Congreso Nacional

Denunciado "por violación", Alperovich pide licencia para descomprimir el Senado

Presionado por las duras acusaciones que pesan en su contra, el ex gobernador de Tucumán solicitó un apartamiento del Congreso hasta que se esclarezcan los hechos investigados.

Aunque inicialmente se resistió cuando estalló el escándalo, el senador nacional por Tucumán José Alperovich decidió suspender sus tareas legislativas este lunes por la noche y le envió una nota a la vicepresidenta y titular del Senado, Gabriela Michetti, para pedirle licencia hasta que la Justicia esclarezca la denuncia que presentó una sobrina en su contra por presunta violación. La solicitud fue aceptada por las autoridades de la Cámara pocas horas después.

 

"En estos días, como es de público conocimiento, he sido víctima de denuncias promovidas en mi contra. La imputación es absolutamente falsa, lo cual demostraré, a la corta o a la larga, ante la Justicia", sostuvo el actual senador del PJ que fue tres veces gobernador de Tucumán, entre 2003 y 2015. En la escueta misiva, el senador agregó que se aleja del cargo con "el fin de dedicar mi tiempo y mi esfuerzo a desbaratar la infamia, aclarar la verdad y reparar mi honor".

 

El pedido de licencia se concretó luego de las declaraciones que formularon distintos miembros de la bancada del PJ que plantearon sus reparos a compartir el recinto con el senador denunciado. La senadora nacional por la Pampa, Norma Durango, le aconsejó públicamente que tomara licencia para “no poner al pleno en una situación tan difícil”. Las declaraciones formuladas a radio Futurock se sumaron a los planteos de distintos dirigentes del Frente de Todos que le reclamaron al senador que pidiera licencia para no comprometer al bloque mientras avanzara la investigación que instruyen jueces de Tucumán y de la Ciudad de Buenos Aires.

 

EL CASO. La sobrina de Alperovich tiene 29 años y radicó la denuncia en los distritos donde se habrían consumado los delitos de violación. Este lunes la amplió contra su tío ante la fiscal tucumana María del Carmen Reuter y queda pendiente el mismo trámite en el fuero federal porteño, donde también hay otra denuncia radicada en la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), en Buenos Aires, a cargo de Mariela Labozzetta, que confirmó la recepción del caso.

 

 

 

Según la información que trascendió este lunes, la joven aportó más detalles sobre los presuntos abusos que, según su testimonio en tribunales, padeció entre fines de 2017 y mayo de 2019 en Tucumán y en la Ciudad de Buenos Aires.

 

El escándalo estalló la semana pasada, pocos días después de que se conociera la decisión de Alperovich de sumarse desde el 10 de diciembre a la bancada de senadores del Frente para la Victoria junto a su coterránea Beatriz Mirkin. Ese bloque se fusionaría al del Partido Justicialista cuando asuman los nuevos senadores.

 

La joven pidió mantener su identidad en reserva, pero luego de radicar la denuncia la hizo pública mediante una carta publicada en el diario La Gaceta de Tucumán. "No escribo para convencer a nadie de nada. Estoy aquí contra la opresión del silencio y por la necesidad de recuperar mi vida, de sanar llamando a las cosas como son, sin suavizarlas ni teñirlas, poniéndole al monstruo nombre y apellido. Cuando no le ponés nombre, no existe", sostuvo la joven. "El mío se llama José Jorge Alperovich, mi tío segundo y jefe, por quien fui violentada sexual, física y psicológicamente desde diciembre de 2017 hasta mayo de 2019. Durante un año y medio sufrí violaciones a mi integridad física y sexual. El avasallamiento fue demoledor. Tanto que ni siquiera pude ponerlo en palabras. Él oscilaba libre y cómodamente en los tres escenarios ante los que me posicionaba: el familiar, el laboral y el del horror de la intimidad que me forzaba a vivir con él", contó.

 

Milagro Mariona, que actúa como vocera de la víctima, contó este lunes que "fuimos con mucha ansiedad de saber cómo iba a ser el encuentro con la fiscal, pero ella se sintió muy bien y se cumplieron todos los procedimientos para garantizar el buen trato y la no revictimización". También agregó que "estamos en un momento donde se tiene en cuenta la voz de la víctima y ahora hay que confiar", pero advirtió que "nos genera temor la decisión de la política porque la Justicia es lenta y si no se toman las medidas pertinentes en el Senado esto puede quedar impune". Por su parte el abogado de la sobrina anticipó que pedirá "la pena máxima de 15 años" de prisión.

 

Juan Martín es el nuevo conductor del PRO en Río Negro y cocina una candidatura para el Senado.
espana exige que milei se disculpe por llamar corrupta a la esposa de sanchez

También te puede interesar