X
Intendentes y legisladores del sur bonaerense se juntaron en Bahía Blanca para delinear una estrategia conjunta de cara al cambio de gobierno. Preocupación y planteos.
Por 08/11/2019 17:28

“Aprovechamos el feriado de los trabajadores municipales y nos juntamos”, señaló a Letra P uno de los dirigentes de Cambiemos de la Sexta sección electotal bonaerense que este viernes participó de una reunión partidaria en Bahía Blanca, en la que esbozaron una agenda común para la región y plantearon su preocupación ante el eventual reparto discrecional de recursos por parte del gobierno que encabezará Axel Kicillof.  

Además de los anfitriones Héctor Gay, Nidia Moirano y Santiago Nardelli, participaron los intendentes José Zara (Patagones), Raúl Reyes (Dorrego), Lisandro Matzkin (Pringles), Mariano Uset (Rosales), Facundo Castelli (Puan), Sergio Bordoni (Tornquist) y David Hirtz (Adolfo Alsina), los diputados Anahí Bilbao, Emiliano Balbín, Rosio Antinori y Laura Aprile y el senador Andrés de Leo.

 

 

“Nos reunimos para delinear la agenda a futuro, una agenda común para la región. Integramos un grupo que tiene un contacto fluido y era importante juntarnos para abordar las proyecciones y preocupaciones”, señaló Uset a Letra P.

En esa línea, indicó que, entre las preocupaciones, abordaron lo que “han transmitido los vecinos” y agregó: “Hay algunas sospechas sobre la posibilidad de que los municipios donde gobierna Cambiemos sean discriminados por el futuro gobernador”, indicó en referencia a un eventual reparto discrecional de los recursos por parte de Kicillof.

El jefe comunal destacó que el reparto discrecional “no fue lo que ocurrió durante la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal con los municipios conducidos por peronistas o vecinalistas”. “El trato siempre fue el mismo con todos”, sostuvo. Y señaló que, en ese marco, trabajan en el diseño de una “estrategia” para que “no haya discriminación de los vecinos bonaerenses, para que haya equidad y un trabajo conjunto con las distintas secciones”.

 

 

Un mensaje similar dio Nardelli al finalizar el encuentro, quien ofició de vocero del cónclave. “Sabemos que ahora vamos a estar en un signo político contrario a la de la gobernación, pero tenemos que asegurarles a nuestros intendentes que tengan de la Provincia la seguridad de que se van a terminar las obras que se han iniciado, se van a girar los fondos como corresponden y poder asegurar un funcionamiento de todos los estamentos del Estado: municipios, Provincia y Nación”, indicó, en expresiones que están a tono con el reclamo que dejaron trascender los intendentes radicales tras el encuentro que mantuvieron en la Legislatura en la última semana.

Uset remarcó, además, que buscarán que Kicillof les dé continuidad a las obras iniciadas en la región durante el vidalismo. Además, señaló que en el paquete de pedidos está el planteo de que vuelva a ponerse en marcha el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) en el próximo presupuesto, una herramienta que la actual gobernadora activó durante la primera parte de su gestión y que implicaba la transferencia directa de recursos a la órbita municipal para la ejecución de obra pública.