X
La actual gestión acordó con la lista vidalista y se pliega la tercera opción, con vínculos con el peronismo que tomará el poder. La elección es el viernes. Se espera unanimidad.
Por 14/11/2019 10:42

Se acerca la fecha de elecciones en el Colegio de Magistrados de la provincia de Buenos Aires y las negociaciones políticas entre los tres espacios que planteaban hasta hace una semana presentar listas se encaminaron con el norte en una posible lista de unidad. Así lo confirmaron fuentes colegiales a Letra P.

En la meta de largada hay (o había) tres candidatos anotados: Alfredo Pablo Noel, Claudio Santagati y Enrique Catani. Tal como informó este medio en ediciones anteriores, Noel es el candidato de la actual conducción, el garante del continuismo de la actual gestión; Santagati responde al vidalismo en salida del gobierno bonaerense y Catani es el candidato de la Pastoral Social y con vínculos aceitados en el Frente de Todos.

En la orejeada de naipes previa a la partida del viernes, los espacios de Noel y Santagati sellaron el acuerdo y se lo comunicaron al tercer espacio, que luego de un debate interno optó por sumarse a una lista de unidad “como una apuesta a la integración”, detallaron fuentes de la colegiatura.

 

 

“Vamos a votar a favor de la lista de unidad en la asamblea. Es de esperar, por lo tanto, que la elección sea por unanimidad”, adelantaron fuentes de espacios consultados.

La elección está prevista para el próximo viernes 22 de noviembre. El inicio de la asamblea será alrededor de las 11, aunque el horario puede estar sujeto a modificaciones.

El Colegio de Magistrados de la provincia de Buenos Aires aglutina a todos los jueces, fiscales, defensores y funcionarios del Poder Judicial bonaerense, el segundo más grande de América del Sur, sólo superado por el del Estado de San Pablo, Brasil.

 

 

 

La entidad es un organismo de consulta obligada ante eventuales reformas judiciales a impulsar en la provincia de Buenos Aires. La actual gobernadora María Eugenia Vidal intentó una pero quedó renga por varios factores, entre los que se destacan la escasez de presupuesto y la falta de nombramiento de magistrados.

El gobierno que a partir del 10 de diciembre encabezará Axel Kicillof deberá convivir con esta entidad que se destacó (hasta el momento) por no poner oficialmente demasiados reparos a los oficialismos de turno, más allá de color político del partido gobernante. Pero hay excepciones. La Asociación de Magistrados de La Plata fue una de las organizaciones que se enfrentó abiertamente al vidalismo. Su ex presidente Víctor Violini fue una de las voces judiciales que más fuerte cruzó a la gestión de Cambiemos en materia judicial y tildó al Procurador General Julio Marcelo Conte Grand como “el empleado del mes”.

 

 

 

En tanto, su actual titular, el juez laboral Catani fue uno de los magistrados que más dolores de cabeza les generó al vidalismo con sus resoluciones en favor de gremios docentes que reclamaron la no persecución de autoridades y afiliados que se sumaban a las medidas de fuerza. Sus sentencias fueron un ejemplo gráfico de justicia con perspectiva social protectoria y ampliatoria de derechos de los sectores más débiles en la contienda judicial, que son los trabajadores.