X

Macri pidió a los CEOs que comuniquen el congelamiento como “una medida feliz"

El Presidente comandó una reunión con empresarios de alimentos y supermercados y les reclamó apoyo. Habló de una encuesta “fantasma” que lo da ganador en el ballotage ante CFK, por cuatro puntos.
El Presidente comandó una reunión con empresarios de alimentos y supermercados y les reclamó apoyo. Habló de una encuesta “fantasma” que lo da ganador en el ballotage ante CFK, por cuatro puntos.
Por 22/04/2019 16:37

El clima entre Mauricio Macri y el Círculo Rojo es espeso, más allá de los intentos por maquillar el vínculo. “Miren, yo tengo una encuesta en la que le gano a Cristina (Fernández de Kirchner) por cuatro puntos, 52 a 48”, expresó ante la atenta mirada de CEOs que pusieron productos propios en la variante congelada de Precios Cuidados. Dante Sica, el ministro de la Producción, se sorprendió por el número, al igual que los presentes. “¿De dónde sale esa encuesta?”, se consultaron, por lo bajo, dos supermercadistas que oían incrédulos. El Presidente se fue del encuentro, que presenció y cerró tras media hora de charla, sin citar la fuente.

El dato los dejó pensando a los convidados, sobre todo cuando las últimas encuestas, entre ellas la de Synopsis, dan el resultado inverso, si los comicios fueran hoy. “Mauricio ve un triunfo ajustado. Está convencido de que la inflación va a bajar y que va a poder hacer la reforma tributaria”, contó otro de los asistentes, ante la consulta de Letra P.

 

 

El mandatario sorprendió, en pleno evento, con un pedido especial: “Comuniquen la medida (el congelamiento de precios), como algo feliz, como algo positivo". En la misma línea, les solicitó que “cuando hablen del tema, resalten que es una cuestión de cumplimiento voluntario”.

Reinó la confusión en la sala y sólo unos pocos se animaron a hablar: el titular de la cámara alimenticia Copal, Daniel Funes de Rioja; el jefe de Adecco Agro, Mariano Bosch, Martín Cabrales y el francés Rami Baitieh, CEO de Carrefour. Aclararon que van a bancar el plan, pero que es una medida de corto plazo. El resto prefirió la reserva.

 

Acevedo, de la UIA y AGD. "No sirve para combatir la inflación".

 

La lista de asistentes fue frondosa. Estuvieron Luis Pagani (Arcor); Ricardo Zorzón (Cámara Argentina de Supermercados), Juan Vasco Martínez (Asociación de Supermercados Unidos), Ricardo Ciani (Alimentos Refrigerados), Alfredo Coto (Coto), Federico Braun (La Anónima), Joaquín Santa Coloma (Cencosud), Agustín Beccar Varela (Walmart), Damián Dircie (Día); Carlos Agote (Mastellone), Javier Goñi (Ledesma), Martín Ribichich (Pepsico), Martín Ticinese (Quilmes), Rodolfo Galloni (Ilolay), Jorge Riba (Dulcor), Manuel Villaverde (Prodea), Oscar Gerula (Gerula), Amancio Oneto (Molinos Río de la Plata), Margarita Fux (AGD), Guillermo García (Bunge), Víctor Navajas (Establecimiento Las Marías), Ignacio Noel (Morixe) y Michael Halstrick (Norton).

A la salida de la Casa Rosada, nadie habló ni cumplió con explicar el programa de precios positivamente y con un halo de felicidad. Horas antes del evento, fue el propio líder de la UIA, Miguel Acevedo, el que le restó importancia al plan en materia de combate a la inflación. Lo siguió el propio Cabrales, en la misma línea: “Me gustaría ver otro tipo de medidas, como una medida de fondo, una reforma impositiva. Puede servir para aliviar algo, pero no para resolver nada”.

 

Cabrales reclamó medidas de fondo. 

 

Sica, que estuvo ladeado por el secretario de Comercio, Ignacio Werner, inició la reunión explicando el origen de la medida. Un sinceramiento: “Era el menor de los males, lo que pudimos aceptar en el medio de los tironeos”, contó. Detalló que la Unión Cívica Radical (UCR), les pedía por la ley de góndolas, mientras que la oposición insistía con controles más férreos.

Los empresarios comprendieron el mensaje, pero marcaron la cancha con los riesgos del corto plazo del congelamiento: “¿Qué va a pasar cuando se descalcen los precios de los productos fuera del congelamiento con los de adentro?”, preguntaron. Lo que evalúan es que, previsiblemente, no va a haber abastecimiento capaz de contener la demanda. El Gobierno aún no puede responder a esa pregunta.

Macri pidió a los CEOs que comuniquen el congelamiento como “una medida feliz"

El Presidente comandó una reunión con empresarios de alimentos y supermercados y les reclamó apoyo. Habló de una encuesta “fantasma” que lo da ganador en el ballotage ante CFK, por cuatro puntos.

El clima entre Mauricio Macri y el Círculo Rojo es espeso, más allá de los intentos por maquillar el vínculo. “Miren, yo tengo una encuesta en la que le gano a Cristina (Fernández de Kirchner) por cuatro puntos, 52 a 48”, expresó ante la atenta mirada de CEOs que pusieron productos propios en la variante congelada de Precios Cuidados. Dante Sica, el ministro de la Producción, se sorprendió por el número, al igual que los presentes. “¿De dónde sale esa encuesta?”, se consultaron, por lo bajo, dos supermercadistas que oían incrédulos. El Presidente se fue del encuentro, que presenció y cerró tras media hora de charla, sin citar la fuente.

El dato los dejó pensando a los convidados, sobre todo cuando las últimas encuestas, entre ellas la de Synopsis, dan el resultado inverso, si los comicios fueran hoy. “Mauricio ve un triunfo ajustado. Está convencido de que la inflación va a bajar y que va a poder hacer la reforma tributaria”, contó otro de los asistentes, ante la consulta de Letra P.

 

 

El mandatario sorprendió, en pleno evento, con un pedido especial: “Comuniquen la medida (el congelamiento de precios), como algo feliz, como algo positivo". En la misma línea, les solicitó que “cuando hablen del tema, resalten que es una cuestión de cumplimiento voluntario”.

Reinó la confusión en la sala y sólo unos pocos se animaron a hablar: el titular de la cámara alimenticia Copal, Daniel Funes de Rioja; el jefe de Adecco Agro, Mariano Bosch, Martín Cabrales y el francés Rami Baitieh, CEO de Carrefour. Aclararon que van a bancar el plan, pero que es una medida de corto plazo. El resto prefirió la reserva.

 

Acevedo, de la UIA y AGD. "No sirve para combatir la inflación".

 

La lista de asistentes fue frondosa. Estuvieron Luis Pagani (Arcor); Ricardo Zorzón (Cámara Argentina de Supermercados), Juan Vasco Martínez (Asociación de Supermercados Unidos), Ricardo Ciani (Alimentos Refrigerados), Alfredo Coto (Coto), Federico Braun (La Anónima), Joaquín Santa Coloma (Cencosud), Agustín Beccar Varela (Walmart), Damián Dircie (Día); Carlos Agote (Mastellone), Javier Goñi (Ledesma), Martín Ribichich (Pepsico), Martín Ticinese (Quilmes), Rodolfo Galloni (Ilolay), Jorge Riba (Dulcor), Manuel Villaverde (Prodea), Oscar Gerula (Gerula), Amancio Oneto (Molinos Río de la Plata), Margarita Fux (AGD), Guillermo García (Bunge), Víctor Navajas (Establecimiento Las Marías), Ignacio Noel (Morixe) y Michael Halstrick (Norton).

A la salida de la Casa Rosada, nadie habló ni cumplió con explicar el programa de precios positivamente y con un halo de felicidad. Horas antes del evento, fue el propio líder de la UIA, Miguel Acevedo, el que le restó importancia al plan en materia de combate a la inflación. Lo siguió el propio Cabrales, en la misma línea: “Me gustaría ver otro tipo de medidas, como una medida de fondo, una reforma impositiva. Puede servir para aliviar algo, pero no para resolver nada”.

 

Cabrales reclamó medidas de fondo. 

 

Sica, que estuvo ladeado por el secretario de Comercio, Ignacio Werner, inició la reunión explicando el origen de la medida. Un sinceramiento: “Era el menor de los males, lo que pudimos aceptar en el medio de los tironeos”, contó. Detalló que la Unión Cívica Radical (UCR), les pedía por la ley de góndolas, mientras que la oposición insistía con controles más férreos.

Los empresarios comprendieron el mensaje, pero marcaron la cancha con los riesgos del corto plazo del congelamiento: “¿Qué va a pasar cuando se descalcen los precios de los productos fuera del congelamiento con los de adentro?”, preguntaron. Lo que evalúan es que, previsiblemente, no va a haber abastecimiento capaz de contener la demanda. El Gobierno aún no puede responder a esa pregunta.