X
Antes del almuerzo con Arroyo, hombre de Fernández, la cámara Copal advirtió que “es impracticable” ceder esa porción de su producción, pero está abierta a hacer aportes. El mito del CEO de Syngenta.
Por 09/10/2019 17:57

Daniel Funes de Rioja, titular de la Coordinadora de Productores de Alimentos (Copal), fue lapidario: “No podemos donar el 1% de nuestra producción. Primero porque como cámara no decidimos por las empresas; y segundo, porque la actividad está caída y producimos lo justo en relación a los stocks que tenemos acumulados”. Eso les explicó el martes a sus pares de la Unión Industrial Argentina (UIA). En la reunión de la entidad, el abogado repasó temas generales y adelantó lo que sabía del plan de Alberto Fernández contra el hambre, que tendrá su puntapié inicial este jueves con un almuerzo entre Daniel Arroyo, referente social del candidato de Todos, con la cámara que agrupa a las alimenticias.

La negativa de Funes a la donación surge de una especie de malentendido generalizado, que incluso admiten en el espacio de Fernández. Cuando lanzaron en Agronomía el proyecto, el candidato a presidente contó que entre los invitados estaba el CEO de Syngenta, Antonio Aracre. El personaje en cuestión fue contactado por Arroyo luego de haber escrito en Linkedin un artículo titulado “El hambre que nos avergüenza a los argentinos”. Allí teoriza sobre salidas al problema de la distribución de alimentos en Argentina y sugiere, como idea amplia, que si el total de las alimenticias se comprometieran a donar el 1% de su producción, el tema del hambre estaría resuelto.

Desde Syngenta –la segunda empresa más grande del sector agro y tecnología aplicada, pero que no produce alimentos- aclararon desde el inicio que la idea era personal de Aracre,y que no lo planteaba como una donación de la compañía ni de otras firmas en forma individual. Esto mismo es lo que le dirán este jueves a Arroyo los directivos de la mesa chica de Copal, con Funes a la cabeza, cuando se sienten a almorzar con el dirigente en la sede de la entidad.

 

Funes de Rioja blanqueó en la UIA que no harán donaciones.


El encuentro, más allá del mito del 1%, es relevante porque los CEOs tienen voluntad de aportar ideas en el sentido que planteó Fernández. Para eso, estarán en el mitin los que deciden: Alfredo Guzmán, de Celusal; el cafetero Martín Cabrales; Félix Pereyra, de Unilever; Adrián Kauffman, de Arcor; Amancio Onetto, de Molinos Río de la Plata; Guillermo Barzi, de Bodegas de Argentina; Mario Ravettino, del consorcio cárnico ABC; Eduardo Nougues, del Centro Azucarero y Ledesma; y el vice Osvaldo Capellini, representante del sector lechero.

Los empresarios cuentan que Arroyo no les dio detalles de la iniciativa, sino que les pidió sentarse a charlar un tema que es delicado. A esta altura, el sector de alimentos está dispuesto a charlar esquemas más vinculados al armado de canastas básicas para la indigencia y abordar un tema que para Fernández y Arroyo es sensible: si colaborarán o no con la moderación de precios en el inicio de una hipotética gestión del peronismo, si es que gana las elecciones en octubre.