X

Neuquén exhibe la renguera del PJ federal: no arma donde no gobierna

La Patagonia es un ejemplo del desarrollo corto de la alianza entre Urtubey, Massa y Pichetto, los candidatos sin candidatos.
La Patagonia es un ejemplo del desarrollo corto de la alianza entre Urtubey, Massa y Pichetto, los candidatos sin candidatos.
Por 10/03/2019 8:57

NEUQUÉN CAPITAL (Corresponsal) Cinco de las seis provincias que integran la Patagonia exhiben las deficiencias para conformar una oferta electoral de Alternativa Federal. En estas tierras, donde el peronismo cercano al kirchnerismo y las fuerzas provinciales se mantienen como máxima referencia para el electorado, el peronismo blando casi no hace pie. Donde no gobierna, no arma. Por eso, en Neuquén, donde este domingo se realizará la primera elección general del año, sólo el paso de Juan Manuel Urtubey, la visita a Vaca Muerta de Miguel Ángel Pichetto y una colectora massista del Movimiento Popular Neuquino (MPN) marcan la intermitente presencia de la tercera vía que intenta cerrar la grieta nacional.

El poderío del MPN acercó a uno de los exponentes del PJ ortodoxo. Urtubey, quien en su gira también charló con Alberto Weretilneck en San Carlos de Bariloche, se fotografió con Omar Gutiérrez, quien irá por su reelección frente al kirchnerista Ramón Rioseco.

El último registro de presencia massista se dio en la disputa de medio término del Frente Renovador, en 2017, sin mucho éxito, cosechando un magro porcentaje de votos. El único rasgo de acuerdo actual es la colectora de Unión Popular que lleva a Carlos “Chino” Sánchez Mena como primer candidato a diputado. Si bien Sánchez le dijo a Letra P que está “con la mente puesta en el domingo”, reconoció que espera una definición nacional para empezar a recorrer -una vez más- la provincia con el mensaje del peronismo federal.

 

 

En La Pampa, en cambio, el diálogo con el gobernador Carlos Verna apaciguó el amague del Frente Renovador para presentarse por fuera de un gran acuerdo. Desde la Legislatura, Darío Hernández buscó pergeñar una lista para la elección provincial, pero, al final, sólo participó de la interna del Partido Justicialista (PJ) en Santa Rosa. En definitiva, lo que podría haberse armado como peronismo federal fue absorbido por el PJ.

“Tenemos la estructura del massismo y el peronismo federal. Seguimos teniendo relación con militantes de los pueblos y los que adhieren a esa posición. Pero, la verdad, estamos parados porque no hay definición nacional”, contó Hernández a Letra P. Junto a otros dirigentes, la mayoría diputados, representaba el bloque patagónico del FR. Ese grupo, lamentó, está en vías de extinción por los reiterados desplantes del ex intendente de Tigre.  

 

Verna absorbió al massismo pampeano.

 

Desde Río Negro el propio Massa desestimó competir contra el espacio que conduce el intendente de General Roca, Martín Soria. Luego de visitar la fiesta nacional de la manzana en 2017 y bailar unos temas de Maluma en el escenario, le bajó el pulgar a una posible lista en la provincia. Casi dos años después, Urtubey fue a San Carlos de Bariloche a firmar un acuerdo turístico con Weretilneck; con fotos de por medio, se llevó a Salta el saludo de dos gobernadores de la región.

Atento a eso, el senador Pichetto instruyó a sus seguidores en la provincia, sobre todo al legislador Ariel Rivero, para que propicie un escenario de lanzamiento de Alternativa Federal antes de cerrar 2018. Un paro de pilotos impidió que la versión rionegrina tuviera su estreno (en Bariloche) y quedó suspendida para después de las elecciones a gobernador, que están condicionadas a la novela judicial que empezó Weretilneck. 

La situación termina siendo rarisima en Río Negro: el candidato peronista a la gobernación (Soria) es el enemigo íntimo del rionegrino que se jacta de presidenciable (Pichetto). En contacto con Letra P, Rivero sostuvo que trabajan “para después de las elecciones provinciales”.


 

Chubut es, quizás, la única provincia que juega para Alternativa Federal. Mariano Arcioni, el actual gobernador, es amigo personal de Massa y armó un frente provincial con intendentes peronistas. De buen diálogo con Urtubey, milita en la tercera opción nacional y cree que se puede transitar la ancha avenida del medio.    

  

 

Por Santa Cruz existen dos frentes que tienen la fuerza del 60% de electores. El resto, un 40, se inclina por uno y otro. “Todavía no existe una tercera opción”, le aseguró a Letra P el legislador provincial José Blassiotto, de origen massista. “Sergio Massa hizo pie ganando una diputación. Pero, acá, los únicos que podemos receptar eso somos nosotros. A partir de ahora, comenzará a madurar una alternativa a la par de un armado nacional. Hoy, la alterativa está verde a nivel nacional”, remarcó.

Con la idea de romper con la polarización entre el kirchnerismo y Cambiemos, se busca avanzar en otro armado de base peronista opuesto a los K y al ex gobernador Daniel Peralta. En ese sentido, Blasiotto advirtió que “Massa tendrá que ver su estrategia para la Patagonia” ya que Urtubey , Pichetto y Roberto Lavagna tienen “asiduas charlas” con el santaruceño.

Tierra del Fuego tiene quien represente a la alternativa justicialista. Pese a que en la isla cerró un acuerdo con La Cámpora, la gobernadora Rosana Bertone participa de las cumbres o, en todo caso, envía a su vicegobernador.