X

Pese a las bajas, el PJ Federal se lanzó como "la opción para romper la grieta"

En Mar del Plata, Massa, Pichetto y cinco gobernadores sellaron el desembarco bonaerense del espacio. Lavagna mandó un video de aliento y se sumó Stolbizer. El tigrense cerró el acto.
Por 04/02/2019 21:31

MAR DEL PLATA (Enviada Especial) Con la presencia de cinco gobernadores, Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto, diputados, senadores y dirigentes de todo el país, el espacio Alternativa Federal lanzó en Mar del Plata la campaña electoral 2019 y volvió a erigirse como la opción "para dejar atrás la grieta", que representan Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri.

El acto marcó el desembarco bonaerense del espacio y la línea de largada de la campaña presidencial, que tendrá a Massa, Juan Manuel Urtubey y Pichetto como protagonistas de una eventual PASO, en agosto. "Las diferencias las vamos a resolver en una primaria", dijo antes de que comenzara el acto el ex intendente de Tigre, que se ocupó de ratificar el rumbo de Alternativa Federal, sorteando las suspicacias que generaron las ausencias de cuatro gobernadores fundadores, Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Juan Manzur (Tucumán), y de Urtubey, quien debió volar de urgencia a Salta desde Mar del Plata por la crecida del río Pilcomayo.

Como sucedió en los encuentros de la Casa de Entre Ríos y la Casa de Córdoba, fue Massa el encargado de sellar el cierre, como anfitrión bonaerense. "El sueño que empezamos a construir es el sueño que termina en diez meses: construir una nueva mayoría que abrace a todos los sectores de la Argentina", dijo el líder del Frente Renovador sobre el escenario circular montado en la puerta del complejo La Normandina, ubicado en Playa Grande.

 

 

Detrás suyo se ubicaron los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Pichetto, los senadores Guillermo Snopek, Dalmacio Mera y Carlos "Camau" Espínola, el diputado Pablo Kosiner, y el dirigente social Humberto Tumini, de Libres del Sur, entre otros. La agrupación movilizó una porción grande de la militancia que se acercó a presenciar el acto.

Fue Passalacqua fue el encargado de hablar en representación de los mandatarios provinciales, luego de que en una pantalla gigante se proyectara el saludo de Roberto Lavagna. "Este es un ladrillo más en una construcción mucho más amplia que debe ir dirigida a buscar la unidad nacional", definió el ex ministro de Economía, que había sido invitado pero prefirió no participar del evento, justo en medio de los rumores sobre su posible candidatura presidencial.

Casas también tuvo protagonismo. Tanto Pichetto como Massa salieron a respaldarlo de manera explícita y a felicitarlo por "haber ganado" el referéndum que se realizó en su provincia el 27 de enero, que lo habilitó a buscar a un nuevo mandato como gobernador. El rionegrino fue el anteúltimo orador del encuentro.

 

 

"Trabajamos una construcción de una alternativa política que no tiene nada que ver con el pasado", remarcó  Pichetto, tras enviar sus saludos a Urtubey "y al pueblo salteño" y a hacerle un reconocimiento a Massa. "Yo también soy candidato - recordó el senador -. Un buen candidato, soy un hombre mucha experiencia".

Debajo del escenario aplaudían los diputados nacionales Graciela Camaño, Marco Lavagna, Martín Llaryora, José Martiarena, Pablo Yedlin, Diego Bossio y Raúl Pérez, entre otros. El randazzismo también tuvo su participación: Florencia Casamiquela fue la enviada del ex ministro del Interior y ratificó la decisión de trabajar por un "proyecto superador". También estuvieron el dirigente industrial José Urtubey - hermano del gobernador - y José "Pepe" Scioli, hermano del ex candidato presidencial del Frente para la Victoria. La ex diputada Margarita Stolbizer también envió un video de aliento, lo que marcó la clara distancia que hay entre el espacio y el kirchnerismo.

Pese a las bajas, el PJ Federal se lanzó como "la opción para romper la grieta"

En Mar del Plata, Massa, Pichetto y cinco gobernadores sellaron el desembarco bonaerense del espacio. Lavagna mandó un video de aliento y se sumó Stolbizer. El tigrense cerró el acto.

MAR DEL PLATA (Enviada Especial) Con la presencia de cinco gobernadores, Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto, diputados, senadores y dirigentes de todo el país, el espacio Alternativa Federal lanzó en Mar del Plata la campaña electoral 2019 y volvió a erigirse como la opción "para dejar atrás la grieta", que representan Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri.

El acto marcó el desembarco bonaerense del espacio y la línea de largada de la campaña presidencial, que tendrá a Massa, Juan Manuel Urtubey y Pichetto como protagonistas de una eventual PASO, en agosto. "Las diferencias las vamos a resolver en una primaria", dijo antes de que comenzara el acto el ex intendente de Tigre, que se ocupó de ratificar el rumbo de Alternativa Federal, sorteando las suspicacias que generaron las ausencias de cuatro gobernadores fundadores, Gustavo Bordet (Entre Ríos), Domingo Peppo (Chaco), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Juan Manzur (Tucumán), y de Urtubey, quien debió volar de urgencia a Salta desde Mar del Plata por la crecida del río Pilcomayo.

Como sucedió en los encuentros de la Casa de Entre Ríos y la Casa de Córdoba, fue Massa el encargado de sellar el cierre, como anfitrión bonaerense. "El sueño que empezamos a construir es el sueño que termina en diez meses: construir una nueva mayoría que abrace a todos los sectores de la Argentina", dijo el líder del Frente Renovador sobre el escenario circular montado en la puerta del complejo La Normandina, ubicado en Playa Grande.

 

 

Detrás suyo se ubicaron los gobernadores Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Casas (La Rioja), Hugo Passalacqua (Misiones), Mariano Arcioni (Chubut) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Pichetto, los senadores Guillermo Snopek, Dalmacio Mera y Carlos "Camau" Espínola, el diputado Pablo Kosiner, y el dirigente social Humberto Tumini, de Libres del Sur, entre otros. La agrupación movilizó una porción grande de la militancia que se acercó a presenciar el acto.

Fue Passalacqua fue el encargado de hablar en representación de los mandatarios provinciales, luego de que en una pantalla gigante se proyectara el saludo de Roberto Lavagna. "Este es un ladrillo más en una construcción mucho más amplia que debe ir dirigida a buscar la unidad nacional", definió el ex ministro de Economía, que había sido invitado pero prefirió no participar del evento, justo en medio de los rumores sobre su posible candidatura presidencial.

Casas también tuvo protagonismo. Tanto Pichetto como Massa salieron a respaldarlo de manera explícita y a felicitarlo por "haber ganado" el referéndum que se realizó en su provincia el 27 de enero, que lo habilitó a buscar a un nuevo mandato como gobernador. El rionegrino fue el anteúltimo orador del encuentro.

 

 

"Trabajamos una construcción de una alternativa política que no tiene nada que ver con el pasado", remarcó  Pichetto, tras enviar sus saludos a Urtubey "y al pueblo salteño" y a hacerle un reconocimiento a Massa. "Yo también soy candidato - recordó el senador -. Un buen candidato, soy un hombre mucha experiencia".

Debajo del escenario aplaudían los diputados nacionales Graciela Camaño, Marco Lavagna, Martín Llaryora, José Martiarena, Pablo Yedlin, Diego Bossio y Raúl Pérez, entre otros. El randazzismo también tuvo su participación: Florencia Casamiquela fue la enviada del ex ministro del Interior y ratificó la decisión de trabajar por un "proyecto superador". También estuvieron el dirigente industrial José Urtubey - hermano del gobernador - y José "Pepe" Scioli, hermano del ex candidato presidencial del Frente para la Victoria. La ex diputada Margarita Stolbizer también envió un video de aliento, lo que marcó la clara distancia que hay entre el espacio y el kirchnerismo.