X

Cornejo analiza intervenir la UCR Santa Fe si no juegan todos en Cambiemos

El radicalismo define este lunes su plan provincial. Corral pide respetar el esquema nacional de unidad. Si un sector insiste en la alianza progresista, la Convención Nacional tomaría el control.
Por 11/02/2019 17:07

El Comité Nacional de la UCR se reunirá el miércoles para debatir si interviene el partido en la provincia de Santa Fe. El intendente José Corral es uno de los más interesados en la movida. El sector que lidera aduce, por un lado, que se debe respetar la estrategia de alianzas en el plano nacional. Y, por el otro, asegura que las autoridades santafesinas del partido “no tienen legitimidad”.

El radicalismo de Santa Fe realizará este lunes en la ciudad capital una convención provincial, en la que procurará acordar un documento único que contenga las miradas de las tres patas del partido. ¿Sencillo? Para nada.

La UCR satafesina está dividida en tres sectores. Universidad, que lidera Corral, y no tiene dudas: juega en Cambiemos. También se sumó a la coalición nacional, aunque un poco más tarde, el Movimiento de Acción Radical (MAR), que tiene como referente al presidente del partido, el diputado Julián Galdeano. Un dato importante es que, pese a ser socios del PRO, Corral y Galdeano están enfrentados. Finalmente, Nuevo Espacio Organizado (NEO) es el más ligado al progresismo y el que pretende continuar en sociedad con el socialismo.

Galdeano, en diálogo con Letra P, admitió que el “primer tema a tratar” en el encuentro nacional del miércoles será la intervención del partido en Santa Fe. “El fondo de la cuestión es que el radicalismo nacional no se va a bancar, salvo que hubiera un acuerdo unánime en la provincia, no ir todos en Cambiemos”, dijo el ahora ladero del precandidato a gobernador del PRO, Federico Angelini.

 

 

Galdeano ansía que ese “acuerdo unánime” se concrete en la convención de Santa Fe, en la convención. Ahora, ¿a cuáles opciones aspira entonces para lograrlo? “Hay dos: que se admita la libertad de acción, pero formalmente la UCR se queda en Cambiemos; o que sea admitida por todos la libertad de acción y el radicalismo no adscriba en ningún lado”.

Galdeano dice que está “trabajando” para que el borrador se transforme finalmente en un documento conjunto, pero reconoce que tiene “dificultades” para lograrlo. Y admite, además, que el Comité que lidera el cuyano Alfredo Cornejo no se va a bancar una libertad de acción en Santa Fe.  

 

 

En ese camino más que árido, resultaron un bombazo inesperado para los radicales las declaraciones que el vicegobernador Carlos Fascendini le dio a Letra P. El segundo del socialista Miguel Lifschitz adelantó que apoyará una hipotética candidatura presidencial de Roberto Lavagna en alianza con parte del peronismo y jugando por fuera de lo resuelto por la conducción nacional.

El diputado nacional Hugo Marcucci integra Universidad, adhiere a la estrategia de Corral y, consultado por este medio, sumó otra arista al berenjenal. “El estatuto dice que los período de autoridades son de dos años, por eso están absolutamente vencidos, no se extendieron los mandatos y las autoridades no tienen legitimidad”, se quejó y aseguró que la secretaria electoral intimó, a mediados de 2018, a las autoridades a que regularicen la situación del partido.

Marcucci admitió que, para la convención de este lunes, Universidad está “en minoría” en comparación a los otros dos sectores. “Ni siquiera fuimos convocados, nos enteramos porque uno de nuestros convencionales nos avisó. Las autoridades no tienen legitimidad para tomar ninguna decisión”, sentenció el legislador.

 

 

Al tanto de la mirada atenta que Cornejo y compañía le ponen a Santa Fe, el diputado dijo que una posible intervención estará motivada por las cuestiones estatutarias que denunció y no porque parte de los correligionarios no estén en línea con la estrategia nacional.

No obstante, tiene una opinión formada sobre el asunto. “La UCR es un partido nacional, no es una confederación de partidos provinciales. Serán las autoridades nacionales las que tengan una definición final. Pero, en primer lugar, se trata de normalizar una situación de acefalía. Este es el problema que tenemos”, cerró.

Cornejo analiza intervenir la UCR Santa Fe si no juegan todos en Cambiemos

El radicalismo define este lunes su plan provincial. Corral pide respetar el esquema nacional de unidad. Si un sector insiste en la alianza progresista, la Convención Nacional tomaría el control.

El Comité Nacional de la UCR se reunirá el miércoles para debatir si interviene el partido en la provincia de Santa Fe. El intendente José Corral es uno de los más interesados en la movida. El sector que lidera aduce, por un lado, que se debe respetar la estrategia de alianzas en el plano nacional. Y, por el otro, asegura que las autoridades santafesinas del partido “no tienen legitimidad”.

El radicalismo de Santa Fe realizará este lunes en la ciudad capital una convención provincial, en la que procurará acordar un documento único que contenga las miradas de las tres patas del partido. ¿Sencillo? Para nada.

La UCR satafesina está dividida en tres sectores. Universidad, que lidera Corral, y no tiene dudas: juega en Cambiemos. También se sumó a la coalición nacional, aunque un poco más tarde, el Movimiento de Acción Radical (MAR), que tiene como referente al presidente del partido, el diputado Julián Galdeano. Un dato importante es que, pese a ser socios del PRO, Corral y Galdeano están enfrentados. Finalmente, Nuevo Espacio Organizado (NEO) es el más ligado al progresismo y el que pretende continuar en sociedad con el socialismo.

Galdeano, en diálogo con Letra P, admitió que el “primer tema a tratar” en el encuentro nacional del miércoles será la intervención del partido en Santa Fe. “El fondo de la cuestión es que el radicalismo nacional no se va a bancar, salvo que hubiera un acuerdo unánime en la provincia, no ir todos en Cambiemos”, dijo el ahora ladero del precandidato a gobernador del PRO, Federico Angelini.

 

 

Galdeano ansía que ese “acuerdo unánime” se concrete en la convención de Santa Fe, en la convención. Ahora, ¿a cuáles opciones aspira entonces para lograrlo? “Hay dos: que se admita la libertad de acción, pero formalmente la UCR se queda en Cambiemos; o que sea admitida por todos la libertad de acción y el radicalismo no adscriba en ningún lado”.

Galdeano dice que está “trabajando” para que el borrador se transforme finalmente en un documento conjunto, pero reconoce que tiene “dificultades” para lograrlo. Y admite, además, que el Comité que lidera el cuyano Alfredo Cornejo no se va a bancar una libertad de acción en Santa Fe.  

 

 

En ese camino más que árido, resultaron un bombazo inesperado para los radicales las declaraciones que el vicegobernador Carlos Fascendini le dio a Letra P. El segundo del socialista Miguel Lifschitz adelantó que apoyará una hipotética candidatura presidencial de Roberto Lavagna en alianza con parte del peronismo y jugando por fuera de lo resuelto por la conducción nacional.

El diputado nacional Hugo Marcucci integra Universidad, adhiere a la estrategia de Corral y, consultado por este medio, sumó otra arista al berenjenal. “El estatuto dice que los período de autoridades son de dos años, por eso están absolutamente vencidos, no se extendieron los mandatos y las autoridades no tienen legitimidad”, se quejó y aseguró que la secretaria electoral intimó, a mediados de 2018, a las autoridades a que regularicen la situación del partido.

Marcucci admitió que, para la convención de este lunes, Universidad está “en minoría” en comparación a los otros dos sectores. “Ni siquiera fuimos convocados, nos enteramos porque uno de nuestros convencionales nos avisó. Las autoridades no tienen legitimidad para tomar ninguna decisión”, sentenció el legislador.

 

 

Al tanto de la mirada atenta que Cornejo y compañía le ponen a Santa Fe, el diputado dijo que una posible intervención estará motivada por las cuestiones estatutarias que denunció y no porque parte de los correligionarios no estén en línea con la estrategia nacional.

No obstante, tiene una opinión formada sobre el asunto. “La UCR es un partido nacional, no es una confederación de partidos provinciales. Serán las autoridades nacionales las que tengan una definición final. Pero, en primer lugar, se trata de normalizar una situación de acefalía. Este es el problema que tenemos”, cerró.