X
Este jueves vencía el plazo que Marcos Peña les había puesto a los dirigentes para que se pusieran de acuerdo en la metodología de la disputa pero aún no hubo avances. La encrucijada de los vice PRO.
Por 17/01/2019 18:55

Aunque el jefe de Gabinete Marcos Peña les pidió a los socios cordobeses macristas, radicales y lilitos de Cambiemos que eviten una interna para definir candidato a gobernador, los aspirantes que siguen en pie se encaminan a medirse en el comicio previsto para el 17 de marzo, en una provincia que no tiene PASO. La semana pasada, el ministro coordinador había solicitado una resolución de las diferencias antes de este jueves 17, es decir, a dos meses de la posible interna. A tono con ese pedido, las principales autoridades nacionales del PRO plantearon sin ambigüedades que desaconsejan una disputa dentro Cambiemos. Pero el espejo cordobés les devolvió otra imagen: los plazos políticos se vencieron y el escenario se encamina hacia la interna que el Gobierno no logra evitar. 

Sin embargo, la mayor paradoja de la interna provincial de Cambiemos ya no pasa por el previsible duelo entre dos radicales, como el diputado nacional Mario Negri, y el intendente de la capital provincial, Ramón Mestre, que se preparan para librar casi una interna partidaria en todos los distritos de la provincia que gobierna el peronista Juan Schiaretti sino por el rol que jugará el PRO cordobés, cuyos principales referentes irían como precandidatos a vicegobernador de los dos aspirantes radicales. El ex árbitro y diputado nacional Héctor “La Coneja” Baldassi ya blanqueó su interés por competir como compañero de fórmula de Negri. Del otro lado del mostrador, el radical Mestre podría estar acompañado por Gabriel Frizza, diputado nacional del PRO y ex intendente de Jesús María, o por la senadora nacional Laura Rodríguez Machado, que ya resignó su precandidatura a gobernadora a pedido de la Casa Rosada.

 

 

En diálogo con Letra P, fuentes macristas y radicales de la provincia admitieron que el escenario más posible sería una interna cordobesa dentro de Cambiemos, con el enfrentamiento de dos precandidatos a gobernador radicales y dos vices macristas. Pero dentro de la Casa Rosada tomaron distancia de ese escenario y confiaron que el tema será debatido en la próxima reunión de la mesa electoral del PRO, prevista para el lunes. Luego de esa cita, es posible una “intervención” del presidente Mauricio Macri que evite la confrontación. “Sigue siendo el gran elector en Córdoba y es posible que haga valer ese peso”, explicó una fuente partidaria, aunque existen dudas sobre la eficacia de esa jugada, ante la posibilidad de que el Presidente sea desautorizado por Mestre, que ya confirmó la realización de la interna.

 

 

Dentro del PRO cordobés, los principales dirigentes apuntan al 7 de febrero como la fecha final. “Si para esa fecha no están conformadas las fórmulas y los acuerdos, no hay tiempo para trabajar en una interna”, sostienen los principales dirigentes, vinculados al diputado nacional Nicolás Massot. En tanto, los dos precandidatos radicales se preparan para la disputa, mientras todo continúa sin definiciones concretas, salvo el paso al costado de la ex ucedeísta Rodríguez Machado y de Luis Juez, que resignó su máxima aspiración para disputar la intendencia de la capital cordobesa, dentro del armado que lidera Negri junto a Baldassi.

En medio de esas incertidumbres entre macristas y radicales, el gobernador Schiaretti ya confirmó su candidatura para buscar la reelección, en la elección desdoblada prevista para el 12 de mayo.

La Rosada no logra evitar la interna de Cambiemos en Córdoba

Este jueves vencía el plazo que Marcos Peña les había puesto a los dirigentes para que se pusieran de acuerdo en la metodología de la disputa pero aún no hubo avances. La encrucijada de los vice PRO. 

Aunque el jefe de Gabinete Marcos Peña les pidió a los socios cordobeses macristas, radicales y lilitos de Cambiemos que eviten una interna para definir candidato a gobernador, los aspirantes que siguen en pie se encaminan a medirse en el comicio previsto para el 17 de marzo, en una provincia que no tiene PASO. La semana pasada, el ministro coordinador había solicitado una resolución de las diferencias antes de este jueves 17, es decir, a dos meses de la posible interna. A tono con ese pedido, las principales autoridades nacionales del PRO plantearon sin ambigüedades que desaconsejan una disputa dentro Cambiemos. Pero el espejo cordobés les devolvió otra imagen: los plazos políticos se vencieron y el escenario se encamina hacia la interna que el Gobierno no logra evitar. 

Sin embargo, la mayor paradoja de la interna provincial de Cambiemos ya no pasa por el previsible duelo entre dos radicales, como el diputado nacional Mario Negri, y el intendente de la capital provincial, Ramón Mestre, que se preparan para librar casi una interna partidaria en todos los distritos de la provincia que gobierna el peronista Juan Schiaretti sino por el rol que jugará el PRO cordobés, cuyos principales referentes irían como precandidatos a vicegobernador de los dos aspirantes radicales. El ex árbitro y diputado nacional Héctor “La Coneja” Baldassi ya blanqueó su interés por competir como compañero de fórmula de Negri. Del otro lado del mostrador, el radical Mestre podría estar acompañado por Gabriel Frizza, diputado nacional del PRO y ex intendente de Jesús María, o por la senadora nacional Laura Rodríguez Machado, que ya resignó su precandidatura a gobernadora a pedido de la Casa Rosada.

 

 

En diálogo con Letra P, fuentes macristas y radicales de la provincia admitieron que el escenario más posible sería una interna cordobesa dentro de Cambiemos, con el enfrentamiento de dos precandidatos a gobernador radicales y dos vices macristas. Pero dentro de la Casa Rosada tomaron distancia de ese escenario y confiaron que el tema será debatido en la próxima reunión de la mesa electoral del PRO, prevista para el lunes. Luego de esa cita, es posible una “intervención” del presidente Mauricio Macri que evite la confrontación. “Sigue siendo el gran elector en Córdoba y es posible que haga valer ese peso”, explicó una fuente partidaria, aunque existen dudas sobre la eficacia de esa jugada, ante la posibilidad de que el Presidente sea desautorizado por Mestre, que ya confirmó la realización de la interna.

 

 

Dentro del PRO cordobés, los principales dirigentes apuntan al 7 de febrero como la fecha final. “Si para esa fecha no están conformadas las fórmulas y los acuerdos, no hay tiempo para trabajar en una interna”, sostienen los principales dirigentes, vinculados al diputado nacional Nicolás Massot. En tanto, los dos precandidatos radicales se preparan para la disputa, mientras todo continúa sin definiciones concretas, salvo el paso al costado de la ex ucedeísta Rodríguez Machado y de Luis Juez, que resignó su máxima aspiración para disputar la intendencia de la capital cordobesa, dentro del armado que lidera Negri junto a Baldassi.

En medio de esas incertidumbres entre macristas y radicales, el gobernador Schiaretti ya confirmó su candidatura para buscar la reelección, en la elección desdoblada prevista para el 12 de mayo.