A TODO O NADA

En estado deliberativo, el peronismo confirmó su cumbre en el CFI

Los gobernadores discutieron si era conveniente reunirse en el peor momento del Gobierno. Protagonismo de los más duros y ausencia de los dialoguistas. Preocupación por el discurso presidencial.

 

La reunión había sido anunciada el martes pasado en el mismo CFI, luego del encuentro que los gobernadores del peronismo mantuvieron con el jefe del interbloque Argentina Federal en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, Sergio Massa y los líderes de la CGT. Pero la magnitud de la crisis y la expectativa por los anuncios oficiales del lunes habían puesto un manto de duda sobre la organización. 

 

El debate sobre si es conveniente o no que los gobernadores opositores se muestren juntos en el CFI mientras el Gobierno atraviesa su momento más crítico marcó las conversaciones que los mandatarios mantuvieron entre sí este lunes, después de escuchar el mensaje presidencial. Los líderes peronistas quieren evitar que el oficialismo aproveche el cónclave para reforzar las acusaciones de “golpista” y “desestabilizador” que suele dedicarle al principal partido opositor.

 

 

“Si hay alguien que atenta contra el Gobierno no somos nosotros, son ellos mismos. El Presidente dio un discurso en el que no esbozó ninguna autocrítica, le echó la culpa de la crisis a los otros, al mundo, a los cuadernos. No llamó a la unidad, se victimizó, se dedicó a profundizar la grieta”, analizó ante Letra P el diputado del Bloque Justicialista Diego Bossio, que este martes será parte de la reunión con los gobernadores.

 

Según pudo saber este portal, a los gobernadores que ya estuvieron en el último encuentro, Gildo Insfrán (Formosa), Juan Manzur (Tucumán), Carlos Verna (La Pampa), Mariano Arcioni (Chubut) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero), se sumarían este martes la fueguina Rosana Bertone, la catamarqueña Lucía Corpacci y el riojano Sergio Casas. También fue invitado el santafesino Miguel Lifschitz, aunque el socialista no confirmó si asistirá. 

 

 

 

Ausentes estarán, otra vez, el salteño Juan Manuel Urtubey y el cordobés Juan Schiaretti, dos de los gobernadores de diálogo más fluido con la Casa Rosada. El gobernador de Salta fue el único mandatario que se pronunció este lunes tras el discurso presidencial. “Tengo importantes diferencias con los anuncios pero todos debemos ayudar porque si al gobierno le va mal a la gente le va peor”, escribió en su cuenta de Twitter.

 

“El discurso del Presidente sigue generando un clima de inestabilidad muy duro, con una clara falta de conducción y con medidas económicas que son un parche”, analizaron desde una provincia opositora. En diálogo con Letra P, un senador del interbloque Argentina Federal coincidió en la definición de los anuncios como “un parche” y afirmó que “no hay plan económico”. “Hay mucha preocupación. El mensaje del Presidente no transmite ninguna confianza”, agregó un diputado peronista.

 

La reunión del CFI comenzará a las 12 y los gobernadores decidirán durante el encuentro si emitirán un documento, cuyo borrador circuló este lunes entre distintos dirigentes. Poco después, a las 13, los ministros de Economía de las provincias llegarán a la Casa Rosada para negociar el Presupuesto con los funcionarios nacionales.

 

Martín Lousteau y Maximiliano Pullaro.
Martín Lousteau, el Sr. Cuórum.

También te puede interesar