LA GUERRA FEDERAL

Macri acepta poner el Pacto Fiscal como prenda de negociación del Presupuesto

Como anticipó Letra P, los gobernadores analizan pedir la suspensión de la rebaja de ingresos brutos acordada con la Rosada para compensar el ajuste. El Gobierno abre la puerta al debate.

El Gobierno está dispuesto a poner sobre la mesa de negociación del Presupuesto 2019 el Pacto Fiscal que firmó con las provincias en noviembre de 2017, mediante el cual los gobernadores se comprometieron a reducir gradualmente el impuesto a los Ingresos Brutos en sus distritos y cuya suspensión ahora pedirían los mandatarios provinciales para compensar el ajuste que exige la Rosada sobre las cuentas públicas, como anticipó este miércoles Letra P.

 

Aunque todavía restan casi tres meses para que el Ejecutivo envíe el proyecto al Congreso, la Rosada y las provincias ya comenzaron a tener conversaciones para empezar a trazar los grandes lineamientos del Presupuesto. En el contacto con distintos referentes del oficialismo, los gobernadores dejaron en claro cuál será su pedido principal a la hora de sentarse a la mesa a discutir la letra chica de la ley: que el esfuerzo sea “equitativo”, repartido entre todas las jurisdicciones, incluidas la provincia de Buenos Aires y la Ciudad, los principales distritos que gobiernas Cambiemos.

 

“Está claro que no van a dejar que la Ciudad y la provincia de Buenos Aires tengan una situación holgada en un año electoral mientras ellos tienen que ajustar. Piden equidad, es lógico”, confió una fuente del oficialismo que forma parte de las conversaciones.  

 

Como relató Letra P, los gobernadores de mejor diálogo con la Rosada, Domingo Peppo (Chaco), Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Rosana Bertone (Entre Ríos) y Gustavo Bordet (Entre Ríos), se reunieron este lunes en la Casa de Entre Ríos y acordaron trabajar en conjunto para “cuidar los ingresos de las provincias” frente al pedido de ajuste del Gobierno. En ese encuentro también volvieron a poner la lupa sobre los subsidios que el Estado nacional gira a la Ciudad y la provincia de Buenos Aires en concepto de transporte, agua y electricidad. Según la cuenta que tienen los mandatarios, el Estado nacional podría ahorrar unos 60 mil millones de pesos si recortara las partidas que destina al área metropolitana. Ese reclamo también formará parte de la negociación por el Presupuesto.  

 

Los gobernadores quieren que el Estado nacional recorte los subsidios que gira a la Ciudad y a la provincia de Buenos Aires. 

 

 

Además de los temas que atañen a la distribución equitativa de los recursos, los gobernadores también analizaron la posibilidad de pedirle al Gobierno nacional la suspensión de la rebaja de Ingresos Brutos prevista en el Pacto Fiscal, como forma de amortiguar el recorte que aplicará el Gobierno en obras y transferencias a las provincias, a lo que se comprometió en el pacto que firmó con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

 

 

“Es una alternativa que se está barajando”, confirmó a este portal un dirigente de peso en la mesa de Cambiemos. De concretarse esa opción, el Congreso debería votar una adenda al Pacto Fiscal, que sería parte del mismo paquete del Presupuesto. En el peronismo saben que, aunque la ley vendrá con un ajuste, no votarla sería una opción peor que convalidar el recorte. De no tener ley de Presupuesto para 2019, el Gobierno apelará a la prórroga del aprobado para 2018, algo que en los hechos implica un ajuste mayor, en un contexto inflacionario como el actual, que ronda el 30 por ciento anual. Esa será la principal carta de negociación que el Gobierno nacional pondrá sobre la mesa.

 

Tanya Bertoldi y su tío Javier Bertoldi. El peronismo de Neuquén cruje por el acuerdo con Rolando Figueroa. 
El gobernador de La Pampa Sergio Ziliotto, también presidente del PJ provincial, junto a la vicegobernadora Alicia Mayoral, el presidente del congreso Marcelo Pedehontaá y la sindicalista y diputada provincial Patricia George.

También te puede interesar