X
Lo resolvió la convención del partido. Posible intervención del Comité nacional. El intendente Corral, el diputado Galdeano y el ministro Pullaro, en tensión.
Por 12/02/2019 11:13

El radicalismo de Santa Fe resolvió en la convención celebrada en la noche de este lunes darles libertad de acción a sus afiliados para que compitan en las elecciones en Cambiemos o en el Frente Progresista. La decisión enrarece aún más el clima político al interior de la alianza y acrecienta la posibilidad de una intervención por parte del Comité nacional, que tratará el tema este miércoles.

La UCR santafesina está dividida en tres sectores. Universidad, que lidera el intendente José Corral, quien presiona para que todo el radicalismo vaya bajo el paraguas de Cambiemos. Aunque un poco más tarde, también se sumó a la coalición nacional el Movimiento de Acción Radical (MAR), que tiene como referente al diputado provincial Julián Galdeano, presidente del partido. Dato: pese a que son socios, Corral y Galdeano mantienen una disputa. Nuevo Espacio Organizado (NEO), la tercera pata en la disputa, es el más ligado al progresismo y pretende mantener la sociedad con el socialismo, con el ministro de Seguridad santafesino, Maximiliano Pullaro, como líder.

En un encuentro picante, en el que quedaron expuestas las diferencias de los tres sectores internos, los ucerreístas decidieron repetir la estrategia que ya implementaron en 2017, cuando algunos dirigentes fueron aliados del socialismo y otros, socios políticos del PRO.

 

 

“Esta flexibilidad de estrategias no resultó ni desordenada, ni caótica; sino que fue producto de un análisis luego de escuchar a cada comité de distrito o departamental a la hora de definir la participación oficial del radicalismo”, postula el documento de la convención al que tuvo acceso Letra P.

Los radicales pretenden “evitar una ruptura” y se esfuerzan “para que nadie resulte imposibilitado de participar en los comicios provinciales y locales defendiendo las ideas y principios del radicalismo”.

Por ende, se habilitó la chance de que los correligionarios compitan entre sí en las próximas elecciones. Es decir, los enrolados en el progresismo se verán las caras con los postulantes de Cambiemos.

“Contemplar las líneas de participación de todos implica no torcer el brazo de ninguno de los espacios en particular, no inclinar la balanza institucional de la UCR en favor de ninguna de las coaliciones. Esta flexibilidad implica habilitar a los afiliados a la UCR de Santa Fe a concurrir a elecciones locales y provinciales tanto en el marco del Frente Progresista Cívico y Social como en el marco de la Alianza Cambiemos”, reza el documento.

Por otro lado, se resolvió  prorrogar los mandatos de las actuales autoridades del Comité Provincial, con lo cual el diputado Galdeano seguirá como presidente del partido.

Como ayer publicó este medio, el grupo interno Universidad, con Corral como principal figura, consideró que el encuentro de ayer “carece de toda autoridad” y recordó que la UCR “constituye un partido de carácter nacional, con estrategia nacional y que actualmente integra la coalición nacional Cambiemos”.

Lo resuelto será revisado mañana en la reunión del Comité Nacional del partido y existe, como contó ayer Letra P, una chance de intervención del partido santafesino por la decisión de no avalar en su totalidad a la alianza con el PRO.