Lo que viene | Santa Fe

Lifschitz confía en la ayuda del PRO para darle la estocada a Perotti

“Tenemos los votos”, confían en el Frente Progresista. Angelini, ¿aliado impensado del socialismo? El PJ acusa al mandatario socialista de querer “desestabilizar” al gobernador electo.

 

Para lograr la sanción de la Ley de Leyes, las autoridades de la Cámara de Diputados llamaron a una triple convocatoria para miércoles, jueves y viernes. El proyecto se cocinará primero en la comisión de Presupuesto y Hacienda, que preside el radical Julián Galdeano, y, de no mediar inconvenientes, pasará a recinto para aprobarse, según el deseo progresista, el jueves.

 

“Tenemos los votos”, le aseguró Galdeano a Letra P. El todavía oficialismo santafesino porotea una y otra vez para no sufrir sorpresas, y estima que recibirá un gesto de la bancada Cambiemos. Al socialismo y aliados les alcanza con los 26 votos propios, pero no prevalece una postura absoluta y algunos legisladores oficialistas, como el caso del PS Eduardo Di Pollina, todavía dudan en apoyar la iniciativa de Lifschitz.

 

 

 

Por ese motivo, emerge la figura de Federico Angelini y los suyos, el interbloque amarillo, justo en momentos cuando, como publicó Letra P, el diputado nacional electo es acusado desde dentro del PRO de montar una alianza con el gobernador socialista.

 

El PJ, por su parte, cuenta entre sus aliados a cuatro legisladores de izquierda, pero eso no le alcanza. Precisa desertores tanto en las filas progresistas como en las macristas. Por lo pronto, una de las espadas legislativas de Perotti, el kirchnerista Leandro Busatto, denunció que Lifschitz quiere “desestabilizar” a su reemplazante.

 

 

 

“Es un presupuesto extorsivo en lo político e inviable en materia económica. Las variables macroeconómicas explicadas son erróneas, los municipios van a tener dificultades. Hay que preguntarle a Lifschitz por qué quiere perjudicar a Perotti y por qué cree que eso le va a servir para reposicionarse como candidato”, bramó Busatto.

 

Perotti quedó expuesto la semana pasada, cuando los mismos senadores que lo fueron a aplaudir en primera fila a la mañana, luego a la tarde le aprobaron el presupuesto que hizo Lifschitz. El perottismo no la vio, confió que la sangre del cacique Armando Traferri no llegaría al río y ahora, en Diputados, corre de atrás contra la mayoría progresista.

 

Gisela Scaglia será la nueva presidenta del PRO Santa Fe.
Maximiliano Pullaro a los abrazos, aquí y allá. 

También te puede interesar