X

El Gobierno no puede: puso todo pero el dólar voló otra vez

Por cuarto día consecutivo, la divisa se disparó y rozó los $30. El BCRA licitó 150 millones y vendió otros 300, de reservas. La Bolsa bajó -1,2% y el riesgo país marcó nuevo récord.
Redacción 29/06/2018 14:08

Otra jornada de alta tensión, con el dólar como protagonista ganando todas las pantallas de televisión, que no ofrecieron fútbol mundalista por el receso pre octavos de final. Este viernes, en el cuarto día consecutivo de trepada fuerte, el billete estadounidense volvió a dar un fuerte salto, de $1,20, con respecto al último cierre, pese a que el Gobierno hizo un enorme esfuerzo para frenarlo con dos intervenciones que le costaron 450 millones de la moneda estadounidense.

La tensión se expandió, una vez más, como una mancha de aceite de la plaza financiera y los organismos monatearios al mercado de la política, aunque las principales corrientes de la oposición -el peronismo en sus distintas vertientes- optaron por la prudencia y hasta por gestos de respaldo por parte de gobernadores del llamado peronismo responsable, que salieron a aclarar que no pondrán trabas a la aprobación del Presupuesto 2019, que el Gobierno está instalando ahora como la nueva clave para calmar a los mercados.

El dolar llegó a negociarse este viernes a $28,80 para la compra y 29,80 para la venta en el Banco Nación. Aunque terminó cerrando en $29,40. acumuló un alza de casi $2 en las últimas cuatro jornadas. 

El escenario de pesadilla se completó con otros dos datos negativos: el riesgo país perforó la berrara de los 600 puntos básicos y marcó el récord desde agosto de 2015, en tanto la Bolsa porteña, que había desplomado casi 9% el miércoles, llegó a hundirse 2,7%, aunque al final de las operaciones recortó la caída y terminó cayendo 1,2%.

 

 

NADA LO PARA. El Banco Central volvió a subastar otros U$S 150 millones a $29,12 para intentar frenar la corrida alcista, pero la maniobra fue en vano, lo que llevó a las autoridades a tomar la decisión de poner en el mercado otros 300 millones de dólares, en este caso no de los 7.500 que giró el Fondo Monetario Internacional (FMI), sino de las reservas propias.

 

 

Con estos precios, la divisa norteamericana llegó a estar 3,8% por encima de la cotización que tenía el 14 de junio último, día en que Federico Sturzenegger renunció a la presidencia del Banco Central.

En este contexto, el riesgo país superó la barrera de los 600 puntos básicos y alcanzó su mayor nivel en 34 meses.

Hasta el momento, las maniobras del Banco Central para controlar la divisa vienen fracasando. Ni la suba de tasas de referencia a 40%, que activó Federico Sturzenegger y mantuvo Luis Caputo, ni la mega oferta de U$S 5000 millones a 25 pesos alcanzaron para calmar el billete por más de un par de jornadas.

Tampoco trajo tranquilidad en los mercados el acuerdo firmado con el FMI para acceder a un préstamo de U$S 50 mil millones, ni la recategorización de Argentina a “país emergente”.