X
Desde Río Negro, habló de coimas "masivas” en la obra pública en la gestión anterior y, al inaugurar un gasoducto en Bariloche, apuntó: “Fue prometido dos veces y no construyeron ni un metro”.
Por 03/01/2019 11:38

El presidente Mauricio Macri interrumpió su descanso en Villa La Angostura por unos minutos para abrir la temporada política: en rol de candidato, volvió a polarizar con el kirchnerismo y despotricó contra la "corrupción masiva" durante el acto en el que inauguró las obras de ampliación del Gasoducto Cordillerano Patagónico en la ciudad rionegrina de San Carlos de Bariloche.

 

 

Flanqueado por el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, el Presidente cuestionó que la obra "fue varias veces prometida". “En el 2013 se prometió su ampliación y en el 2015 la ampliación de la ampliación”, marcó Macri en tono burlón. “Cuando llegamos al Gobierno no había un solo metro de caño construido. Entendimos la importancia de eso y la justicia de que esto se haga. Pasó de ser una muestra más de la resignación y el abandono a un símbolo de esperanza de esta Argentina que empieza a levantarse”, agregó en una frase con tinte electoral.

El Presidente dejó la Ciudad de Buenos Aires en vísperas de Navidad y se refugió en el Cumelén Country Club de Villa La Angostura para pasar las fiestas. El mandatario viajó junto a la primera dama, Juliana Awada, y su hija Antonia a la provincia de Neuquén y, como contó Letra P, dividió su estadía en dos: del 24 al 31 de diciembre descansó, recorrió la localidad patagónica y practicó deportes, mientras que en los primeros días del nuevo año alterna agenda política y de gestión en el sur. Durante la semana de festejos navideños, el Presidente únicamente publicó dos mensajes en redes sociales y confesó que tiene “una confianza imbatible”.

 

El Presidente, la primera dama y algunos miembros del gabinete encabezaron el brindis navideño en la Casa Rosada (FOTO: Prensa Presidencia)

 

El fugaz paso por la ciudad turística de Bariloche, foto incluida con el gobernador Weretilneck, es la primera parada de una agenda que contempla visitas a parques nacionales, recorridas por centros turísticos como Bariloche y encuentros con referentes del PRO de distritos patagónicos. Mientras, no se descarta un viaje relámpago hacia la provincia de Buenos Aires para recorrer una obra junto a la gobernadora María Eugenia Vidal. Además, se encontrará con el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez.

En su primera actividad oficial del año en el que competirá por la reelección, Macri se mostró tranquilo, ratificó el rumbo y volvió a polarizar con el kirchnerismo, aunque evitó nombrar a ex funcionarios.

Remarcó que su Gobierno "está volviendo a transformar obras en esperanza" y "terminando esta historia espantosa que vivimos con obras ligadas a la corrupción masiva que nos hemos enterado en los últimos meses y últimos años", en obvia alusión a la causa denominada como Los Cuadernos K.

 

 

Desde Villa La Angostura, Macri recibe reportes diarios por parte del jefe de Gabinete, Marcos Peña, a cargo de la Casa Rosada desde las fiestas navideñas. En la paz que encuentra en Cumelén, el Presidente dio luz verde a la salida acordada de Javier Iguacel de la Secretaría de Energía y al flamante incremento en la tarifa de los servicios de luz, gas y transporte.

A diferencia de otros aumentos comunicados por el Gobierno, el Presidente evitó hacer comentarios durante el acto en Bariloche, a pesar de que sobre esa decisión gubernamental pesan cuestionamientos políticos y una doble amenaza de los gremios enrolados en la CTA: marchas todos los jueves de enero en repudio al incremento y "acciones legales" contra los funcionarios que avalaron la resolución.