y apuestas políticas tras el anuncio de la fórmula FF

De la preocupación inicial a la cautela: ¿resiste el peronismo federal y divide el voto opositor? Si el centro no va a Cristina, Cristina va al centro. Sin embargo, todo es frágil y provisorio.

Cuando Cristina Kirchner sorprendió el sábado al anunciar que acompañaría a Alberto Fernández en el segundo lugar del binomio presidencial del sector no solo puso patas para arriba al mundo político. También conmocionó, claro, al financiero, de cuyo comportamiento en los próximos meses depende el modo en que llegarán a octubre esa fórmula y la que encabezará Mauricio Macri. A los operadores les costó decantar la novedad, al punto que la apertura de los mercados del lunes amagó con un castigo al peso, los títulos de deuda y las acciones, aunque la tendencia se moderó al cierre y, al menos en lo inmediato, se revirtió completamente este martes.

 

Así, el dólar mayorista bajó 0,7% hasta $44,87, el oficial 0,6% a $45,90 y el riesgo país quebró el piso de los 900 puntos básicos para terminar a 894.

 

El favoritismo por Cambiemos de los operadores y asesores de inversión no se discute, como tampoco la desconfianza que despierta el post kirchnerismo, por más moderado que se muestre. Al fin y al cabo, el dialoguista Alberto no deja de menear la posibilidad de una renegociación de la deuda en manos de tenedores privados, algo que, a falta de aclaraciones, no genera precisamente agrado.

 

 

En medio de la volatilidad, el anuncio no generó pánico y pareció distender los ánimos. Primera prueba, superada. Sin embargo, el comportamiento de los agentes financieros, de cuyo favor dependerá la tranquilidad con la que termine el mandato de Macri y las posibilidades de este o de un sucesor de encarar el espinoso tema de la deuda en el próximo mandato, fue oscilante.

 

Pablo Castagna, director de Portfolio Personal Inversiones, le dijo a Letra P que “es importante aclarar que lo que pase de ahora en más en el frente externo, sobre todo por la guerra comercial entre China y Estados Unidos, es un capítulo aparte de la marcha de los mercados. La otra pata es la de la política doméstica y, en ese sentido, el sábado nos encontramos con un candidato tapado y con un volantazo de la oposición que nadie esperaba. En principio, por el momento, no está claro cómo van a actuar en el nuevo escenario Alternativa Federal y el Gobierno. Sigo pensando que, ante esa incertidumbre, habrá volatilidad, al menos hasta que haya fórmulas confirmadas”.

 

En tanto, Leandro Ziccarelli, coordinador del Observatorio Monetario-Financiero del CEPA (Centro de Economía Política Argentina), cuestionó los análisis ex post. “Los analistas tienden a sobre explicar todo lo que pasa en los mercados. En general, los que operamos no estamos pensando excesivamente todos los trades. Entonces las explicaciones suelen ser más bien excusas de los analistas para dar cuenta de movimientos que no entienden”, dijo.

 

“En concreto, a la hora de operar, los traders e inversores institucionales miran las cosas sustanciales, no los detalles. Y lo único sustancial fue el anuncio de la fórmula Fernández-Fernández. Entonces, la respuesta del mercado fue de moderada a buena”, aseveró el hombre del CEPA. Para él, “ahora hay que pricear que una victoria de CFK con Alberto Fernández de por medio no es tan grave. Ojo, no digo que Alberto sea un hombre de los mercados ni mucho menos. Digo que tiene un perfil más moderado”, completó.

 

Otros analistas tienen una versión diferente. Para ellos, lo que explica lo ocurrido es que la preocupación inicial por un posible aluvión de respaldos peronistas a la nueva fórmula del post kirchnerismo se disipó con el correr del primer par de días.

 

 

 

Christian Buteler, analista financiero, señaló, también en diálogo con este portal, que “la candidatura de Alberto Fernández y de Cristina Kirchner tiene aspectos positivos y negativos; hasta ahora primaron los positivos. ¿Cuáles son? Básicamente que Alberto no es Cristina. Es obvio que ella aporta los votos y que va a tener una influencia importante, pero Argentina es un país presidencialista y, llegado el caso, el que va a gobernar va a ser Alberto. Y eso, para el mercado, es mejor”.

 

“Por otro lado –siguió Buteler-, en un primer momento parecía que todo el arco peronista se encolumnaba detrás de ellos. Pero el lunes esa percepción cambió con la noticia de que (Sergio) Massa dijo ser ‘más candidato que nunca’, con la confirmación de (Roberto) Lavagna y con la definición de (Juan) Schiaretti de que Alternativa Federal va a ir por su lado. Entonces, a mayor cantidad de postulantes, menor es la posibilidad de que uno se corte y gane en primera vuelta. Y en una segunda vuelta entre Alberto y (Mauricio) Macri, este tal vez tenga alguna posibilidad. Eso es lo que prima en la respuesta de los mercados en este momento”.

 

Todo es provisorio, sin embargo, y el futuro inmediato depende de cómo se vayan resolviendo las cuestiones políticas pendientes.

 

De acuerdo con Castagna, “como parte del análisis del lunes, todos fuimos leyendo que Cristina Kirchner estaba más débil y que por eso generó una formula moderada. Igualmente, para mí falta información”. “¿Se le cree a un candidato que está en campaña y que dice que no quiere un default en momentos en que va en busca del votante moderado?”, se preguntó.

 

“El mensaje todavía es muy confuso. La idea de que el cuco de CFK desapareció de la fórmula y que no va a aparecer en la campaña no la van a creer todos. Algunos no ven que Cristina se vaya a esconder en su casa y que no vaya a participar de las decisiones económicas importantes”, añadió.

 

 

 

El análisis de Gabriel Zelpo, economista jefe de Elypsis, va por un camino similar, aunque menos atado a dudas.

 

“Cuando Cristina anunció la candidatura de Alberto Fernández, lo que muchos temían era que todo ya estuviera arreglado con el peronismo para ganarle a Macri. Después se observó que no era así y que el peronismo ‘racional’ sigue por su camino, por ahora al menos”, señaló.

 

“Entonces, al día de hoy, se ve cierta debilidad de CFK y que si quiere armar, va a tener que negociar y posiblemente acercarse más al centro. No es el centro el que va a ella, sino ella al centro. Y si no lo hace, ya quedó expuesta a esa debilidad, lo que sería favorable a Macri”, remató.

 

la actividad economica cayo 8,4% en marzo, el mayor derrumbe desde la pandemia
Prepagas y prestadoras en la era Javier Milei

También te puede interesar