X

La crisis se cobró otros dos peces gordos: Macri echó a Cabrera y a Aranguren

Tras desplazar a Sturzenegger, se encerró en Olivos para rediseñar su gabinete económico, como adelantó Letra P. El jefe de Energía era el Sr. Tarifazo. El otro, cuestionado duro por los industriales.
Redacción 16/06/2018 20:40

El presidente Mauricio Macri vuelve a enviar un contundente mensaje al Círculo Rojo. El jueves desplazó a Federico Sturzenegger del Banco Central y lo reemplazó por el entonces ministro de Finanzas Luis "Toto" Caputo, en un claro mensaje al mercado financiero. Este sábado, después de un sinfín de reuniones y llamados que realizó durante el viernes desde la Quina de Olivos, el Presidente lleva una nueva señal al mundo de los negocios y sacó del gabinete a los ministros Francisco Cabrera y Juan José Aranguren, a cargo de Producción y Energía y Minería, respectivamente.

Los retoques en el gabinete económico se aceleraron tras la escalada del dólar y la consecuente "renuncia" del titular del BCRA, enfrentado con la línea dura del Gobierno desde que se modificaron las metas inflacionarias, otro índice que preocupa y altera los planes de Cambiemos. Cabrera, que arrastraba una pésima relación con los industriales, será reemplazado por el economista Dante Sica, dueño de la consultora Abeceb ex secretario de Industria, Comercio y Minería del gobierno de Eduardo Duhalde. En tanto, el lugar de Aranguren, el funcionario señalado por la disparada de la inflación debido al incremento de las tarifas de servicios públicos y la vía libre a las petroleras para que suban el precio de las naftas, será ocupado por Javier Iguacel, un dirigente PRO referenciado con el ministro Jorge Triaca (Trabajo) y que hasta este sábado se desempeñó como titular de Vialidad Nacional.

 

 

En una columna que reedita este sábado el diario Clarín, Sica plasma su visión sobre el mercado laboral e industrial argentino y critica la "escasa generación de empleo, creciente informalidad, fragmentación laboral y exigua adaptación a los cambios tecnológicos". "Esta problemática obliga a impulsar sin dilaciones una nueva visión en las políticas de empleo que contemple un esquema de relaciones más flexibles y descentralizadas, con foco en la capacitación y elevada contención social", propone el economista, reconocido por sus contactos en Brasil, situación que pone en guardia a los industriales argentinos, siempre afectos a las conspiraciones.

Aranguren dejará el Gobierno, pero Cabrera será designado como presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) y asesor del presidente Macri, a quien lo une una amistad de años que explica, en cierta medida, el respaldo del primer mandatario ante los cruces recurrentes con los industriales, a los que acusó de "llorones".

A pesar de que la Casa Rosada niega una crisis económica, como señaló Letra P, Macri pasó la tarde del viernes junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, buscando variantes en su equipo económico, que desde hace días tiene una cabeza: el titular de Economia, Nicolás Dujovne, encargado también de la letra chica del ajuste que reclama el Fondo Monetario Internacional (FMI). La foto no es casual. Las horas que el Presidente pasó encerrado junto a su ministro coordinador preocupan al resto de los ministros, pero aclaran una situación: Peña ratifica su rol como hombre de máxima confianza del líder PRO.