X
En medio de la discusión interna en Cambiemos tras la derrota, en la que pretenden disputarle poder al PRO, intendentes radicales adelanten reclamos al futuro gobierno.
Por 06/11/2019 9:14

Los intendentes del radicalismo bonaerense avanzan en un esquema de unidad para diputar poder y voz opositora al PRO dentro del espacio de Cambiemos y para oficiar como interlocutores directos con el futuro gobierno bonaerense que a partir del 10 de diciembre encabezará Axel Kicillof. En ese esquema, infraestructura y ayuda financiera son los primeros pedidos que los jefes comunales llevarán al futuro mandatario, con quien esperan reunirse a la brevedad.

Del encuentro de intendentes de la UCR que se realizó este martes en La Plata también participó el vicegobernador saliente Daniel Salvador. Ahora, como oposición, en el radicalismo se debate el liderazgo opositor que la gobernadora María Eugenia Vidal quiere retener pese a la derrota. Para la discusión interna, el intendente de General Viamonte, Franco Flexas, quien además es autoridad del Foro de intendentes de la UCR, puso en la balanza la victoria en cinco de las ocho secciones electorales. Victorias que, según su visión, se lograron gracias al empuje de la UCR. “Eso determina que la relación será diferente” con el PRO, dijo.
 


“Cambió la relación de Juntos por el Cambio, ahora las decisiones serán horizontales”, dijo otro mandatario del interior al terminar el encuentro en el salón Cafiero del Senado provincial. “Nos reunimos entre intendentes y legisladores para encarar la relación con el nuevo gobierno provincial y ver cómo nos ayuda en los diferentes casos”, explicó Flexas. También advirtió que las necesidades “tienen que ver con el pago de los salarios de acá a diciembre. Vamos a solicitar una ayuda de la Provincia, en principio, y de la Nación, después”.
 


Intendentes radicales, junto con Salvador (Foto: AGLP)


Otro de los ítems que los intendentes radicales quieren hacerle llegar a Kicillof es el regreso del Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) dentro del Presupuesto bonaerense 2020. Se trata de una herramienta específica que la gobernadora activó en la negociación presupuestaria durante la primera etapa de su mandato. Era una partida de transferencia directa hacia los municipios para la ejecución de obra pública que quedaba a cargo de las comunas. Había sido un pedido de los intendentes del PJ para acompañar la ley de leyes. En los dos últimos presupuestos, Vidal no incluyó el FIM. Ahora, el radicalismo lo reclamará.

“Los pedidos principales son con los que tienen que ver con el año que viene. La posibilidad de un FIM, ya que la mayoría de los intendentes del Frente de Todos durante años lo reclamaron y entendemos que van a ser parte del pedido, así que en eso estamos todos de acuerdo en reclamarlo”, sostuvo Flexas.