¿RADICALISMO BICÉFALO?

Cornejo crece como vocero del malestar contenido de la UCR en Cambiemos

El gobernador mendocino le pidió al Gobierno que renegocie con las empresas de gas para atenuar el impacto del tarifazo. Temor por el impacto en la clase media, el principal electorado de Cambiemos.

La reunión de la mesa chica de Cambiemos que este lunes encabezó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, en la Casa Rosada, concluyó con una improvisada conferencia de prensa donde los representantes del radicalismo eligieron el silencio. Los representantes del PRO y la Coalición Cívica anticiparon el interés del oficialismo por contar con un 2019 sin primarias, salvo en los distritos donde haya PASO obligatorias. Sin embargo, el dato más resonante no fueron las definiciones del socio mayor y del socio menor del oficiaismo, sino el “silencio atroz” de las máximas autoridades de la Unión Cívica Radical, como su presidente, el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo.

 

La rauda partida de los radicales de Balcarce 50 luego del almuerzo con Peña despertó suspicacias por el notorio silencio de sus referentes. Las incógnitas se incrementaron una hora después del sigilo, cuando el sanrafaelino Ernesto Sanz, ex titular de la UCR, se dejó ver por la explanada norte de la Casa Rosada. No contestó las preguntas de la prensa y las fuentes del radicalismo primero relativizaron la presencia del abogado, pero luego de reconocerla explicaron que había ido “por otras razones vinculadas con la gestión, pero nada que tenga que ver con las cuestiones partidarias, ya que no tiene ninguna responsabilidad al respecto”. Según la versión oficial de la UCR, con una escasa diferencia de cuarenta minutos, Sanz y Cornejo pasaron por la Casa de Gobierno sin cruzarse, una explicación que no resultó convincente.

 

Antes del encuentro de la mesa chica de Cambiemos de este lunes, Macri recibió a los jefes radicales en Olivos por la tarde, luego de dos días de plenario partidario dentro del hotel Savoy, donde la UCR hizo un balance sobre la gestión de Cambiemos y su rol en la alianza oficialista. Fue una jornada marcada por la movilización que el sindicalismo bautizó como 21F. Ese día también se filtró que Sanz había pasado por los escritorios del poder y los escuderos del partido centenario mantuvieron silencio.

 

Este miércoles, mientras la atención de los medios se concentraba en la intervención del Partido justicialista, el titular del radicalismo Cornejo concedió un reportaje radial, donde contó parte de la reunión mantenida el día anterior en la Casa Rosada. En sus definiciones, surgen las razones del silencio que eligieron los representantes radicales luego del almuerzo con Peña, especialmente por las críticas que le dedicó el mandatario mendocino al tarifazo del gas. Con el ministro coordinador adelante, Cornejo le advirtió de las consecuencias políticas para Cambiemos del incremento de tarifas de servicios públicos, que perjudican principalmente a la clase media urbana, la base electoral del oficialismo, que el radicalismo considera en creciente vulneración, especialmente en la zona central del país.

 

 

 

GAS, GALLINAS Y HUEVOS DE ORO. Sin mencionarlo, Cornejo apuntó en privado al ministro de Energía, Juan José Aranguren. No hubo adjetivos sobre su función, pero reclamó renegociar con las empresas distribuidoras de gas “una adenda” del contrato para morigerar el impacto del tarifazo que se avecina. Ese pedido en privado, que resonó en los oídos de Peña, fue amplificado un día después, por radio Mitre, en un reportaje con el empresario Jorge Lanata: “En materia de tarifas del gas, la zona centro va a sufrir un alto impacto en sus cuentas durante el invierno y después. Son las tarifas que se firmaron hace un tiempo. Tienen un componente para ir sincerando el precio del gas y (otro) para compensar a las empresas por el retraso de tarifas. Se compone de porciones iguales: el costo del gas, la recomposición de tarifas en el CIADI, más la carga impositiva. Creemos que hay que revisar esos componentes. Que sincerar el gas sea más gradual, y recomponer la tarifa. Las empresas no deberían matar a las gallinas de huevos de oro. Esto se puede frustrar por futuros amparos en materia residencial de nuestros sectores medios. Si sucede vamos a volver atrás y corremos el riesgo de que explote la bomba de tiempo que dejaron (el ex ministro de Economía Axel) Kicillof y (la ex presidenta Cristina Fernández de) Kirchner, que se metieron con la energía”, equilibró Cornejo.

 

Tal como sostuvo en la reunión con los socios de Cambiemos, Cornejo empezó a delinear en público los mismos argumentos que escuchó la mesa chica del oficialismo. “Los subsidios fueron muy fuertes y el Gobierno está retirándose de eso y lo apoyamos. Pero los sectores medios se están retirando de los subsidios, pero que no sea de forma tan brusca como será en este invierno. Esos subsidios no mueven la aguja del déficit del sector público, mueve más la aguja el porcentaje de las empresas. Coincidimos con (la dipuada Elisa) Carrió en que esto afecta a los sectores medios”, disparó el mendocino, en una clave de preocupación que también atraviesa a parte del Gabinete.

 

 

 

LA PROPUESTA QUE NO GUSTÓ. Ante las consultas de este medio, un funcionario que participó de la reunión la definió como “buena y genuina” y reconoció que los radicales “pidieron más participación, aunque les dijimos que ya tenían cargos, y que las decisiones del Gobierno no son colegiadas, la decisión es muy finita. De hecho, Cornejo no tiene una mesa colegiada para definir su gestión”, contestó la fuente consultada.

 

Los hombres del Presidente pidieron propuestas en vez de quejas. “Le sugerimos que nos traigan propuestas alternativas y hasta ahora no llegan”, dijo la fuente, aunque Cornejo se encargó de ventilarlas en público: “En el caso del gas, le pediría una adenda de lo que se negoció, para que no cobren el aumento de esta etapa y la posterguen un poco. Claro que ya está firmado, pero podría firmarse una adenda y corregirse con la colaboración de las empresas distribuidoras. El golpe de esa tarifa va a ser un golpe fuerte”, vaticinó el mandatario mendocino, en un tono similar al que adoptó la semana pasada, durante la reunión del Comité Federal de la UCR que reunió a los caciques partidarios de las 24 provincias, además de los gobernadores radicales de Corrientes, Gustavo Valdés, y de Jujuy, Gerardo Morales.

 

El viernes pasado, Cornejo lanzó su primera crítica concreta sobre el impacto del tarifazo del gas y recordó desde Mendoza que “es mucho más perjudicial el fuego amigo que el fuego enemigo”. Parte de ese fuego se sintió en forma privada dentro de la Casa Rosada el lunes, fue ventilado con más detalles este martes y continuará este miércoles con una hiperactiva agenda pública. Al mediodía, será el invitado principal del ciclo "Cómo veo a la Argentina" organizado por el Rotary Club de Buenos Aires, en el Hotel Sheraton Libertador, coordinado por la periodista Clara Mariño. Allí hablará ante empresarios y periodistas invitados, donde podría hacer valer el peso de sus críticas “desde adentro de Cambiemos”.

 

Será una escala previa de la reunión prevista para la tarde del Comité Nacional del partido, en la calle Alsina, donde Cornejo se encontrará con todos los funcionarios radicales que integran el Gobierno: desde el ministro de Salud, Adolfo Rubinstein (que asesoró técnicamente a Sanz en su campaña como precandidato en 2015), hasta las segundas y terceras líneas que forman parte de la administración que conduce Macri.

 

 

 

Mauricio Macri, expresidente de Argentina y titular del PRO.
macri vs. bullrich: guerra por sillas clave y la marca pro en buenos aires

Las Más Leídas

También te puede interesar