X
El precandidato a gobernador PRO compartió un acto en la ciudad capital. Se mostró rodeado de radicales y dirigentes de Cambiemos de otros partidos. Interna en marcha en la coalición nacional
Por 04/02/2019 13:53

La interna de Cambiemos en Santa Fe gana en volumen e intensidad y, mientras no aparezcan terceros o soluciones salomónicas desde Buenos Aires, continuará y se definirá en una competencia entre dos: Federico Angelini se metió en el terreno de José Corral y procuró demostrar su fuerza al convocar una buena cantidad de dirigentes PRO y radicales, principalmente del centro norte, en la ciudad capital.

Con el puente colgante de fondo, Angelini reunió para la foto a sus laderos amarillos y su socio, el presidente de la UCR Julián Galdeano, hizo lo propio con correligionarios que decidieron dar recientemente el salto a Cambiemos.

 

 

En el patio de casa del intendente Corral, a Angelini lo secundaron los diputados nacionales José Núñez, Gisela Scaglia, Astrid Hummel, más otros legisladores provinciales. Galdeano sorprendió con la presencia del diputado provincial Santiago Mascheroni, radical, pero de estrecho vínculo con el socialismo. También aportó al senador Hugo Rasetto, el único de los seis miembros de la Cámara alta no peronistas que jugará en Cambiemos.

“Es inconcebible que una región tan rica de la provincia, que podría ser una gran potencia ganadera del país, haya perdido entre 2006 y 2013 33% de bovinos y 15% de productores por falta de políticas concretas que atiendan las diferentes problemáticas y eviten los graves efectos de las inundaciones o sequías”, sostuvo Angelini.

“Los santafesinos necesitamos obras sin relato, no falsas promesas; obras que dejen de ser sinónimo de corrupción para ser sinónimo de transparencia, compromiso, voluntad y trabajo honesto”, agregó.

Así, las cartas ya están echadas en el macrismo. Corral cuenta con el apoyo del PRO mediante el sector que lidera el diputado nacional Lucas Incicco y aspira a sumar a la Coalición Cívica gracias a las buenas migas que el legislador amarillo supo cultivar con los lilitos.

Angelini, en tanto, tiene su pata radical en la figura de Galdeano y cuenta con el aval de otros partidos menores de la coalición nacional.

Ambos repiten la importancia de conformar una lista de unidad. Angelini dice estar más predispuesto para impedir el enfrentamiento y asegura que, si desea ser precandidato, el embajador Mario Barletta es la llave para destrabar la PASO.  

A la par de esta disputa, Cambiemos tiene que resolver aún la situación de Rosario, donde Roy López Medina no definió si será precandidato. Enfrentado con su ex socio Angelini, el concejal medita qué hacer. Los corralistas hacen fuerza y tratan de convencerlo para que compita contra el Frente Progresista, pero Galdeano avisó que pretende plantarle una interna si es que compite.

Angelini procuró demostrar su poder de fuego en el terreno de Corral

El precandidato a gobernador PRO compartió un acto en la ciudad capital. Se mostró rodeado de radicales y dirigentes de Cambiemos de otros partidos. Interna en marcha en la coalición nacional

La interna de Cambiemos en Santa Fe gana en volumen e intensidad y, mientras no aparezcan terceros o soluciones salomónicas desde Buenos Aires, continuará y se definirá en una competencia entre dos: Federico Angelini se metió en el terreno de José Corral y procuró demostrar su fuerza al convocar una buena cantidad de dirigentes PRO y radicales, principalmente del centro norte, en la ciudad capital.

Con el puente colgante de fondo, Angelini reunió para la foto a sus laderos amarillos y su socio, el presidente de la UCR Julián Galdeano, hizo lo propio con correligionarios que decidieron dar recientemente el salto a Cambiemos.

 

 

En el patio de casa del intendente Corral, a Angelini lo secundaron los diputados nacionales José Núñez, Gisela Scaglia, Astrid Hummel, más otros legisladores provinciales. Galdeano sorprendió con la presencia del diputado provincial Santiago Mascheroni, radical, pero de estrecho vínculo con el socialismo. También aportó al senador Hugo Rasetto, el único de los seis miembros de la Cámara alta no peronistas que jugará en Cambiemos.

“Es inconcebible que una región tan rica de la provincia, que podría ser una gran potencia ganadera del país, haya perdido entre 2006 y 2013 33% de bovinos y 15% de productores por falta de políticas concretas que atiendan las diferentes problemáticas y eviten los graves efectos de las inundaciones o sequías”, sostuvo Angelini.

“Los santafesinos necesitamos obras sin relato, no falsas promesas; obras que dejen de ser sinónimo de corrupción para ser sinónimo de transparencia, compromiso, voluntad y trabajo honesto”, agregó.

Así, las cartas ya están echadas en el macrismo. Corral cuenta con el apoyo del PRO mediante el sector que lidera el diputado nacional Lucas Incicco y aspira a sumar a la Coalición Cívica gracias a las buenas migas que el legislador amarillo supo cultivar con los lilitos.

Angelini, en tanto, tiene su pata radical en la figura de Galdeano y cuenta con el aval de otros partidos menores de la coalición nacional.

Ambos repiten la importancia de conformar una lista de unidad. Angelini dice estar más predispuesto para impedir el enfrentamiento y asegura que, si desea ser precandidato, el embajador Mario Barletta es la llave para destrabar la PASO.  

A la par de esta disputa, Cambiemos tiene que resolver aún la situación de Rosario, donde Roy López Medina no definió si será precandidato. Enfrentado con su ex socio Angelini, el concejal medita qué hacer. Los corralistas hacen fuerza y tratan de convencerlo para que compita contra el Frente Progresista, pero Galdeano avisó que pretende plantarle una interna si es que compite.