X
El diputado nacional del Frente Renovador sonó como candidato en Rosario. Acompañará la lista del senador, que enfrentará a María Eugenia Bielsa. La "fantástica" decisión del socialista Lifschitz.
Por 04/03/2019 9:21

Su nombre sonaba en más de una categoría, pero el diputado nacional Alejandro Grandinetti no será candidato en su provincia, Santa Fe. Sin embargo, eso no implica que no vaya a participar de la contienda: el referente del Frente Renovador santafesino selló un acuerdo con el senador Omar Perotti y avalará su precandidatura a gobernador dentro del PJ.

En diálogo con Letra P, el legislador calificó de“fantástico” que el gobernador socialista Miguel Lifschitz pueda convertirse en socio del PJ Federal. “Bienvenido el gobernador a este espacio de raíz peronista. Que haya radicales, socialistas y progresistas es una evolución en la concepción de un gran acuerdo nacional, que es lo que vamos a necesitar”, remarcó.

 

 

-¿Por qué no es candidato?

-Porque no creo que una candidatura determine el accionar político. Tendremos la candidatura de Eduardo Romagnoli (presidente del Frente Renovador, precandidato a diputado provincial). Lo dialogamos con los miembros del espacio y la idea es que cada uno, colaboradores y autoridades del partido, vaya a hacer su experiencia política. No es que no tenía ofrecimientos o alternativa de ocupar un cargo.

-Su nombre sonaba como precandidato a intendente de Rosario, pero el PJ no tendrá PASO y llevará solo a Roberto Sukerman como postulante. ¿Pierde potencia el peronismo rosarino al no tener interna?

-La decisión de Rosario fue la más dolorosa desde lo personal, porque no creo que haya algo que me movilice tanto como llevar adelante una gestión para la cual me he preparado durante mucho tiempo. También era cierto que en los últimos tres años y medio gran parte de la actividad personal estuvo centrada en Buenos Aires, en la Cámara de Diputados. Si bien es una deuda, lo de Rosario quedará para más adelante u otro compañero. También es cierto que aquellos que están peleando hoy por la ciudad de Rosario, particularmente Roberto, lo vienen haciendo desde el Concejo en estos últimos tres años. Sus aspiraciones son sumamente válidas.

-¿Apoya la precandidatura a gobernador de Omar Perotti?

-Así es. A Omar lo conozco mucho, hemos coincidido en un par de seminarios en diferentes lugares. Es uno de los dirigentes más preparados para hacer la transformación que necesitamos en Santa Fe. Se necesita una visión estratégica a diez, quince años. Omar nos va a llevar a todos los santafesinos al lugar que pretendemos.

-Alternativa Federal tiene más de un candidato presidencial. ¿Apoya a alguno en especial?

-No, porque todos están trabajando en el mismo lugar. Al nombre de Sergio Massa se le agrega el de Roberto Lavagna, el de Juan Manuel Urtubey, que es uno de los políticos más inteligentes y con más proyección de la Argentina. Con Massa hemos trabajado en propuestas, con mayor o menor suerte. A la crítica le hemos antepuesto y propuesto una alternativa de salida. Siempre. Es un verdadero lujo tener en un mismo espacio político a dirigentes como Massa, Lavagna, Miguel Ángel Pichetto y Urtubey. No hay ningún otro espacio que tenga la categoría de esos dirigentes.

 

 

-El gobernador socialista Miguel Lifschitz pugna por entablar una sociedad con Alternativa Federal a través de la postulación de Lavagna. ¿Qué opina?

-Está fantástico, porque ponernos de acuerdo con los que pensamos igual es muy fácil. Creo que hemos llegado a la crisis más importante después de la de 2001, que fue terminal. No va a alcanzar con un espacio y un candidato presidencial. Tampoco con el mejor equipo de los 50 años, como nos decía (Mauricio) Macri, que nos mintió mucho porque no tenía la capacidad ni la sensibilidad para gobernar la Argentina. Vamos a necesitar de todos. Como decía Perón, no hay que ser sectarios ni excluyentes. Bienvenido sea que se acerque al espacio que tiene una raíz peronista, pero que haya radicales, socialistas y progresistas es una evolución en la concepción de un gran acuerdo nacional, que es lo que vamos a necesitar. Bienvenido sea el gobernador.

Grandinetti no será candidato, pero apoyará a Perotti: "Es el más preparado"

El diputado nacional del Frente Renovador sonó como candidato en Rosario. Acompañará la lista del senador, que enfrentará a María Eugenia Bielsa. La "fantástica" decisión del socialista Lifschitz.

Su nombre sonaba en más de una categoría, pero el diputado nacional Alejandro Grandinetti no será candidato en su provincia, Santa Fe. Sin embargo, eso no implica que no vaya a participar de la contienda: el referente del Frente Renovador santafesino selló un acuerdo con el senador Omar Perotti y avalará su precandidatura a gobernador dentro del PJ.

En diálogo con Letra P, el legislador calificó de“fantástico” que el gobernador socialista Miguel Lifschitz pueda convertirse en socio del PJ Federal. “Bienvenido el gobernador a este espacio de raíz peronista. Que haya radicales, socialistas y progresistas es una evolución en la concepción de un gran acuerdo nacional, que es lo que vamos a necesitar”, remarcó.

 

 

-¿Por qué no es candidato?

-Porque no creo que una candidatura determine el accionar político. Tendremos la candidatura de Eduardo Romagnoli (presidente del Frente Renovador, precandidato a diputado provincial). Lo dialogamos con los miembros del espacio y la idea es que cada uno, colaboradores y autoridades del partido, vaya a hacer su experiencia política. No es que no tenía ofrecimientos o alternativa de ocupar un cargo.

-Su nombre sonaba como precandidato a intendente de Rosario, pero el PJ no tendrá PASO y llevará solo a Roberto Sukerman como postulante. ¿Pierde potencia el peronismo rosarino al no tener interna?

-La decisión de Rosario fue la más dolorosa desde lo personal, porque no creo que haya algo que me movilice tanto como llevar adelante una gestión para la cual me he preparado durante mucho tiempo. También era cierto que en los últimos tres años y medio gran parte de la actividad personal estuvo centrada en Buenos Aires, en la Cámara de Diputados. Si bien es una deuda, lo de Rosario quedará para más adelante u otro compañero. También es cierto que aquellos que están peleando hoy por la ciudad de Rosario, particularmente Roberto, lo vienen haciendo desde el Concejo en estos últimos tres años. Sus aspiraciones son sumamente válidas.

-¿Apoya la precandidatura a gobernador de Omar Perotti?

-Así es. A Omar lo conozco mucho, hemos coincidido en un par de seminarios en diferentes lugares. Es uno de los dirigentes más preparados para hacer la transformación que necesitamos en Santa Fe. Se necesita una visión estratégica a diez, quince años. Omar nos va a llevar a todos los santafesinos al lugar que pretendemos.

-Alternativa Federal tiene más de un candidato presidencial. ¿Apoya a alguno en especial?

-No, porque todos están trabajando en el mismo lugar. Al nombre de Sergio Massa se le agrega el de Roberto Lavagna, el de Juan Manuel Urtubey, que es uno de los políticos más inteligentes y con más proyección de la Argentina. Con Massa hemos trabajado en propuestas, con mayor o menor suerte. A la crítica le hemos antepuesto y propuesto una alternativa de salida. Siempre. Es un verdadero lujo tener en un mismo espacio político a dirigentes como Massa, Lavagna, Miguel Ángel Pichetto y Urtubey. No hay ningún otro espacio que tenga la categoría de esos dirigentes.

 

 

-El gobernador socialista Miguel Lifschitz pugna por entablar una sociedad con Alternativa Federal a través de la postulación de Lavagna. ¿Qué opina?

-Está fantástico, porque ponernos de acuerdo con los que pensamos igual es muy fácil. Creo que hemos llegado a la crisis más importante después de la de 2001, que fue terminal. No va a alcanzar con un espacio y un candidato presidencial. Tampoco con el mejor equipo de los 50 años, como nos decía (Mauricio) Macri, que nos mintió mucho porque no tenía la capacidad ni la sensibilidad para gobernar la Argentina. Vamos a necesitar de todos. Como decía Perón, no hay que ser sectarios ni excluyentes. Bienvenido sea que se acerque al espacio que tiene una raíz peronista, pero que haya radicales, socialistas y progresistas es una evolución en la concepción de un gran acuerdo nacional, que es lo que vamos a necesitar. Bienvenido sea el gobernador.