X

La Tapera Rosada

Durante la primera semana del año, la Casa de Gobierno fue un páramo controlado por los caseros de Marcos Peña, que timonearon el primer ajuste del año. Despacho para Luis Juez y dolor por Mirtha.
Por 05/01/2018 20:55

En la cultura de la burocracia política de Cambiemos, la jornada laboral cotidiana tiene una dinámica ajustada a los horarios de los tribunales de Comodoro Py. Las vacaciones, por caso, se disfrutan, si es posible, desde la navidad y en el exterior. Sin embargo, como si fuera un karma inexplicable para el oficialismo, una de las votantes más famosas del presidente Mauricio Macri se volvió a transformar este viernes en su espejo más incómodo. En esta oportunidad, la conductora Mirtha Legrand utilizó un reportaje para condenar la frivolidad veraniega del Gabinete: “Debo decir que no me parece bien que el Presidente esté veraneando tanto tiempo cuando el país está muy difícil. Yo no sé quién maneja el país en este momento. No lo sé. No entiendo cómo un gobernante se va de vacaciones. No es momento. Los funcionarios no se tienen que ir de vacaciones“, disparó la nonagenaria estrella de la pantalla chica para volver a marcarles la cancha a los gestos públicos de la Casa Rosada.

Los dardos verbales de "La Chiqui” confirmaron una costumbre que ya suma su tercer año de práctica y que se puede confirmar en la soledad de los pasillos de Balcarce 50. Durante la primera semana de 2018, la Casa Rosada estuvo virtualmente timoneada por tres secretarios del jefe de Gabinete, Marcos Peña, que partió raudo antes del 1° de enero a una playa uruguaya, bien lejos del oropel de Punta del Este, donde aún deambulan varios ministros del Gabinete.

 

Peña dejo a Quintana y Lopetegui de caseros.

 

Con dos o tres comunicaciones diarias, el ministro coordinador monitorea el piloto automático de verano mediante sus viceministros Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, que pasaron toda la semana en el primer piso del ala sur de la Casa Rosada. En el ala norte, Jorge Grecco hizo lo propio al frente de la Secretaría de Comunicación Pública y puso en funciones a su segundo, el flamante subsecretario Gustavo Gómez Repetto, que hasta los últimos días de diciembre se desempeñó como vocero del Ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich. El funcionario tuvo que suspender su descanso para anunciar el primer tarifazo del año en los servicios de transporte. “Fue un éxito, hubo más atención en el esquema escalonado y diferencial que en el impacto general de la medida”, se alegró un funcionario del equipo de comunicación, que reconoció en los voceros presidenciales a “verdaderos baqueanos” en dosificar malas noticias, especialmente en materia tarifaria.

 

 

En ese contexto, los quejidos de Mirtha Legrand no calaron hondo en el tridente que reporta a Peña. En la lectura interna del Gobierno, la primera medida antipática del año fue comunicada sin sobresaltos, a pesar de un arranque de 2018 donde el Gobierno reeditó los despidos que ejecuta en cada comienzo de ejercicio. Esta semana, con un primer paro nacional de ATE en contra, el ritmo de despidos públicos ya llegó a los 1.200 puestos y podría duplicarse en las próximas semanas.

 

 

Desde el lunes, dicen cerca del despacho presidencial, Macri retomará parte de su agenda de trabajo con una visita oficial a San Rafael, localidad del sur mendocino que queda a tiro de vuelo desde la residencia vacacional de Villa La Angostura, en Neuquén. El Gobierno sostuvo que, luego de la foto y el protocolo, el jefe de Estado volverá al remanso, pero otros sostienen que desde ese mismo día estará de regreso en su escritorio, aunque no por mucho tiempo, porque continuará con su descanso en forma intermitente y combinará el reposo de enero con algunas visitas al interior. En el Patio de las Palmeras también aseguraron que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, arrancará la segunda semana del año en su oficina, luego de festejar este domingo su cumpleaños 47 “lejos de Buenos Aires”, aunque todavía no está de vacaciones.

 

 

Junto a los pocos funcionarios que estrenaron el sopor de 2018 en los pasillos de la Rosada, también se dejó ver el titular de la AFIP, Alberto Abad, que no se privó de cruzar la Plaza de Mayo a pie para tomarse el subte D, con el mismo rostro áspero que le prodigó a Quintana durante las habituales reuniones que protagoniza en Balcarce 50 cuando lo convocan a comparecer.

En la cartera de Interior, mientras tanto, ya preparan un nuevo despacho para la flamante incorporación al organigrama que encabeza Frigerio: la inminente designación del ex embajador argentino en Ecuador Luis Juez, al frente de una nueva repartición, cuya composición deberá analizar Peña cuando regrese de Uruguay.