X
En Córdoba, el Presidente clausuró su campaña con discurso aprendido de memoria. Volvió a prometer crecimiento, empleo y alivio y llamó a "no tropezar otra vez con la misma piedra".
Por 24/10/2019 20:22

CÓRDOBA (Enviado especial) El presidente Mauricio Macri dijo esta este jueves, en el acto de cierre de su campaña por la reelección, prometió otra vez que en un eventual segundo mandato suyo en la Casa Rosada se iniciará "la etepa del crecimiento, la generación de empleo, la mejora del salario y el alivio para todos los argentinos" y pidió "no escuchar a los que destruyeron el país".

En la capital de la provincia que en 2015 le dio el envión que le permitió acceder a la presidencia, Macri, que estuvo acompañado en el escenario por si esposa, Juliana Awada; su compañero de fórmula, Miguel Pichetto, y el diputado cordobés Mario Negri, repitió casi de memoria el discurso que brindó el sábado pasado en la avenida 9 de Julio y en cada una de las paradas de la gira del #SíSePuede. 

 

 

Frente a una multitud reunida en el Patio Olmos de esta ciudad, el Presidente dijo, a voz en cuello, que su gobierno demostró que "es posible gobernar sin generar odios, sino solucionando problemas todos los días" y que "se puede tener política social sin clientelismo y hacer obras sin corrupción".

 

 

"Nos nos vamos a quedar callados viendo cómo nos roban el futuro. Ya demasiasas veces nos aguantamos el dedito y el atril. Basta de esa forma de gobernar", clamó en línea con su estrategia de estirar su estrategia de confrontar duramente con el kirchnerismo. "Por suerte nos despertamos y empezamos a levantar la voz hasta gritar 'hasta acá llegaron'", completó.

 

 

Macri dijo, una vez más, que en su primer mandato sentó "bases sólidas" para "planificar un futuro distinto" y prometió: "Viene ahora ahora la etapa del crecimiento, de la generación de empleo, de la mejora del salario y del alivio para todos los argentinos".

Por eso, señaló que "traer a los mismos del pasado no nos va a ayudar nada" y pidió "no caer en la promesa de los que nos dañaron tanto".

 

 

"No caigamos en escuchar a aquellos que destruyeron la Argentina; no dejemos que las dificultades nos hagan dudar de todo lo que hgemos logrado. Es momento de ir para adelante y no tropezar otra vez con la misma piedra", completó y cerró bromeando con el apodo "Gato" ("en las próximas seis vidas voy a seguir viniendo a Córdoba") y gritando: "Sí, se puede dar vuelta esta elección".